Espacios masculinos: la decoración también es cosa de hombres

Cada vez más varones se esmeran en cuidar los detalles de los ambientes que habitan. Las claves que los definen.

Muchas veces se asocia erróneamente a la mujer con la decoración, quizá por una tradición que tiene que ver con las amas de casa. Pero lo cierto es que en las últimas décadas nuestra sociedad cambió tanto que los hombres han dejado de ser meros espectadores en muchas cuestiones diarias, como la cocina, el cuidado de los niños y los quehaceres domésticos, para ponerse al frente de cuestiones que también los atañan a ellos, y que hasta disfrutan como hobby en algunos casos.

Además, si tenemos en cuenta, que cada vez son más los hombres que viven solos, ya sea por ser solteros o separados, y buscan su propio espacio.

Y aquí es donde vemos que los colores pastel, los estampados florales, la vajilla de porcelana heredada de la abuela y decenas de almohadones esparcidos por toda la casa están cuasi prohibidos.

Deco en clave masculina

Es seguro que si uno entra al departamento de un hombre solo o de una mujer sola puede decir en un santiamén si es femenino o masculino. Lo más seguro es porque en los espacios masculinos menos es más y el lema es la simplicidad.

Cuantos menos muebles haya, ¡genial!; y cuanto más cómodos y funcionales sean, aún mejor.

En un espacio masculino nunca falta el rincón de recreación, y si es deportiva mejor: desde aparatos o accesorios para hacer ejercicio –como una bolsa de boxeo o una cinta de correr-, una TV de 60 pulgadas para ver desde fútbol hasta tejo playero en pantalla gigante… La oferta “deco” para varones es amplia y parte de una premisa: el hombre prefiere más espacio que muebles.

El lugar no solo tiene que ser lo suficientemente espacioso para que el propietario se sienta cómodo sino también para que tooodos sus amigos se sientan como en su casa. No puede faltar tampoco una heladera llena de cerveza y alguna cosita para picar… No hay demasiado que sumar: lo simple prevalece ante todo.

En caso de espacios para varones adolescentes o jóvenes, nada como buenos puffs, muebles con onda y almohadones y cuadritos o vinilos con toques masculinos pueden quedar de maravilla. Podés curiosear opciones con palets, que quedan súper bien.

Qué predomina en los espacios varoniles

  • Materiales decorativos

En los lugares de chicos, lo que predomina son los materiales robustos como el hormigón, el hierro, el vidrio, el acero o la madera que van acompañados perfectamente con tejidos naturales y resistentes, como la piel, el terciopelo, el algodón o la lana.

  • Los colores

La paleta de colores no sale mucho de los claros como blanco o beige y, casi sin escalas, llegan a los más oscuros de azules y grises, sin dejar fuera al infaltable negro, consiguiendo así espacios sobrios y muy elegantes.

  • El mobiliario

Si hay algo que define los espacios masculinos son los muebles de líneas rectas, puras y de formas lisas. Y algo que define la decoración simplista es la escasez de adornos para dar un aire sencillo, sobrio y sofisticado. Siempre con pocos elementos pero muy bien escogidos. Algo que se repite en este tipo de espacios son los muebles de calidad y el estilo contemporáneo, dando como resultado ambientes elegantes, sencillos, prácticos y fáciles de limpiar

  • Los complementos

Pero este estilo simple y práctico no quiere decir que no haya ninguna decoración en los ambientes: Los cuadros abstractos, las esculturas, recuerdos de viajes, relojes de arena, algún que otro elemento metálico -como vasijas, cuadros escultóricos, marcos de fotos, lámparas, etc.- y las infaltables fotografías, predominando las de blanco y negro. Es muy común ver la estética British con las típicas láminas o vinilos de “Keep Calm” o almohadones con la bandera inglesa.

Tips de decoración para espacios masculinos

La decoración no es fácil y para ello existen millones de profesionales que trabajan de eso. Pero si la idea es hacerlo por nuestra cuenta, aquí dejamos algunas claves importantes a tener en cuenta antes de adentrarse en este fascinante mundo deco.

  • Crear un lugar para tu hobby: Siempre es bueno tener un lugar dedicado a esa pasión que nos motiva o algo que nos guste hacer muchos. Puede ser desde el lugar para ver los partidos de fútbol –o cualquier otro deporte- o un espacio para la lectura, la música si se toca algún instrumento o sólo para escucharla, para pintar o hacer algo con las herramientas o simplemente para tomar un café.
  • Menos es más: Es EL lema de los espacios masculinos. La idea principal es que estos lugares sean funcionales y sencillos. Aquí lo que hay que tener en cuenta es que todo lo que se elija tiene que servir para algo. Tener cosas de más sólo va a traer caos al hogar ya que es difícil mantenerlo ordenado y la limpieza también se hace más dificultosa.

  • Paredes limpias: La decoración de las paredes debe ser sencilla y limitarse a no más de dos piezas de arte o, por qué no, fotos que sean preferentemente en blanco y negro.
  • Jardín seco: En general –obviamente que no es cuestión de poner a todos los hombres en la misma bolsa- el cuidado de las plantas no es la actividad por excelencia de los chicos, por lo que una gran opción para tener un poco de verde es poner cactus porque no requieren mucho mantenimiento. Siempre queda bien ya sea en grandes o pequeños espacios, y da vida al hogar.
  • Los colores neutros: No sólo ayudan a armonizar el lugar, sino que hacen que los  objetos decorativos sean más llamativos, ya sea por su color, la forma o el material.
  • Romper con el esquema: No es una mala idea elegir objetos de arte o antiguos. ¡No todo tiene que estar “combinado”! A veces mezclar algunos estilos realza el lugar.
  • Las formas: Las que predominan son las anguladas, rectas. Mejor olvidar las formas orgánicas redondeadas.

  • A lo grande: Lo que queda muy bien es cuando se instala un centro focal que denote gran tamaño, como una silla grande, una gran lámpara, un cuadro o una escultura lo suficientemente grande. Todo se trata del tamaño.
  • Sofisticado y elegante: Para conseguir un aire sofisticado y de una elegancia atemporal, hay que recurrir a los muebles construidos con maderas ricas o enchapados en ellas: wengue, ebano, zebrano.
  • Ponerle carácter al hogar: Si existe un mueble masculino por excelencia ese es el sofá Chesterfield tapizado en cuero. Es muy representativo de los salones ingleses, lugares en los que se reunían los caballeros burgueses.
  • Detalles: Si lo que se busca es un estilo contemporáneo hay algunas cosas a tener en cuenta como los detalles cromados en las patas de los muebles auxiliares. También combinar el mobiliario con texturas como el cuero, denim, tweed, corderoy, entre otras.
  • Nada de distracciones: Es súper importancia sacar cualquier elemento que distraiga y centrarse en piezas básicas pero contundentes. La introducción de algún elemento icónico y atemporal como centro del salón, además de que restará puntos, dará al ambiente un plus de clase.

  • La luz: Es el elemento que va a definir todo. Las luces que tienen un atenuador de intensidad pueden ser un gran aliado ya que así se podrá subir o bajar la luz de una habitación según tus necesidades en cada momento. Una buena lámpara de pie también dará un toque súper canchero y sofisticado a la vez.
  • Nada librado al azar: Los objetos no se colocan sólo para llenar los espacios. Todo lo contrario. Cada uno de ellos tiene que trasmitir el gusto y la estética de la persona que habita la casa.
¿Todavía no te registraste en Mercado Libre? Quiero registrarme