Beneficios de la actividad física: ganá salud y bienestar

Cada vez más gente toma conciencia de las bondades de la actividad física. Por qué es clave para mantenerse saludable en todos los planos.

Poner el cuerpo en movimiento es clave. Todas las personas pueden y deben realizar alguna actividad que sea acorde con cada etapa de la vida para mantenerse saludables y prevenir enfermedades. Es más: cada vez más médicos recomiendan llevar una rutina de ejercicios para no sufrir los efectos del sedentarismo y los malos hábitos. Los beneficios de la actividad física son muchos y tienen un gran impacto, tanto en términos fisiológicos y psicológicos como sociales.

importancia de la actividad fisica

Podés leer: Beneficios del entrenamiento funcional que podés aprovechar

Importancia de la actividad física: por qué entrenar

Moverse es bueno para el organismo. Es decir, tiene importantes beneficios fisiológicos:

  • El ejercicio ayuda a reducir el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.
  • Activa el sistema circulatorio y eleva el colesterol bueno.
  • Reduce la presión arterial alta.
  • Evita la retención de líquidos y la aparición de várices.
  • Ayuda a prevenir el cáncer de colon y otros tipos de tumores malignos.
  • Permite controlar los niveles de glucosa,  fundamental para los diabéticos.
  • Es una herramienta eficaz para controlar el sobrepeso, la obesidad y reducir la grasa corporal.
  • Fortalece los huesos y aumenta la densidad ósea.
  • Fortalece y tonifica los músculos, disminuye la rigidez y mejora la resistencia física, por lo que ayuda a hacer esfuerzos reduciendo la fatiga y el cansancio muscular.
  • Aporta agilidad y firmeza.

Actividad física y salud

Además, el ejercicio físico también tiene efectos psicológicos positivos, tanto a nivel personal como social:

  • Mejora el estado de ánimo y disminuye el estrés, la ansiedad y la depresión.
  • Ayuda a aumentar y mejorar la autoestima y proporciona bienestar emocional.
  • Aumenta la autonomía.

A nivel social:

  • Fomenta la sociabilidad, estimulando la integración y ayudando a crear y fortalecer lazos de compañerismo.

estilos de vida saludable

Podés leer: Cómo perder grasa abdominal: menos centímetros, más salud

Estilos de vida saludable para vivir mejor

Se considera que llevamos un estilo de vida saludable cuando, en nuestra rutina cotidiana, incluimos hábitos que nos ayudan a estar más sanos, físicamente activos y de buen ánimo.

Llevar un estilo de vida saludable no es difícil: hay que estar decididos a hacer un cambio de rumbo y orientarse a mejorar la calidad de vida. Por supuesto, todo cambio debe hacerse paulatinamente, para obtener mejores resultados y, sobre todo, para que podamos sostenerlo en el tiempo.

Cómo implementar hábitos saludables

La respuesta es muy simple: hay que hacer actividad física y llevar una alimentación sana y equilibrada.

Comer bien es clave. Los nutrientes que necesitamos se dividen en 5 diferentes grupos: hidratos de carbono, grasas, proteínas, minerales y vitaminas y minerales, combinados de manera equilibrada. Entonces, una dieta sana debe incluir los siguientes alimentos y costumbres:

  • Frutas y verduras.
  • Cereales y frutos secos.
  • Pescado, preferentemente azules, como el atún y el salmón, ricos en Omega 3, proteínas y minerales.
  • Carnes rojas (en menor cantidad) y pollo.
  • Panes y pastas elaborados con harina integral.
  • Aceite de oliva, controlando la ingesta diaria en cocciones y aderezo de ensaladas.
  • Cocinar los alimentos al vapor, al horno o a la plancha, evitando las frituras.
  • Evitar los alimentos precocidos y los embutidos.
  • Evitar las golosinas. las bebidas gaseosas y las azúcares refinadas.
  • Evitar los snacks.
  • Reducir la ingesta de bebidas alcohólicas.

habitos saludables

Leé también:  Beneficios de Pilates: un gran aliado de la salud

Actividad física y salud: una relación fundamental

Para disfrutar los beneficios de la actividad física no se necesita ser un gran deportista. Sólo hay que empezar y sostenerlo. Nunca es tarde. Vale la pena ponerse en movimiento hoy mismo para empezar a sentir los efectos sobre la resistencia cardiorrespiratoria, la fuerza muscular, la flexibilidad y la coordinación. Te contamos de qué manera influye de manera positiva en estas áreas.

Resistencia cardiorrespiratoria

Cuando realizamos un esfuerzo físico, el corazón y los pulmones necesitan un tiempo de adaptación para llevar la suficiente sangre oxigenada hacia los músculos. Cuando el organismo puede soportar, durante un período largo de tiempo, los movimientos donde intervienen muchos músculos, quiere decir que estamos en presencia de una buena resistencia. Podés fortalecerla con:

Tené en cuenta que es fundamental comenzar con rutinas suaves y cortas, para luego ir  aumentando de a poco la cantidad de ejercicios, el tiempo y la fuerza que le dedicamos.

habitos saludables

Podés leer: Beneficios de zumba: la diversión que adelgaza

Resistencia muscular y fuerza

La resistencia muscular es la capacidad para mantener los movimientos de tensión y contracción durante un tiempo prolongado. Para ejercitarla y aumentarla, hay ejercicios muy eficaces:

  • Usar tu propio peso podés trepar y correr.
  • Aprovechar el peso de un compañero, jugar a la carretilla, jugar a tirar de la soga.
  • Hacer actividades dinámicas, como lanzar una pelota, ejercicios con aparatos en un gimnasio o transportar objetos.

Recordá que para empezar a sentir los beneficios del ejercicio, es importante sostenerlo por, al menos, 30 minutos diarios, todos los días.

No olvides el momento de precalentamiento para estirar músculos y articulaciones y prevenir lesiones, y el estiramiento final, para evitar contracturas y eliminar el ácido láctico acumulado en los músculos.

RESISTENCIA CARDIORRESPIRATORIA

Podés leer: Cuáles son los beneficios de la bicicleta fija

Actividad física y flexibilidad

Es indispensable para realizar movimientos con la mayor amplitud y agilidad posible. Para mejorarla, podés realizar las siguientes rutinas:

  • Elongar suavemente los diferentes músculos del cuerpo.
  • Bailar: aunque no lo creas, el baile te da agilidad y soltura de movimientos.

Tenés que saber que aumentar la flexibilidad es un proceso que exige constancia y tiempo. Los resultados se ven a largo plazo, pero son muy valiosos.

actividad física y COORDINACIÓN

Podés leer: Tipos de bicicletas: opciones y modelos para cada necesidad

Ejercicio y coordinación

Se llama coordinación motriz a la capacidad de usar los sentidos de la vista y el oído en conjunto con los movimientos de diferentes partes del cuerpo. Como todas las habilidades, se puede trabajar para aumentarla y mejorarla con algunos hábitos y ejercicios:

  • Practicar el equilibrio corporal.
  • Andar en bicicleta.
  • Caminar sobre una barra fija.
  • Practicar coreografías.

Tener una buena coordinación motriz ayuda a aumentar la destreza física y a evitar caídas y accidentes.

FUERZA Y RESISTENCIA MUSCULAR

Podés leer: Running: cómo empezar a correr en cinta

Ya sabés, entonces, que para tener una mejor calidad de vida hay que ponerse en movimiento y llevar una alimentación balanceada y nutritiva. Los efectos son poderosos y, sin dudas, te van a ayudar a vivir mejor. No dejes pasar más tiempo ¡Empezá hoy mismo!

Seguí leyendo:

¿Todavía no te registraste en Mercado Libre? Quiero registrarme