Tipos de copas: cuál se recomienda para cada bebida

Tomar un vino o un champagne en la copa adecuada, cambia totalmente la experiencia. Conocé cuáles son las opciones y convertite en un anfitrión de lujo.

Cada pieza de vajilla tiene un uso específico y debe utilizarse en un momento determinado. No es lo mismo servir vino en una copa de agua o whisky en una de coñac. Existen distintos tipos de copas que deberás saber usar bien en cada evento social para convertirte en un as de lo protocolar y recibir a tus invitados como solo un gran anfitrión lo sabe hacer.

También es bueno que conozcas los distintos materiales y usos que se le da a cada copa. El mundo del buen servir es todo un arte y tiene algunas reglas muy específicas.

copas de cristal

Podés leer: Mejores vinos argentinos para cada momento especial

Tipos de copas: material

Existen dos tipos de copas según el material del que estén hechas: copas de cristal y copas de vidrio. ¿Y por qué es importante esta diferenciación? Porque elegir el recipiente correcto para cada bebida permite disfrutarla mejor. Todas las bebidas alcohólicas, desde el vino hasta la cerveza, deben ser servidas de modo tal que puedan conservar intactas sus deliciosas propiedades.

La principal diferencia entre estos dos tipos de copas es que las de cristal están hechas de vidrio de primera calidad o “premium”. El cristal se elabora con plomo, que hace que tenga una calidad superior al vidrio.

Para diferenciar el vidrio del cristal podés observar las copas y ver que las de cristal son más brillantes y transparentes, además de emitir un sonido más claro y musical cuando las golpeás levemente con un dedo. A su vez, son más pesadas que las de vidrio justamente por sus componentes.

copas de vidrio

Podés leer: Cómo hacer cócteles de lujo y sorprender a tus amigos

Tener en casa copas de cristal lleva la experiencia de un buen vino o champagne a otro nivel. Es porque éstas mantienen el sabor y el aroma del vino por más tiempo, y además son un objeto elegante que viste cualquier mesa o eleva el nivel de cualquier encuentro.

Igualmente, las copas de vidrio son muy prácticas para reuniones más casuales y descontracturadas y son geniales para todos los días.

Un consejo importante, que tiene que ver el cuidado de la salud: la OMS recomienda que las copas de cristal no tengan en su composición más de 24% de plomo. De lo contrario esto puede ser perjudiciales por tener un elevado componente tóxico.

Tipos de copas según cada bebida

Existen muchos tipos de bebidas y hay una diversidad de copas recomendadas para cada una. Te contamos un poco sobre aquellas de uso más común para que conozcas los aspectos básicos y puedas elegir las que mejor se adapten a tus costumbres.

  • Copa de agua: su forma es redondeada y tiene un mayor tamaño que los demás tipos de copas.
  • Copas de champagne: son copas alargadas y finas. Su forma tiene la finalidad de conservar las burbujas y conservar mejor el sabor y aroma de esta bebida deliciosa. Por esta razón los expertos no aconsejan utilizar copas chatas de champagne porque pierden más facilmente el gas.

copa de vino tinto

Podés ver cavas de vino en Mercado Libre

  • Copas de vino: este tipo de copas se sirven hasta ⅗ de su capacidad, o inclusive un poco menos. Su tamaño puede variar según el juego de cristalería que uses.
    • Copa de vino tinto: tiene una forma ancha y redondeada. Dependiendo del tamaño de la copa, se llena hasta ⅖ o ⅗ de su capacidad.
    • Copa de vino blanco: es una copa de forma más angosta que la del tinto para tratar de mantener mejor el frío. Se llena hasta ⅖ de su capacidad.
  • Copa de vermouth: la boca de esta copa es ancha y se va haciendo más angosta a medida que se acerca al pie. Su cuerpo es corto y se la llena hasta el tope porque en general se sirve con elementos como hielo o rodajas de algún cítrico.
  • Copa de licor: es una copa muy chica, con poca capacidad, y tiene un pie corto. Se usa para cualquier variedad de licor.
  • Jarra de cerveza: es de gran tamaño y está hecha de un cristal grueso. Puede contener hasta 1 litro de cerveza. En general, en los bares se ha reemplazado por el vaso de medio litro o “pinta”. Se llena hasta que la espuma alcance el borde. Si bien era un objeto propio de bares y cervecerías, cada vez más gente los suma a sus hogares.
  • Vaso de tubo: es un vaso alto y carece de pie. Se usa en general para servir refrescos, aunque también sirve para servir jugos, licuados o agua (en eventos informales y si faltan copas).

copa de vino blanco

Podés leer: Accesorios para iniciarte en el mundo del vino

Cuidado de las copas

Las copas (tanto las de vidrio como las de cristal), los vasos para tragos y las jarras de coctelería necesitan un cuidado especial por dos razones. La primera es que están hechos de un elemento muy frágil que hay que manipular con cuidado. La segunda es que, al ser un material transparente, hay que mantener un mínimo de higiene, ya que cualquier suciedad o pelusa se nota a simple vista.

Te recomendamos prestar especial atención en el lavado y secado de las copas. Dos enemigos frecuentes suelen ser las marcas de labiales y también las gotas de agua que se secan luego de lavar y dejan su huella. Para combatirlas te aconsejamos:

  • Lavar con agua tibia y detergente suave.
  • Evitar a toda costa usar productos muy fuertes o meter las copas en el lavavajilla a menos que éste tenga un programa de lavado suave.
  • También te sugerimos que las seques con paños suaves, que no dejen residuos. Los repasadores que dejan pelusas, que son enemigas frecuentes del buen aseo.
  • Para guardar estos elementos, elegí un lugar cómodo pero que esté a salvo del polvo. Colocá las copas espaciadas para que no se golpeen y boca abajo sobre un paño suave.

vasos para tragos

Podés leer: Ideas para regalar a un hombre: obsequios con toque varonil

Seguí leyendo:

¿Todavía no te registraste en Mercado Libre? Quiero registrarme