Tipos de té: propiedades y beneficios de cada uno

Conocer las propiedades de las distintas variedades de té y las maneras de prepararlos te permitirá disfrutar mejor sus bondades.

Hace siglos que diferentes culturas, de los rincones más diversos del mundo, disfrutan sus múltiples bondades. El té es una infusión, un rito, una bebida que nos acompaña desde el desayuno hasta la noche. Se puede tomar frío o caliente y, según su variedad, tiene distintas propiedades y beneficios. Conocer cuáles son los tipos de té es el primer paso para sumergirse en un universo maravilloso.

Para relajar nuestro cuerpo, para descongestionarlo o para mejorar la digestión. Para acompañar un buen plato, para disfrutar, para acompañar una charla entre amigos. Hay un tipo de té para cada lugar y ocasión y para cada paladar. Más o menos dulces, más suaves o súper intensos, las opciones son tantas como sus posibles combinaciones. Te invitamos a recorrer un mundo exquisito.

Variedades de té

Hay características comunes a todos los tipos de té, pero cada uno tiene propiedades y beneficios específicos para nuestro organismo. No sólo podemos hablar de un sabor distintivo sino también de recomendaciones particulares a la hora de beberlos y disfrutarlos. Conocé cada una de las opciones más populares y sumergite en el maravilloso y saludable mundo del té.

Podés encontrar todos los tipos de té en Mercado Libre

Té blanco

El origen de este té es el Lejano Oriente: China siglo XVIII, para ser más específicos. En ese entonces se le atribuía el poder de otorgar eterna juventud e inmortalidad. Desde siempre, se lo considera uno de los mejores tipos de té, ya que se seleccionan de manera cuidadosa los brotes más tiernos y jóvenes.

Entre las propiedades más beneficiosas del té blanco se destacan su riqueza en antioxidantes, que ayuda a combatir el envejecimiento, y su protección contra daños hepáticos. También ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares y algunos tipos de cáncer, mejora la salud de nuestra piel y del pelo y ayuda a mantenernos alerta y con buen humor, porque estimulación la producción de serotonina y dopamina en el cerebro, que ayudan a su vez a perder peso.

Té verde

Hoy en día, el té verde es uno de los más populares y una de las variedades más investigadas por la ciencia. A diferencia de otros tés, se elabora a partir de hojas de té no fermentadas y posee menos teína que el té negro. Cabe aclarar que no debe ser confundido con el café verde, ya que no son lo mismo.

Una de sus propiedades más difundidas en los últimos años tienen que ver con beneficios a la hora de perder peso, ya que estimula el metabolismo. Pero no es el único beneficio: también ayuda a prevenir el cáncer y los problemas cardiovasculares, al reducir la presión sanguínea; protege la salud de nuestros huesos; mejora nuestra memoria; ayuda a combatir infecciones y alergias; fortalece nuestro sistema inmunológico; beneficia la salud visual, reduce el estrés y aporta vitaminas A, C y E.

A tener en cuenta: los profesionales desaconsejan el consumo de té verde a embarazadas, mujeres en época de lactancia y a personas con hipertensión. Podés ver: Beneficios del té verde: la infusión saludable.

Té rojo

Al té rojo también se lo conoce como “pu erh”, que significa “té de los emperadores”. Fue descubierto por casualidad al intentar alargar la duración y conservación del té. Es la variedad que presenta la menor cantidad de contraindicaciones al consumirlo.

Posee varias propiedades para nuestro organismo: es muy bueno para la salud del hígado; ayuda a desintoxicar el cuerpo y a perder peso; regula el colesterol; es antioxidante y bueno para la digestión; refuerza el sistema inmunológico y mejora el humor y el bienestar general.

Los profesionales desaconsejan el consumo de té rojo a embarazadas, mujeres en época de lactancia y personas con hipertensión o que sufran de nervios, ansiedad o problemas de insomnio.

Té negro

El aroma intenso y la mayor cantidad de cafeína del té negro se debe a su nivel alto de oxidación. Esta infusión, además, tiene un sabor más fuerte que otros tipos de té. Esta variedad se recomienda cuando necesitás mantenerte alerta o despierto, ya que favorece la concentración y el aprendizaje, además de potenciar la memoria de corto y largo plazo.

Otros beneficios del té negro son: fortalece la salud del corazón y el sistema cardiovascular; estimula el sistema inmune; acelera el metabolismo y tiene propiedades diuréticas y depurativas; ayuda a prevenir el cáncer y evita que nuestra piel envejezca de manera prematura. También es bueno para el cabello.

Té de menta

Uno de los principales diferenciales del té de menta es que carece de cafeína, lo cual es una gran noticia para todos aquellos que sufran de insomnio, ansiedad o nerviosismo, ya que podrán tomarlo sin preocupaciones.

El elemento más destacado del este tipo de té es su base de mentol, que tiene un impacto positivo en nuestro sistema digestivo y nuestros intestinos.

Otra de las características del té de menta es que ayuda a relajar nuestro cuerpo y nuestra mente porque el mentol es un sedante natural. El aroma de este té actúa como un inhibidor del hambre, lo que lo hace un buen aliado para perder peso. También es un buen  antiespasmódico y previene náuseas y vómitos.

Otras cualidades difundidas sobre el té de menta tienen que ver con el fortalecimiento del sistema inmunológico y la reducción de problemas respiratorios. Es muy recomendado cuando estamos mal de la garganta o para aliviar los síntomas de la gripe. Además, es un excelente analgésico.

Té de manzanilla

Otra variedad que carece de cafeína es el té de manzanilla. Se destaca por sus propiedades relajantes y antiinflamatorias y también es bueno para optimizar el control del azúcar en sangre y reducir el colesterol. Ayuda en la prevención del cáncer y, como seguramente sabés, es muy útil si necesitás ayuda para dormir.

Té de boldo

El té de boldo tiene origen en Sudamérica, a diferencia de la mayoría de los tés (que provienen de China o Grecia). Se lo utiliza como herramienta medicinal desde la época precolombina y su uso más frecuente es para tratar dolores digestivos y como analgésico y desinfectante natural.

El boldo posee propiedades depurativas y diuréticas y es muy bueno para tratar infecciones urinarias, por ejemplo. Además, ayuda a combatir el insomnio y a aliviar dolores reumáticos.

Complementos perfectos para la hora del té

Tomar un té no es solamente eso. Es una invitación a hacer una pausa y registrar lo que te está sucediendo a nivel mental, emocional y físico. El momento de poner la atención en el bienestar personal debe ser celebrado y honrado, dándole su espacio durante el día o la semana.

Para hacerlo, cada uno encuentra su propia manera. Si todavía no encontraste la tuya, te damos algunos tips que podrían ayudarte a generar un ritual que sume armonía a tu rutina diaria:

  • Buscá un lugar en donde te sientas cómodo y tranquilo: que haya luz natural y silencio. Puede ser afuera o adentro de tu casa, pero generate un espacio donde te sientas en contacto con otra energía. Si podés observar la naturaleza mientras te tomás un té la reducción del estrés será más rápida de lo que imagines.

propiedades del te

Podés encontrar suplementos e infusiones en Mercado Libre

Encontrá la manera que más te guste de tomar tu té: puede ser con miel orgánica, limón, edulcorante natural o nada… También podés consumir saquitos de té o té en hebras (para lo cual necesitarás un infusor de té). Otra opción perfecta para los días calurosos es hacer té helado. ¡Vos elegís!

  • Elementos especiales para este momento especial: darte un regalo como un lindo juego de tazas de té puede ayudar a que este momento sea aún más personal e íntimo. También existen tazas con infusor y termos con infusor incluído, que son perfectos para consumir té en hebras.
  • Ambientación: podés escuchar música tranquila o tener un cuaderno listo para escribir lo primero que te venga a la mente. Esta última es una buena forma de despejar y “descontracturar” la mente si sentís que está a diez mil revoluciones. Poner atención en la respiración también puede ayudar a que te relajes.

Recomendaciones para disfrutar un buen té

Si bien, como dijimos, existen muchas variedades y podemos hablar de un amplio abanico de propiedades del té, hay algunas recomendaciones generales que aplican a todos ellos:

  • Elegí tomar té natural: con esto queremos decir que siempre será mejor que consumas el té en saquitos o en hebras y no los tés embotellados o procesados. Cuanto menos químicos o procesos industriales, mejor.
  • Evitá la leche: si bien a muchos les gusta el té con leche, es mejor evitarla si querés disfrutar las propiedades de cada tipo de té.
  • Complementos dietarios: existen algunos suplementos a base de distintos tés que pueden ser muy beneficiosos. Si necesitás complementar tu alimentación te recomendamos consumir el té en cápsulas y no como infusión. El extracto de té verde, antioxidante natural, es un ejemplo perfecto de este tipo de casos.

Seguí leyendo:

¿Todavía no te registraste en Mercado Libre? Quiero registrarme