Fascitis plantar: tratamiento para aliviar el dolor

El dolor en la planta del pie es un problema frecuente y afecta en mayor proporción a deportistas y mujeres. Qué es y cómo se trata. Cómo aliviar el cuadro.

Muchas personas, y sobre todo los deportistas y las mujeres, sufren un dolor fuerte y punzante en la planta del pie. En general, tiene que ver con la inflamación de las fascias, que son membranas que cubren músculos y articulaciones. Aquí, lo que debés saber sobre fascitis plantar, tratamiento y cómo curarla de manera efectiva.

dolor en la planta del pie

Podés ver taloneras de silicona en Mercado Libre

Qué es fascitis plantar

La fascitis plantar es una inflamación en la fascia de la planta del pie. La fascia plantar es una membrana de tejido elástico que recorre desde el talón hasta por debajo de los dedos del pie y funciona como un amortiguador cuando caminamos.

dolor en el talon

Podés leer:  Pies fríos: causas y soluciones de un problema frecuente

La fascia plantar tiene una función importantísima al caminar y, su inflamación, produce molestia al apoyar el pie. En casos más graves, es tal el dolor que prácticamente no se puede caminar y hay que estar inmovilizados hasta que el cuadro ceda.

Esta patología suele afectar en mayor proporción a los deportistas -sobre todo a los corredores-, aunque también puede ocurrir en personas que no practiquen ningún deporte, sobre todo a partir de los 45 años.

Dentro de este grupo, las más afectadas son las mujeres que usan taco alto, debido a que la mala posición del pie hace que esa zona se inflame, provocando una fuerte molestia o dolor. Esto produce un acortamiento de la musculatura posterior de la pierna, y cuanto mayor es dicho acortamiento, mayores son las probabilidades de que se inflame.

como curar la fascitis plantar

Leé más: Cuáles son los distintos tipos de pisada y cómo reconocerlos

Fascitis plantar: cómo aliviar los síntomas

  • Usá calzado cómodo, bien almohadillado.
  • Usá un calzado acorde a la actividad que realices. Si hacés deporte o actividades de alto impacto, procurá usar zapatillas deportivas que se adapten a tu necesidad. En caso de que sea necesario, podés usar plantillas especiales.
  • Evitá estar descalzo durante mucho tiempo, ya que la mala postura del pie puede hacer que los dolores se incrementen.
  • Si sentís mucho dolor, podés tomar un antiinflamatorio y aplicarte frío. Durante ese momento, mantené el pie quieto y relajado.

dolor en el talon

Podés ver elementos para spa de pies en Mercado Libre

  • Tratá de descansar el pie lo máximo posible. No hagas esfuerzos innecesarios porque hará que la inflamación se mantenga durante más tiempo.
  • Si notás que tu pie no está del todo cómodo dentro del calzado, comenzá a usar plantillas que logren mejorar la situación. Es importante que esto lo hagas incluso antes de sentir una molestia o dolor. Te ayudará a prevenir dolencias mayores.
  • Realizá ejercicios de estiramiento luego de realizar actividad física, estar mucho tiempo parado o caminar. También podés hacerlo al comenzar o finalizar el día.
  • Si tenés pisada pronadora, que es cuando pisás con la parte exterior del talón y con la parte interior en la parte delantera del pie, lo mejor es que uses plantillas para acomodar la pisada antes de que aparezcan las molestias.

talonera de silicona

Podés leer:  Cómo agrandar zapatos: tips para evitar que te incomoden

Cómo curar la fascitis plantar

En el caso de las mujeres que sufren fascitis plantar, lo primero que hay que hacer es reducir el uso de zapatos de taco alto. Lo ideal es no hacerlo de un día para el otro: intercalá entre un zapato de taco y uno plano y, de a poco, reemplazalo directamente por tacos de menos centímetros. Reducir el taco de un día para el otro puede causar lesiones mayores debido al alto impacto que generan ambas diferencias.

Si bien la inflamación puede tratarse de manera sencilla, la clave es encontrar un tratamiento que sea eficaz para que no vuelva a ocurrir. Según los médicos, lo más recomendado para esta dolencia es combinar una medicación antiinflamatoria, para que el paciente sienta menos dolor, junto a sesiones de fisioterapia para disminuir la hinchazón. En general, estas terapias incluyen ejercicios de estiramiento.

En caso de que la fascitis plantar se produzca debido a una mala pisada, lo ideal es diseñar plantillas a medida para que la zona afectada se sienta con menos presión. Una vez que el paciente encontró la plantilla adecuada y baje el nivel de dolor, se puede volver a realizar actividad física.

Para retomar cualquier tipo de ejercicio, luego de superada la fase más crítica de inflamación y dolor es fundamental encarar cambios de hábitos saludables que ayuden a cuidar la musculatura: podés hacerte un estudio para evaluar tu tipo de pisada, además de hacer ejercicios de estiramiento y usar buen calzado.

masajes para dolor de talon

Podés ver masajeadores de pie en Mercado Libre

Fascitis plantar: ejercicios recomendados

Compartimos una lista de ejercicios efectivos que podés realizar en casa para disminuir el dolor en la planta del pie:

  • Estiramiento simple: frente a una pared, apoyá ambas manos. Las piernas, una adelante y otra por detrás. La pierna de adelante debe estar ligeramente flexionada, mientras que la trasera debe estar estirada con la planta del pie en el piso, sin levantarla. Sin cambiar de posición, incliná el cuerpo hacia delante. Sentirás tensión en la pantorrilla. Mantenelo unos segundos y relajá. Repetí el ejercicio durante, al menos, 10 veces con la pierna que sientas la molestia. Podés ver: Ejercicios de elongación para un cuerpo sano y flexible.
  • Estiramiento con cinta: tomá una cinta gruesa o una toalla y sentate en el piso con las pierna estiradas, los dedos mirando hacia el cielo y el tronco erguido. Pasá la cinta o la toalla por los pies, justo por debajo de los dedos, y tirá de ella hacia tu cuerpo. Sentirás un tirón en la parte de las pantorrillas, procurá mantener esta posición durante unos segundos y luego relajá. Volvé a repetirlo.
  • Peso sobre una pierna: procurá estar sobre un punto de apoyo estable y colocá sobre la pierna del pie lesionado todo el peso de tu cuerpo. Levantá la otra pierna. De manera progresiva y lenta para no perder el equilibrio, levantá lentamente la parte trasera del pie hasta dejar todo el peso del cuerpo sostenido por los dedos. Mantené la posición durante unos minutos y, cuando bajes, hacelo de manera suave para no perder el equilibrio ni sobrecargar el empeine. Repetí el ejercicio durante, al menos, 10 veces.
  • Ejercicio en frío: colocá una botella pequeña con agua en la heladera y dejala enfriar. Luego, retirala de la heladera y hacela rodar hacia adelante y hacia atrás con el pie desnudo. No coloques ningún paño entre tu pie y la botella ya que este ejercicio, además de ayudar a relajar la zona afectada, es bueno para desinflamar la planta del pie por la aplicación de frío. Este ejercicio es perfecto para después de realizar actividad física o una caminata larga.

cómo curar talones agrietados

También te puede interesar: Cómo curar talones agrietados y cuidar los pies

Si los métodos caseros no funcionan y el dolor fuerte se mantiene, podés recurrir a otras alternativas.

Plantillas para fascitis plantar

Las plantillas ortopédicas son uno de los tratamientos más frecuentes para esta afección. Se colocan dentro del calzado y, para que sean realmente efectivas, se deben mandar a fabricar de manera personalizada para que calcen justo en el pie de cada uno.

dolor en la planta del pie

Podés encontrar elementos de podología y cuidado el pie en Mercado Libre

Plantillas de gel

Las plantillas de gel son una variante de las plantillas ortopédicas que suelen funcionar muy bien para este tipo de dolencias. También podés usar:

  • Taloneras de silicona.
  • Férula noctura.
  • Almohadillas y vendajes.

Existen otros casos más graves, en donde los síntomas no mejoran solo con tomar analgésicos o con estiramiento sencillos. Otras recomendaciones para los casos más severos son:

  • Ultrasonido: los especialistas lo recomiendan para mejorar los síntomas que esta afección produce.
  • Acupuntura: es otra buena alternativa para curar esta patología. Recordá que para aplicarla es necesario recurrir a un experto.
  • Cirugía: los casos que necesitan cirugía son los menos, pero puede ocurrir que en casos muy extremos se necesite recurrir al quirófano para mejorar los síntomas. La operación es muy sencilla y consiste en desprender la fascia del talón.

recetas de batidos para celulitis

Podés leer: Cómo adelgazar las piernas: menos centímetros, más salud

Seguí leyendo:

¿Todavía no te registraste en Mercado Libre? Quiero registrarme