Cómo reproducir cactus paso a paso

Si sos de los que se han enamorado de los cactus o querés armar un emprendimiento, aprendé cómo reproducirlos y multiplicarlos. Es muy sencillo.

Estas pequeñas plantitas, integrantes de la gran familia de las suculentas, se han vuelto cada vez más populares. Son lindas, ornamentales y no demandan grandes cuidados. Si querés multiplicarlas en casa o armar un emprendimiento, aprendé en estos sencillos pasos cómo reproducir cactus y sumate a un hobby muy divertido.

Para que puedas reproducir tus cactus favoritos existen distintos métodos. Puede hacerse a partir de semillas, esquejes, hijuelos, división de mata y por injerto. En el caso de los cactus que no tienen flores o frutos, como no tienen semillas, sólo pueden reproducirse con el método de esquejes o por hijuelos.

cómo hacer un cactus

Podés leer: Cómo cuidar un cactus para que crezca saludable

Cómo reproducir cactus paso a paso

Antes de aprender cómo hacer la reproducción de los cactus, es importante que sepas qué son los esquejes y los hijuelos para que te sea fácil comprender los pasos a seguir.

Esquejes de cactus

Los esquejes son pequeños fragmentos de las plantas que se separan con el fin de hacer la reproducción.​ Pueden cortarse fragmentos del tallo, de brotes, de ramas débiles o estacas, a través de cortes en diagonal.

Cómo hacer esquejes de cactus

Para reproducir tus cactus con la técnica de esquejes tenés que aprender una serie de pasos. Tené en cuenta que es una forma de reproducción asexual porque la planta no necesita ser fecundada para reproducirse.

Que significa regalar un cactus

Leé además:  Qué significa regalar un cactus

Un esqueje puede caer de la planta de forma espontánea por acción del viento o de un animal. En este caso, echa raíces en la tierra y desarrolla una nueva planta. Ese es el proceso natural. La forma manual es cortar un esqueje, que puede ser un brote, un pedacito de tallo o una ramita con cuidado de no dañar ni la planta ni el esqueje.

Cómo hacer un cactus

Ahora que aprendiste a hacer esquejes, seguí estos pasos para aprender cómo hacer un cactus:

  • Primero secá el esqueje y el corte en la planta espolvoreando ceniza sobre las heridas. Al esqueje lo podés poner en una placa con arena, cuidando que no se humedezca, y a resguardo del sol por al menos 5 días.
  • Cuando la herida ya esté curada, podés plantar el esqueje en un sustrato húmedo con la cicatriz hacia abajo. De esa manera crecerán las raíces. Si querés acelerar el proceso de crecimiento, podés aplicar hormonas, pero no es lo más aconsejable. Lo mejor es que crezca de manera natural.
  • A los pocos días, ya habrán crecido las raíces. Entonces podés pasarlo a una maceta. Utilizá una maceta grande y hacé un hueco bastante profundo para que las raíces tengan lugar para crecer bien. En el hueco introducí un poco de tallo, de manera que la planta que crezca tenga una base firme para apoyarse.
  • Por último, regá la planta de la forma habitual que requieren los cactus: poca cantidad de agua y controlando que el sustrato y la tierra estén flojas para que drene bien y no se encharque.

cactus decorativos

Podés leer: Tipos de cactus: variedades y cuidados de cada planta

La mejor época para reproducir los cactus por esquejes es en primavera y hasta principios del verano. En esta época, la planta se recupera muy bien desarrollando nuevos brotes y el esqueje se convierte rápidamente en una nueva planta.

Cómo reproducir cactus por hijuelos

Los hijuelos, a diferencia de los esquejes, son pequeñas plantitas que nacen en la base del tallo o en los laterales de las ramas u hojas de la planta madre. Al igual que en el caso de los esquejes, reproducir un cactus por hijuelos es un método de reproducción asexual.

Para hacer la reproducción de forma manual, seguí esta guía de pasos:

  • Con una pinza de depilar u otro instrumento afilado y desinfectado, retirá los hijuelos del cactus.
  • Una vez extraídos, debés proteger los hijuelos de la excesiva humedad y el sol durante una o dos semanas, para que la zona de la herida se cicatrice bien.
  • Cuando ya esté curado el corte del hijuelo, podés plantarlo en sustratos arenosos y con buen drenaje.
  • Durante el primer mes, regalos con bastante agua. A medida que vaya creciendo, reducí la cantidad hasta que sea un cactus adulto y regalo de la forma requerida por estas plantas.
  • Pasado un mes, seguramente crecieron las primeras raíces. Es tiempo de plantarlos. Recordá que la mejor época es en primavera y principios de verano.

Podés leer: Plantas suculentas: cuidados, riego y otros consejos

Cómo hacer injertos de cactus

Hacer un injerto es muy sencillo. El proceso consiste en unir dos partes de plantas distintas, buscando que se suelden y se queden como una única planta.

A la planta receptora se le llama patrón o portainjerto y es el cactus que pone las raíces y parte del tallo. Sobre él vamos a poner el injerto de la otra planta elegida.

¿Para qué se hacen los injertos?

  • Es otro método más de reproducción.
  • Los cactus de colores rojo, rosa, anaranjado o amarillo son muy vistosos pero no tienen clorofila que los alimente y, por eso, no duran mucho tiempo. Injertándolos en un cactus verde y fuerte, te asegurás de que tengan alimento suficiente y vivan mucho tiempo.

¿Cuál es la mejor época para injertar cactus?

La mejor época para hacer injertos es primavera y principios de verano. En pleno verano y hasta principios de otoño también se pueden hacer, pero no es lo más recomendable.

Pasos para injertar cactus

  • Una semana antes de hacer el injerto, aboná y regá bien las plantas para que estén bien fuertes.
  • El cactus receptor, que es el portainjerto, debe ser un cactus nuevo y tierno para que acepte el injerto y no lo expulse. Lo mismo ocurre con el injerto: debe ser de una planta joven que tenga hasta 3 años cómo máximo.
  • Hacé el corte con un instrumento bien afilado y desinfectado (puede ser un cuter, bisturi, cuchillo etc).
  • Al cactus receptor, tenés que cortarle la punta y, en cada costilla, debés hacerle un corte en diagonal hacia abajo.

reproducción de cactus

  • Ahora, rebanás en la base la parte que querés injertar del otro cactus y lo colocás en la punta. No lo pongas exactamente centrado sino corrido hacia un costado para que crezca hacia un lado y la planta siga creciendo hacia arriba.
  • Sujetá bien las 2 partes injertadas para que no quede aire. Hacelo con cintas adhesivas para que agarren bien.
  • Mantené la planta en un lugar cálido y regala prudentemente.
  • Pasados unos 15 días, las partes se habrán soldado y ahora podés sacarle las cintas adhesivas.
  • Por último, hasta que el injerto se fortalezca, cuidá la planta del excesivo sol y agua.

Pronto verás cómo tu cactus verde se convierte en un manojo de flores de varios colores. ¡Te vas a sentir orgulloso de tus dotes de jardinero!

Cómo transplantar cactus

Al igual que todas las plantas, cuando un cactus crece demasiado para la maceta donde está plantado, debés cambiarlo a otra más grande para que la planta siga creciendo de manera saludable. Este proceso es muy sencillo: sólo tenés que tener cuidado con las espinas y de no lastimar las raíces.

El momento indicado para transplantar tu cactus es cuando las raíces salen por fuera de los agujeros de la maceta. Y la época ideal para ésto también es la primavera (nunca durante el invierno).

cómo hacer un cactus

  • Utilizá guantes gruesos de cuero para proteger tus manos cuando tengas que manipular el cactus.
  • Aflojá la tierra de la maceta y, con un cuchillo, recorta un círculo alrededor del cactus. Cuando se corte por completo retiralo con la masa sólida de tierra.
  • Si la maceta es de plástico, podés apretarla con las 2 manos y la masa de tierra con el cactus se irá aflojando.
  • Recordá que las espinas son muy filosas y podrían traspasar los guantes. Podés protegerte con un trapo u hojas de papel para no pincharte.
  • Una vez que sacaste el cactus de la maceta, limpiá bien las raíces de los trozos de tierra dura y separalas con cuidado para que no se rompan.
  • Si alguna de las raíces están podridas o enfermas, cortalas y aplicale algún funguicida para cortar la plaga. Dejá que las raíces se sequen por al menos 4 días para evitar que se pudran o se infecten producto de los cortes.
  •  Ahora prepará una maceta de mayor tamaño, con un sustrato de tierra gruesa en la base. Hacé un hueco para que entre la planta y quede bien firme. Luego, podés ponerle arriba un poco de grava o tierra más floja para asegurarte que drene bien el agua.
  • Ahora agarrá el cactus protegiendo tus manos y ponelo en el centro de la maceta. Con cuidado, andá llenando la maceta con la tierra sin presionar para que no se dañen las raíces. Revisá que haya quedado bien ubicado, de forma que las raíces estén debajo de la tierra y, la parte verde, por encima.
  • Por último, podés colocarle un poco de abono levemente ácido para balancear el pH de la tierra. Esperá varios días antes de regar la planta y dale tiempo de recuperación. Luego, cuidá la planta como habitualmente requieren los cactus.

cómo se hacen cactus
Leé también: Cómo cuidar las plantas de interior y exterior

Seguí leyendo:

¿Todavía no te registraste en Mercado Libre? Quiero registrarme