Tipos de tela para cortinas: opciones para tu casa

Conocé los distintos tipos de telas para tener unas cortinas súper prácticas y que, además, combinen con la decoración de tu casa.

Aunque para algunos pueden representar un detalle menor, que cumple una función específica, son un elemento decorativo clave que puede cambiar radicalmente la emocionalidad de un ambiente. Por eso es clave conocer cuáles son los tipos de telas para cortinas y elegir la que mejor combinen con el estilo de tu hogar .

cortina de cocina rústica

Te puede interesar: Modelos de cortinas para cocina lindas y funcionales

Tipos de cortinas: 11 opciones para tu casa

Al elegir las cortinas para tu casa, es importante que clarifiques tus deseos y necesidades. Para ello, antes de empezar tené en cuenta la cantidad de luz que entra al cuarto.

A partir de ésto vas a poder evaluar si te convienen cortinas de tela más translúcida (para permitir que la luz pase e ilumine el ambiente) u otras de tela más pesada para tapar la luz. Una tercera opción es una tela que te permita tener privacidad pero que a la vez deje entrar luz.

Las dimensiones de la habitación también van a condicionar la elección. Unas cortinas oscuras o pesadas pueden hacer que un ambiente parezca más serio o, inclusive, que lo achique un poco. En general, hoy en día están de moda las cortinas livianas de colores claros y neutros como el blanco o el beige.

modelos de cortinas para salas

Te puede interesar: Modelos de cortinas para salas

Por otro lado, también tenés que considerar qué tipo de estructura tenés para colgar las cortinas o cuál querés poner, en el caso de que tu casa sea nueva o que la hayas remodelado.

Los barrales son los más comunes, pero también existen otros tipos de estructuras para colgar como rieles para cortinas, visillos, rollers, etc.

A continuación, te contamos sobre las distintas opciones en telas para cortinas, para que puedas elegir en base a lo que querés y a lo que necesitás para tu casa:

Algodón

El algodón tiene la gran ventaja de ser una tela que se adapta a muchos espacios y situaciones y, además, es muy resistente. Se puede limpiar en el lavarropas, es muy suave al tacto y, a pesar de tener una caída pesada, deja circular el aire muy bien porque es porosa, algo que ayuda a prevenir la aparición de hongos.

Poliéster

El poliéster es una tela de fibra artificial que puede amoldarse a diferentes formas y colores, por lo que es una muy buena opción si estás buscando cortinas estampadas.

Las dos principales ventajas de las cortinas 100% de poliéster son su precio accesible y su durabilidad. Muchos la consideran la tela más resistente. Además, es liviana y se la puede encontrar fácilmente en cualquier tienda o por Internet.

Te recomendamos colgar este tipo de cortinas en lugares como dormitorios o salas comunes, donde no se manchen con facilidad. Y te desaconsejamos usarlas en la cocina porque es una tela altamente inflamable y que toma olor muy rápido. Además, es difícil sacarle las manchas.

ideas para monoambientes

Te puede interesar: Modelos de cortinas para ventanas: claves para elegir

Lino

El lino es una tela de origen natural que, además de ser suave al tocarla, hace que tus cortinas tengan mucha “presencia” en la habitación. Son cortinas que tienen una excelente caída y que van por el camino de lo elegante.

Algunas desventajas de este tipo de cortinas es que, por lo general, no son totalmente de lino puro, ya que se combinan con poliéster y algodón. También tené en cuenta que se arrugan muy fácil. Y tené cuidado a la hora de lavar esta tela porque se achica.

Viscosa o rayón

Si estás buscando otro tipo de tela que sea de precio accesible y tenga opciones de varios diseños, la viscosa (o rayón) es una buena elección. Esta tela, compuesta por fibra de celulosa, es muy resistente, liviana, permite que pase el aire y se puede lavar en lavarropas.

En especial, se aconseja la viscosa para cuartos calurosos en los que prime la búsqueda de confort.

decoración de monoambientes

Te puede interesar: Decoración de monoambientes pequeños: ideas y consejos

Cortinas PVC

Las cortinas de PVC tiene la particularidad de funcionar como “cortina-persiana”, ya que son plegables y también se pueden enrrollar. La gran ventaja de estas cortinas es que son muy fáciles de lavar y que son impermeables y muy duraderas. Hay muchos colores y estampados disponibles.

Lana

No existen cortinas 100% de lana, pero sí opciones con fibras de lana combinadas con algún otro tipo de fibra natural o artificial. La lana va a aportar suavidad y textura a la tela, haciendo que tenga una buena caída.

Visillo

No es exactamente un tipo de tela sino más bien un estilo de cortina. Se le llama visillo a aquellas cortinas hechas de distintos tipos de fibra que permiten que la luz pase a través del tejido.

Pueden ser de algodón, poliéster, lino o mezcal. Es una de las telas para cortinas rústicas más elegidas. En general, dejan pasar la luz pero dan privacidad al cerrarlas, aunque depende de la tela que elijas para el visillo.

Mezcal

El mezcal es una combinación de poliéster y lino. Esta combinación hace que la tela sea más barata que el lino pero luce como si fuera lino puro. Se arruga mucho menos que éste último y, además, evita que la fibra se encoja al lavarla. Es otra buena tela para hacer cortinas rústicas.

como dividir un monoambiente

Te puede interesar: Cómo dividir un monoambiente y ganar espacio

Seda

Las cortinas de seda otorgan mucha elegancia a la habitación en la que se encuentran. Tienen que estar forradas con alguna otra tela para darle una caída con más gracia. El inconveniente con la seda es que vas a tener que mandarla a la tintorería para lavarla en seco, porque se arruina de otro modo.

Por otro lado, si las colocás en un cuarto muy luminoso, vas a tener que protegerla con un black out o persiana. De lo contrario, se va a estropear con la luz.

Terciopelo

El terciopelo es una muy buena tela para cortinas gruesas porque no deja pasar el frío ni la luz. Además, es una opción muy interesante si buscás cortinas que oscurezcan el ambiente y aislen los ruidos para dormir tranquilo. Además, el terciopelo aporta un estilo moderno y lujoso a la habitación.

Cortinas black out

Es una buena opción para dejar tu habitación a oscuras y dormir tranquilo. En general, están hechas de telas compuestas principalmente de vinilo y fibra de vidrio. Podés comprar las clásicas de color blanco o también hay opciones con dibujos, estampados y colores más modernos.

Se pueden combinar con cortinas de barral: durante el día podés tener cortinas translúcidas (colgadas en el barral) y, de noche, podés bajar el black out y bloquear la luz para dormir con total oscuridad.

estilo vintage

Te puede interesar: Estilo vintage: una tendencia que avanza en decoración

Seguí leyendo:

¿Todavía no te registraste en Mercado Libre? Quiero registrarme