Materiales aislantes térmicos: cuáles son y cómo usarlos

Con una buena aislación térmica en techos y paredes podés garantizar una confortable temperatura interior en cualquier época del año. Materiales recomendados.

Evitar que las temperaturas exteriores afecten el confort interior es algo primordial para estar cómodo en tu casa. Para ello, es necesario tomar algunos recaudos que ayuden a conseguir una buena protección ante el frío y el calor que llegan desde afuera. La utilización materiales aislantes térmicos es la opción indicada para garantizarlo. Aquí, las todas las opciones.

mejores Materiales aislantes

También podés leer: Cómo remodelar una casa: claves para renovar tu hogar

Materiales aislantes térmicos

No sólo se trata del confort personal, que no es poco. La aislación térmica es importante porque, además, hace más sustentable a las viviendas porque disminuye sensiblemente el consumo de energía. De esa manera, además de cuidar el medioambiente, conlleva un importante ahorro en tus facturas de luz y gas: necesitarás menos recursos para refrigerar o calefaccionar los ambientes de tu casa.

Hagamos un repaso de cuáles son los mejores materiales aislantes que podés usar tanto en el techo como en las paredes para proteger tu casa de las temperaturas extremas exteriores.

Cual es el mejor aislante termico para techos de chapa

También podés leer: Cuál es el mejor aislante térmico para techos de chapa

Aislante térmico para techos

Ya sea en invierno o en verano, el techo es uno de los lugares más sensibles a la hora de generar diferencias de temperatura entre interior y exterior. En los meses de calor, es la superficie de la casa que está más expuesta a la radiación solar y, por ende, la que más calor absorbe. El problema es que ese calor luego se emite hacia el interior del hogar, afectando la refrigeración elegida.

En invierno, también es determinante su aislación. ¿Por qué? Porque el calor que genere cualquier tipo de calefacción que esté funcionando subirá por densidad y se acumulará en el techo. Por eso es el sitio al que mayor cuidado hay que prestarle para que ese calor no se disipe hacia el exterior.

Por todo ésto, veamos cuáles son las mejores opciones para proteger tus techos.

cuántas frigorías necesito para un ambiente

Podés leer: Cómo elegir un aire acondicionado: claves para comprar bien

Pintura para techos

Si bien pintar los techos con una membrana hidrófuga líquida es una práctica muy común cuando necesitamos impermeabilizarlos por un problema de humedad, también es posible usar este material como aislante térmico. Al pintar un techo de blanco, podrás reducir la cantidad de calor exterior que absorbe la cubierta en verano, minimizando el calor que emite hacia el interior de la casa.

aislante para techo de chapa

Podés ver impermeabilizantes para techos en Mercado Libre

Placas de telgopor para techo

Las placas decorativas fabricadas en poliestireno espumado, además de permitirte decorar tu hogar armando un lindo cielorraso, ayudarn a mejorar el aislamiento térmico de la casa. Es un tipo de material que resulta fácil de colocar, es de bajo costo y provee, además, una eficiente aislación acústica.

Si bien se recomienda aplicarlas directamente bajo una cubierta plana -fijándolas con adhesivo acrílico al agua-, podés usarlas sin inconvenientes generando una estructura de bastidor igual a la que se utiliza para colocar un cielorraso de yeso o de placas de roca de yeso (durlock).

Su mantenimiento es muy sencillo porque se colocan en el interior y son fáciles de lavar con agua. Además, se pueden pintar sin ningún inconveniente. Como están fabricadas con celdas cerradas, no absorben agua ni generan hongos.

aislación térmica

Podés encontrar lana de vidrio con aluminio en Mercado Libre

Aislante para techo de chapa

Los techos de chapa se han hecho muy populares en los últimos años. Pero, por su composición material y su escaso espesor, estas cubiertas funcionan como “puentes térmicos”; es decir que permiten un intercambio de temperatura con el exterior que altera y perjudica el confort interior. Para contrarrestar este efecto, hay buenas opciones de aislantes térmicos que pueden ayudarte.

Poliuretano expandido

La espuma expansiva de poliuretano es, sin duda, uno de los materiales más eficientes que podés usar para cuidar la temperatura de tu casa. Se aplica directamente debajo de la chapa, del lado interior.

Es un trabajo que se hace muy rápido y es recomendado para cuando todavía estás en obra o si el espacio que querés aislar aún no tiene cielorraso.

Lana de vidrio

La lana de vidrio es una fibra mineral fabricada con millones de filamentos de vidrio reciclado, arena y diversos aditivos que son fundidos en un horno y unidos con un aglutinante. Al unirse, entre las fibras van quedando pequeñas celdas de aire que retienen el calor y aumentan la resistencia a la transmisión de la temperatura.

  • Fieltro liviano sin aluminio: apto para ser instalado sobre techos inclinados o cielorrasos suspendidos y entretechos en posición horizontal o inclinado sin carga. Funciona correctamente para su cometido aislante.
  • Lana de vidrio con aluminio: este aislante para techo de chapa es hidrorepelente y está revestido en una de sus caras con un complejo de foil de aluminio que actúa como barrera de vapor. Puede ser instalado sobre cielorraso de machimbre o de placas de roca de yeso (durlock).

como ahorrar energia eléctrica

También podés leer:  Cómo ahorrar energía eléctrica

Aislante térmico para paredes

Si bien el techo es el que está más expuesto al intercambio de temperatura, cualquier trabajo que se haga en él va a resultar ineficiente si además no se realiza una correcta protección en las paredes. Es fundamental que la casa en su totalidad esté correctamente sellada para que no haya pérdidas de frío o calor por ningún sitio.

La aislación de las paredes puede planearse desde el momento en el que se está construyendo la casa o se puede agregar a un edificio que ya esté en uso. Te damos las opciones para cada caso.

Cámara de aire

Si estás construyendo tu casa, lo ideal es conversar con tu arquitecto la posibilidad de hacerla con un doble muro de ladrillos comunes, dejando entre ellos una cámara de aire de aproximadamente 4 centímetros.

En esa cámara se deben colocar, entre otras cosas, placas de telgopor de 2 centímetros de espesor una junto a la otra. De este modo, tendrás una capa de aire y un material industrial, generando una doble barrera de aislación térmica, que le dará mucho confort a los ambientes interiores.

tipos de ladrillos

También podés leer: Tipos de ladrillos: consejos para cada uso y necesidad

Paneles aislantes

Una buena opción para aislar térmicamente las paredes de una casa que ya está en uso es armar una pared interior de paneles de roca de yeso (durlock) o de otro tipo de revestimiento.

Lo importante es que, entre la pared existente y la que vayas a hacer, coloques materiales de tipo sintético que permitan generar una correcta aislación térmica.

Pueden ser paneles de poliestireno expandido, pladur, o de tipo ecológico como el corcho. Lanas minerales o de vidrio también son una de las soluciones más apropiadas.

Pintura exterior aislante

Otra posibilidad, ya sea que estés en obra o viviendo en tu casa, es usar un recubrimiento plástico para frentes con aislamiento térmico. Este tipo de material se aplica como una pintura y contiene micro esferas de cerámica rellenas de aire.

Al aplicarse, se forma un colchón aislante que rompe el puente térmico entre el exterior y el interior. De esta forma, en invierno el calor no se va y, en verano, el calor no entra. Por su formulación, esta pintura posee un alto poder impermeabilizante y también es lavable y resistente.

como pintar una pared con humedad

Podés leer: Cómo pintar una pared con humedad

Doble vidriado hermético

Los vidrios son, por excelencia, el material por el cual se genera la mayor cantidad de transmitancia de calor entre el interior y el exterior. Por eso, una posibilidad que reducirá en un altísimo porcentaje este intercambio es reemplazar los vidrios de tus ventanas por otros que sean DVH (doble vidriado hermético).

Este trabajo requiere, por supuesto, que también se cambien las aberturas, ya que el DVH debe colocarse en ventanas fabricadas con los perfiles adecuados a tal fin.

Si bien es una tarea que puede tener costos elevados, es una de las maneras más efectivas de mejorar la aislación térmica del hogar.

Consejos para mejorar la aislación térmica

Para mejorar la eficiencia de las aislaciones térmicas debemos cuidar algunos detalles para evitar que haya pérdidas vinculadas detalles menores o con el mantenimiento de tu casa:

  • Usá barreras naturales: si vivís en una casa y tenés un pequeño parque o patio, es útil plantar árboles de hojas verdes caducas en el lado soleado de tu hogar. En los días del verano, proporcionan una cortina fresca, que reduce la incidencia directa del sol. De esta manera, la casa estará menos calurosa.
  • Aislar los ambientes: es muy importante que controles las potenciales fugas de aire en ventanas, puertas, extractores o conductos de ventilación. Hay ciertos escapes más sofisticados que deben encomendarse a profesionales, pero, en la mayoría de los casos podemos sellar las aberturas con una pistola de silicona o un poco de mezclilla.
  • Colocar cortinas y alfombras: tanto el frío como el calor pasan a través de ventanas y suelos. Por eso, estos complementos generan una barrera más. En invierno, las cortinas y alfombras eliminan puntos fríos y no permiten el ingreso de aire frío del exterior. En verano, reducen el consumo de aire acondicionado y el uso de ventiladores, ya que ayudan a mantener la casa fresca y protegida de los rayos del sol.

tipos de telas para cortinas

También podés leer: Tipos de tela para cortinas: opciones para tu casa

Para seguir leyendo:

¿Todavía no te registraste en Mercado Libre? Quiero registrarme