Intoxicación por monóxido de carbono: claves para prevenir

Cada invierno, el número de intoxicados y muertos por culpa del gas no para crecer. Lo que debés saber para cuidarte y evitar accidentes.

La cantidad de internaciones y fallecidos por escapes de gas se dispara en los meses de frío. Sólo en Argentina, se cobra 2.300 vidas por año. Por eso, los expertos advierten que es clave tomar conciencia sobre el enorme riesgo que suponen las estufas, calefones y otros aparatos que tenemos en el hogar si están mal conectadas o les falta mantenimiento. Te contamos todo lo que debés saber sobre calefacción segura, intoxicación con monóxido de carbono, signos de alerta y precauciones para prevenir y evitar accidentes.

Todos sabemos que el monóxido de carbono es peligroso para los humanos y animales, ya que puede causar envenenamiento por su inhalación. Pero subestimamos el tema cuando descuidamos los aparatos que producen este elemento y que pueden dañar nuestra salud si no tomamos algunos recaudos. Te acercamos información útil para cuidar a tu hogar y a tu familia.

Qué es el monóxido de carbono

El monóxido de carbono es un gas inolor, invisible y altamente tóxico, que puede ser venenoso para los seres vivos. Si bien la fuente primaria son los automóviles, este gas puede derivar de aparatos que utilizamos en el hogar, como estufas, calefactores, cocinas y calefones, entre otros.

Ingresa al cuerpo a través de las vías respiratorias y puede provocar intoxicaciones de distinta gravedad. Su mayor peligro radica en  que no es detectable a través de los sentidos. Carece de olor, sabor y color, y tampoco irrita los ojos ni la nariz. Por eso se lo conoce como “el asesino invisible”, porque la persona que lo inhala no lo percibe y su principal peculiaridad es que provoca pérdida de conciencia, por lo que podríamos no percibir con claridad los síntomas previos cuando se acumula en el organismo en grandes cantidades.

síntomas monóxido de carbono

Podér ver detectores de monóxido de carbono y gases en Mercado Libre

Qué aparatos son riesgosos

Para evitar accidentes y prevenir, lo primero es saber cuáles son los posibles equipos de combustión en los que este gas está presente:

  • Calentadores a gas.
  • Cocinas y hornos a gas.
  • Parrillas de carbón.
  • Estufas y calentadores de leña.
  • Chimeneas a gas, con y sin ventilación.
  • Automóviles.

Las estufas y calefactores no son inseguras de por sí; los problemas se producen cuando están mal conectadas o defectuosas, o si colocamos un aparato inadecuado para un ambiente específico.

estufas cataliticas

Podés ver estufas y calefactores tiro balanceado en Mercado Libre

Síntomas de intoxicación con monóxido de carbono

Algunas señales pueden advertir un cuadro de intoxicación:

  • Dolor de cabeza.
  • Fatiga.
  • Mareos.
  • Náuseas.
  • Vómitos.
  • Desorientación o somnolencia.

tiro balanceado longvie

Podés leer: Cómo calefaccionar una casa

Cómo prevenir accidentes con gas

Ante la llegada del invierno, es importante tomar precauciones para evitar las intoxicaciones por inhalación de monóxido de carbono. Compartimos recomendaciones para tener en cuenta al momento de cocinar, bañarse o calefaccionar el hogar.

  • Como los accidentes se producen cuando la combustión es deficiente o falta ventilación, es fundamental asegurarse de que el funcionamiento de los artefactos sea correcto.
  • Instalar y hacer revisar periódicamente los artefactos por un gasista matriculado.
  • Verificar que la llama de los artefactos sea azul. Si su tonalidad es anaranjada, los artefactos funcionan en forma defectuosa.
  • Asegurarse la ventilación permanente de los ambientes (a través de rejillas compensadoras reglamentarias).
  • Es indispensable que las salidas de gases al exterior estén libres de obstrucciones y colocadas en forma reglamentaria. La mayoría de los accidentes fatales se deben a artefactos con conductos defectuosos o mal instalados.

calefactor electrico bajo consumo

Podés ver paneles calefactores eléctricos en Mercado Libre

  • No colocar artefactos a gas en baños.
  • En dormitorios, sólo estufas que sean de tiro balanceado, y aún así dejar abierta una ventana y no encerrarse.
  • No utilizar hornallas y hornos de la cocina para calefaccionar el ambiente.
  • Asegurarse de que la llave de paso de la cocina se encuentre a un lado del artefacto y al alcance de la mano, a fin de poder cerrar la salida de gas de manera ágil.
  • No hacer funcionar máquinas que funcionan a nafta o gas en lugares cerrados: autos, grupos electrógenos, entre otros.
  • No encender carbón dentro de casa.
  • Revisar todas las ventilaciones del hogar.
  • No dejar los braseros encendidos.
  • Vigilar en todo momento posibles defectos de los aparatos de gas.
  • Dejar siempre entre 3 y 5 centímetros abierta alguna ventana.

Qué hacer frente a un caso de intoxicación

Ante síntomas de intoxicación por monóxido de carbono, lo que debemos hacer es:

  • Retirar a los afectados del ambiente contaminado.
  • Hacerle respirar aire fresco es uno de los primeros auxilios por excelencia.
  • Llevarlos al Hospital o al Centro asistencial más próximo, aunque hayan recuperado el conocimiento o se sientan bien.
  • Si es posible, procurar abrir puertas y ventanas así como apagar la fuente emisora de monóxido de carbono.

Signos y síntomas de una intoxicación por monóxido de carbono

Podés leer: Cómo calentar la casa en invierno

Detectores de monóxido de carbono

Un buen aliado para prevenir intoxicaciones es tener un detector de monóxido de carbono o detector de CO. Es un aparato que, como su nombre lo indica, tiene la función de verificar cuáles son los niveles de este gas en un ambiente.

La ventaja es que, como la evaluación del aire es continua, sabrás si el ambiente en tu casa puede ser proclive o no a tener altos niveles de monóxido, con lo que a la vez verificás la calidad del aire que estás respirando y podés saber cuándo ventilar.

Podés encontrar este aparato también con otros nombres, como detector de fugas de gas o detector de gas natural.

Cómo funciona un detector de mónoxido de carbono

El dispositivo trabaja de manera simple: cuando hay un aumento peligroso de monóxido de carbono en el aire, se dispara una alarma (similar a las de los detectores de humo), con lo que sabrás que el aire está contaminado y evitarás el riesgo de intoxicación o envenenamiento.

estufas electricas bajo consumo

Podér ver estufas y calefactores eléctricos en Mercado Libre

Cómo instalar un detector de monóxido de carbono

La instalación de esta clase de alarmas es muy fácil. Es importante ubicarlo en la habitación que querés monitorear y chequear que tenga bien las baterías o la conexión eléctrica.

En algunos casos, se instala en las cocinas de las casas para controlar los niveles de monóxido de las cocinas a gas.

Existen varios tipos de estos dispositivos, desde el más simple, que solo dispara una alarma, hasta aquellos que tienen una conexión con los servicios de emergencia y envía una señal que indica la necesidad de ayuda especializada para sanear el ambiente.

¿Todavía no te registraste en Mercado Libre? Quiero registrarme