Cómo hacer una mudanza bien organizada

La mudanza no tiene por qué generar estrés y tensión. Compartimos algunos tips que la puedas llevar adelante de manera planificada y ordenada ahorrando tiempo y energía.

Una de las decisiones más difíciles para una persona, pareja o familia es la de elegir el lugar dónde vivir. Hay que optar por un barrio, un tipo de propiedad, un tamaño, la distribución interna y, por supuesto que todo esto estará condicionado por el presupuesto que se tenga. También es cierto que, una vez que se firman los papeles correspondientes -ya sea para alquilar o para comprar- no hay nada más satisfactorio que haber encontrado el lugar ideal. Luego del estrés lógico que implica todo el proceso de elección y decisión de un nuevo hogar, viene otro momento que suele generar mucha tensión: la mudanza.

La mudanza siempre genera un antes y un después, y a medida que se acerca la fecha de hacerla, la tensión va en aumento. Sin embargo, pasar por una mudanza sin desesperarse es posible. Para ello, es importante ser ordenado y planificar cada paso.

En esta nota, Mercado Libre Inmuebles te comparte algunos tips que harán que tu mudanza sea más placentera.

Planificar

Antes de poner manos a la obra y empezar a desarmar la casa es recomendable armar un calendario con los días importantes que hay por delante, sobre todo el día en que se quiere realizar la mudanza. Sin embargo, para llegar a esa fecha con todo listo, hay que planificar muy bien cuándo y cómo se harán las diferentes cosas. La cantidad de ambientes que se tengan, tanto en el nuevo como en el viejo inmueble, como los días libres disponibles serán dos claves a tener en cuenta para no hacer todo a las corridas.

En el calendario, la fecha en que se realizará la mudanza debe estar muy bien marcada. Ese es el final de la primera etapa. De ahí, para atrás, vale la pena anotar qué día se irá ordenando y embalando cada ambiente y si se pedirá ayuda a algún amigo o familiar (para hacerlo más rápido). También hay que pensar en el día después. Por este motivo, en el calendario deben estar marcados los días en los que se irán desempacando todas las cajas y armando la nueva casa.

Recordá que cuanto más planificadas hagas las cosas, menos estrés te generará todo el proceso de mudanza.

Las 5S de la cultura japonesa

Ahora sí, llegó el momento de empezar a trabajar. Hay muchas maneras de hacer una mudanza, pero el método de las 5S es de las mejores. Esta es una técnica de gestión japonesa que nos permitirá ser ordenados a partir de cinco principios básicos. Cada una de las S tiene un objetivo particular y que se aplican muy bien para una mudanza.

  • Primera S: Separar innecesarios

Lo primero que hay que hacer antes de empezar a embalar es separar todo aquello que indefectiblemente no se quiere. Uno generalmente sabe cuáles son esas cosas que están en la casa pero que uno no se llevará. Esas son las que hay que separar desde el primer momento. Conviene definir un lugar para dejar todo aquello que no irá al nuevo hogar.

  • Segunda S: Situar necesarios

Cuando todo lo que hay para descartar está en un mismo lugar, el segundo paso es el de situar todo lo necesario y ordenarlo en cada uno de los ambientes. Ser ordenado en este paso es muy importante, porque hará que el día de mañana, cuando se desempaque todo, sea mucho más sencillo ordenar. Si bien algunas cosas tendrán un nuevo lugar en la casa, lo que va en un cuarto, en un living o en una cocina se mantiene.

  • Tercera S: Suprimir suciedad

Cuando uno fue ordenando cada ambiente, situando lo necesario, seguramente aparecieron más cosas de las que uno se quiere deshacer. Estas deben situarse con las otras que no se van a mudar. Y aquí comienza el tercer paso de la gestión japonesa que es la de suprimir lo que no es necesario. Pero ojo, esto no implica que haya que tirar todo. Aunque puede llevar un rato, lo recomendable es separar lo que no sirve, está roto o en mal estado para tirarlo, y juntar todo aquello que está en buenas condiciones para donarlo. Hay muchas instituciones y ONGs que con mucho gusto recibirán o hasta pasarán a buscarlas.

  • Cuarta S: Señalizar anomalías

Esta cuarta S apunta a que la mudanza debe hacerse lo más estandarizada posible, previniendo la suciedad y la aparición de más cosas innecesarias. Por este motivo, también es muy bueno ir anotando y señalizando dónde y qué se va acumulando en cada ambiente. Este paso hará que el posterior embalaje sea mucho más rápido.

  • Quinta S: Seguir mejorando

La última S se refiere a que durante todo el proceso de mudanza hay que tratar de y mejorar lo que se va haciendo, sobre todo lo que tiene que ver con el orden y los tiempos. Esto hará que las energías no se agoten durante la mudanza y se puede aplicar ya a la siguiente etapa, que tiene que ver con el embalaje.

Quién hará la mudanza

Una vez que en la casa desde la que se hará la mudanza quedaron todas aquellas cosas que se llevarán al nuevo hogar, y se cumplió en tiempo y forma según lo que estaba en el cronograma y el calendario, hay que decidir sobre quién realizará el embalaje y la mudanza.

Son muchas las empresas que realizan este servicio. Hay compañías que se encargan de absolutamente todo: van a tu casa, embalan todo con sus cajas y hasta te acomodan las cosas en tu nuevo departamento. Otras, simplemente hacen el servicio de transporte. Sin dudas, el presupuesto con que se disponga determinará esta decisión. Sin embargo, lo recomendable es pedir por lo menos presupuestos a tres empresas diferentes para saber cuánto podría costar hacer la mudanza completa y otros presupuestos para cuantificar el valor del transporte por separado.

En este punto, las opiniones de amigos o familiares que hayan contratado estos servicios siempre son más que bienvenidas. También es muy útil entrar a las redes sociales para ver qué opinan los clientes.

A embalar se ha dicho

La tarea de embalar y empaquetar todo la pueden hacer ustedes mismos. Claro que llevará tiempo –no te olvides de tener el calendario siempre a mano- pero hacerlo de la manera correcta nos ahorrará energía, tiempo y, sobre todo, tensión.

Algunas sugerencias:

  • Buscar cajas de diferentes tamaños. Pero nunca debe ser demasiado grande, porque después se te hará casi imposible moverla.
  • Las cajas siempre las deberás apilar desde las más grandes hasta las más pequeñas. Es recomendable dejar las cajas en el ambiente donde se armaron.
  • Etiquetá correctamente cada caja. Lo mejor es ponerle números a las cajas y, en un cuaderno –o en tu celular- anotar qué es lo que contiene esa caja y en qué ambiente de tu casa estaba.
  • Para la ropa, las bolsas son una buena opción. Se transportan y acomodan más fácilmente.
  • Mucho cuidado con la vajilla y las cosas frágiles. Podés usar cartón corrugado o papel de diario para envolver aquello que se pueda romper durante la mudanza. También podés poner algo de ropa dentro de las cajas que tengan cosas frágiles para evitar golpes.
  • Tratá de que las cajas siempre queden lo más llenas posibles. Por eso es que no deben ser enormes. Al estar llenas, las cosas de adentro casi no se moverán, lo que reduce enormemente la posibilidad de roturas.
  • En las mudanzas, muchas veces a lo que menos atención se les presta es a los muebles. Gran error. Se recomienda que todos los muebles estén cubiertos de alguna manera. Puede ser con sábanas viejas o incluso con toallas. Si es necesario, desarmá vos mismo los muebles que lo permitan. Nunca, pero nunca, uses cinta scotch sobre un mueble, porque después puede ser muy difícil sacar las marcas. Incluso, algunas superficies pueden quedar marcadas.
  • Todo aquello que para vos sea valioso, embalalo pero déjalo separado para que lo lleves vos mismo.
  • Como siempre hay imprevistos, se recomienda que armes una caja con elementos que deberías tener a mano como algunas herramientas (martillo, destornillador y pinzas) y elementos de limpieza (escobillón, esponja, limpiadores y jabón). También dejá una pequeña caja con cosas que necesitarás el día que vayas a tu nueva casa, como un par de cubiertos, algunos vasos, platos y toallas.
¿Todavía no te registraste en Mercado Libre? Quiero registrarme