La actividad de la construcción marcó un nuevo récord

Si bien el sector público es el que más está traccionando a la actividad, el sector privado sigue demandando insumos claves para la construcción. La visión de los empresarios para el futuro.

El sector de la construcción sigue dando buenas noticias. Y, según las empresas del sector, seguirá siendo así por los próximos tres meses, por lo menos. Según el Indicador Sintético de la Actividad de la Construcción elaborado por el INDEC correspondiente al mes de octubre, el índice subió un 25,3% en comparación al mismo mes del año pasado, lo que supuso el mayor crecimiento durante todo 2017. Este importante incremento llevó a que en el acumulado de los diez primeros meses del año la actividad haya aumentado un 11,6%.

En sintonía con el indicador oficial, el Grupo Construya, que mide la evolución de los volúmenes vendidos al sector privado de los productos para la construcción, señaló que las ventas de insumos se ubicaron un 21% por encima de las registradas en octubre de 2016. En tanto que, en el acumulado anual, el crecimiento entre enero y octubre alcanzó el 12,1%.

Venta de insumos

Tanto el sector público como el privado son los que están impulsando el crecimiento de la construcción durante 2017 aunque la obra pública es la que se lleva la mayor responsabilidad. Esto se concluye al ver cuáles son los insumos que más se vienen demandando tanto en octubre como en todo el año.

En el décimo mes del año, con relación a octubre de 2016, el mayor crecimiento está en el asfalto, cuyo consumo aparente subió nada menos que un 89,1%, seguido por hierro redondo para hormigón (39,4%), ladrillos huecos (28,8%), cemento (23,5%) y un 23% para el resto de los insumos como el vidrio y tubos de acero sin costura. En tanto que pisos y revestimientos cerámicos (18,3%), placas de yeso (17,3%), pinturas para construcción (13,7%) y artículos sanitarios de cerámica (11,3%), que están orientados a la construcción privada, se ve que han crecido por debajo del promedio mensual.

Esta tendencia de mayor consumo en los insumos orientados al sector público respecto de los del sector privado también se observa en el acumulado durante los diez primeros meses del año en su conjunto en relación a igual período del año anterior, con subas de 80,9% en asfalto, 28,2% en hierro redondo para hormigón, 12,1% en cemento, 8,9% en placas de yeso, 8,5% en pinturas para construcción, 5,8% en ladrillos huecos, 4,7% en pisos y revestimientos cerámicos y 4,6% en artículos sanitarios de cerámica.

Más permisos para construir

Otro dato alentador tanto para la actualidad como para el futuro inmediato, es que los permisos de edificación otorgados para la ejecución de obras privadas registró el séptimo mes consecutivo de crecimiento en la comparación interanual. En este sentido, durante octubre hubo un 13,4% más de permisos (en metros cuadrados totales), en comparación al mismo mes de 2016, mientras que en el acumulado anual el incremento es del 10,2%.

Optimismo de cara a futuro

Según la última encuesta del INDEC, para el período entre noviembre y enero, los principales jugadores del sector muestran expectativas favorables respecto al nivel de actividad. Y este optimismo se da tanto en las empresas orientadas al sector público como al sector privado.

En este sentido, el 51,5% de las compañías que realizan obras privadas prevé que el nivel de actividad del sector aumentará en los próximos tres meses, mientras que un 48,5% estimó que no cambiará. Los que afirman que habrá una suba en la actividad lo atribuyeron fundamentalmente al crecimiento de la actividad económica (en un 29,3%), a los nuevos planes de obras públicas (21,8%), a la disponibilidad de créditos para la compra de inmuebles (21,7%), al reinicio de obras públicas (10,6%) y a la estabilidad de los precios (9,2%). La disponibilidad de créditos para la construcción, que todavía no ha tenido el crecimiento esperado, sólo lo consideran un 7,4% de los encuestados.

En cuanto a las firmas dedicadas a la obra pública, el 50% opinó que la actividad aumentará durante el período noviembre de 2017 y enero de 2018, y un 46,7% estimó que no cambiará. Sólo un 3,3% cree que disminuirá. Quienes estimaron una suba, la atribuyeron principalmente a los nuevos planes de obras públicas (39,5%), al crecimiento de la actividad económica (18,9%), a la disponibilidad de créditos para la compra de inmuebles (13,3%) y al reinicio de obras públicas (11,1%), entre otras razones.

Respecto del tipo de obras que se encararán en los próximos tres meses, el 20,6% de las empresas orientadas al sector privado considera que el foco estará en viviendas, seguido por otras obras de arquitectura (18%), infraestructura de gas (12,1%), montajes industriales (10,1%) y obras viales y de pavimentación (9,1%), entre otras. Mientras que las empresas que se dedican a obras públicas respondieron: construcción de obras viales y de pavimentación (48,1%) y viviendas (19,1%), entre otras.

El último de los datos importantes tiene que ver con la opinión de los empresarios del sector respecto a las políticas que incentivarían todavía más a la construcción. La estabilidad de precios (24%), las cargas fiscales (20,5%), los créditos para la construcción (20,4%) y el mercado laboral (19,2%), fueron las cuatro respuestas más comunes entre las compañías orientadas al sector privado. Si bien para las empresas dedicadas más a la obra pública las respuestas son las mismas, el orden es diferente. La principal política que piden es la de créditos de la construcción con un 26,2%, una mejora en las cargas fiscales (22,5%) y por último una mayor estabilidad de los precios (22,2%), entre otras respuestas.

¿Todavía no te registraste en Mercado Libre? Quiero registrarme