Cómo se hace el baño María: al horno o al fuego

Es una técnica tradicional y sencilla que resulta genial para cocer suavemente los alimentos. Cuándo recurrir a ella y cómo se hace.

Leemos que dice “baño María” y automáticamente desistimos de la receta porque no sabemos por dónde empezar. Nos suena complicado y vamos por otra opción. Pero esta técnica de cocción es tan sencilla y eficiente que se ha ganado el aplauso de muchas generaciones. Aprendé cómo se hace el baño María y sumá su secreto a tus recursos para sumarte a la movida de la alimentación saludable.

La cocina práctica está de moda y hoy hay muchas maneras de aprender secretos de chef en pocos minutos y volcarlos en el menú familiar sin ser un experto gastronómico.

Aprendiendo algunos pasos sencillos y contando con algunos utensillos, podemos perderle rápidamente el miedo a muchas recetas y comer cada día mejor. ¿Empezamos?

Qué es baño María

El baño María es un método de calentamiento o cocción suave. Se trata de calentar o derretir la comida por medio del agua caliente, sin exponer ese alimento directamente al fuego. La técnica funciona muy bien con aquellas recetas que incluyen huevos, especialmente los postres y las salsas. Te contamos cómo se hace el baño María paso a paso.

Cómo hacer baño María

Existen distintas formas de hacer el baño María, según lo que cocinemos o la fuente de calor que usemos. Cómo funciona cada uno.

Baño María para salsas

Este método se realiza sobre la hornalla y funciona bien para salsas o chocolate. Hace falta tomar algunas precauciones, pero las comidas resultan deliciosas si las realizamos con esta técnica.

baño maria horno

Si te gusta, podés encontrar ollas en Mercado Libre

  1. Poner una cacerola grande al fuego: lo primero es colocar una olla grande como base del baño María. Lo ideal es que sea alta, sobretodo si es una receta con cocción lenta.
  2. Llenar de agua la cacerola grande: una vez elegido el recipiente, lo llenamos de agua hasta la mitad. Si la receta requiere un tiempo de cocción prolongado, necesitaremos más agua.
  3. Colocar una olla más pequeña o bol: una vez que tenemos la olla grande lista, es hora de colocar el recipiente pequeño. Tiene que ser uno que sea resistente al calor y que se ajuste bien sobre la cacerola, para que el vapor quede atrapado entre ambas ollas. Lo ideal es que haya al menos 10 cm de espacio entre las bases de los dos recipientes.
  4. Calentar a fuego lento: cuando hayamos tomado todas las precauciones necesarias podemos empezar a calentar el agua de la olla grande a fuego lento, hasta que alcance un hervor bajo constante. Mientras tanto, dejamos la olla pequeña a un lado.
  5. Calentar los ingredientes del recipiente chico: ponemos los ingredientes que queremos calentar o derretir en la olla o bol chico y, luego, lo colocamos en el agua de la olla que está hirviendo.
  6. Revolver: cocinamos según las instrucciones de nuestra receta, sin olvidarnos de revolver de forma constante para obtener un resultado homogéneo.
  7. Retirar del fuego: para este punto necesitamos tomar especial precaución, ya que hay vapor atrapado entre los dos recipientes y nos podemos quemar. Por lo tanto, debemos retirar el bol pequeño usando agarraderas o guantes para horno. Otro tip es inclinar el recipiente hacia tu lado, para que el vapor escape por el otro lado.

utensilios de cocina

Podés encontrar cacerolas de acero inoxidable en Mercado Libre

Baño María en horno

Otra forma de realizar un baño María es utilizando el horno. Es un método excelente para natillas, flanes, pasteles de queso y otros postres horneados que llevan huevos. Veamos paso a paso cómo hacerlo.

  1. Colocar una fuente de cocina grande y plano en el horno: el primer paso de esta técnica es elegir una asadera grande, apta para hornos, con lados altos como los de una budinera. Debe ser lo suficientemente grande como para poder contener el recipiente más pequeño con suficiente espacio alrededor del borde, permitiendo la circulación del agua. Un consejo es precalentar el horno según la receta antes de comenzar el proceso.
  2. Colocar el o los recipientes más chicos en el más grande: ponemos los moldes, boles o platos que tienen nuestro plato en el recipiente más grande. Si usás varios, lo ideal es agruparlos en el centro para evitar deslices.
  3. Verter agua caliente en la fuente grande: ponemos a hervir agua y la servimos con cuidado en el recipiente grande hasta cubrir entre un tercio y un medio de los lados de los recipientes chicos. Debemos hacerlo con cuidado para no salpicar la comida.
  4. Calentar la receta: calentamos a fuego lento hasta que hierva, siempre siguiendo las las instrucciones de la receta que estamos preparando. El baño María debe ser revisado con frecuencia para reducir la temperatura del horno de ser necesario.
  5. Retirar los recipientes más pequeños: con mucho cuidado, tenemos que quitar del fuego los recipientes más chicos. Podemos hacerlo con un par de pinzas para no quemarnos. Para retiar el grande debemos esperar a que esté lo suficientemente frío.

Utensilios de cocina

Además de la técnica del cocinero, tener los utensilios correctos pueden facilitar mucho el trabajo. Te damos algunos consejos para elegirlos de la mejor manera.

Olla para baño María

Si creemos que vamos a realizar muchas recetas usando el baño María, podemos comprar una olla preparada para ésto. En lugar de recurrir a las dos cacerolas, este utensilio tiene doble fondo y lo podemos rellenar con agua a través del orificio que hay en el lateral. Esto permite trabajar con mucha facilidad el chocolate, la manteca, las salsas emulsionadas como la salsa holandesa, muselina o la bearnesa, entre otros condimentos deliciosos.

baño maria horno

Si te interesó, podés encontrar baterías de cocina en Mercado Libre

Batería de cocina

Muchas veces no sabemos cada cuánto y por qué renovar las ollas, y quizá sea el momento ideal. En lugar de comprar un utensilio que tiene una única función, podemos optar por renovar la batería de cocina, sobre todo pensando en una cocción más saludable de tus alimentos. ¿Ollas de acero inoxidable o cobre? ¿Sartén de teflón o sin antiadherente? Las preguntas son muchas. Te damos algunos consejos para elegir mejor tu nuevo equipamiento de cocina.

  • Material: una de las primeras cosas que tenemos que observar cuando compramos nuestra batería de cocina es el material con el cual fue fabricada. La mayoría son de acero inoxidable, que es muy resistente y permite que los utensilios se conserven bien.
  • Complementos: además del material de las piezas, tenemos que chequear si las ollas y sartenes tienen revestimientos antiadherentes. La mejor opción es el teflón, pero tenemos que tener cuidado al lavarlo para no rayarlo.
  • Especificidad: si bien la combinación acero inoxidable y teflón es suficiente para la mayoría de los mortales, si nos gusta mucho cocinar debemos considerar comprar algunas ollas o cacerolas de materiales más tradicionales como hierro, cobre o barro, que agregan un sabor extra a nuestra comida.
  • Asas y tapas de las cacerolas: a la hora de elegir una batería, las agarraderas y accesorios son claves. Deberían estar recubiertas por algún material que evite el calentamiento.
  • Número de piezas: el equipo básico requiere cinco piezas: dos ollas. Debés considerar tener dos cacerolas con tapa y una olla grande. Pero ésto puede cambiar dependiendo de las personas que compongan la familia.

Podés encontrar vaporeras en la tienda oficial de Fravega

¿Todavía no te registraste en Mercado Libre? Quiero registrarme