Las zonas que más crecerán con el crédito hipotecario

Cómo es el nuevo mapa del real estate a partir de los préstamos hipotecarios. Qué zonas miran los desarrolladores. El foco en la clase media. Las inversiones previstas superan los $ 3.000 millones de pesos.

Hace varios meses que un nuevo actor protagónico entró para quedarse en el mercado inmobiliario y cumplirle el sueño de la casa propia a miles de argentinos. El segmento medio está tomando cada vez más fuerza, a la par que se solidifica la demanda por los nuevos créditos hipotecarios. Frente a esto, los principales jugadores del mercado ya aventuran la reconfiguración de Buenos Aires, tanto en la Ciudad como en el Oeste, Sur y Norte de Buenos Aires.

“En términos generales, la demanda se encuentra en pleno proceso de expansión y presiona a la oferta existente de unidades usadas y a estrenar. Las operaciones a través de créditos hipotecarios han demostrado que la financiación es la clave para la reactivación del sector y que será clave en los próximos años la inyección de más m2 al mercado. En nuestro caso, junto al Banco Ciudad estamos llevando adelante la obra Campus Norte en Vicente López con una inversión superior a los $ 400 millones, la cual será un ejemplo de cómo el sector privado y las entidades financieras pueden trabajar juntos”, asegura Hernán Nucifora, Director de Global Investments.

Desde el lanzamiento de los créditos UVA, se otorgaron más de $ 16.000 millones y Rodrigo Fernández Prieto, Managing Partner de la desarrolladora Fernández Prieto y Asociados enfatiza: “La ecuación es simple: mayor financiamiento hipotecario deriva en un mayor interés por vivienda, ergo, incremento de la demanda por eso es clave trabajar en proyectos de gran escala para la clase media. El modelo de complejos como Zencity hay que replicarlos en diferentes barrios de la ciudad y la provincia. Nuestro primer proyecto de este estilo estará en Lomas de Zamora”.

Expansión de zonas

Ahora bien, con valor por m2 de construcción por encima de los u$s 1.000, lo que hace competitivo un proyecto para la clase media es el valor de la tierra, por ello la estrategia de los desarrolladores es apuntar a zonas con potencial crecimiento. Un ejemplo de esto es en la zona oeste, donde se está llevando adelante el proyecto Vilanova Haedo, un condominio de $ 260 millones. Su director, el Ingeniero Bruno Martino explica que “el público entre 30 y 45 años es el que más interesado está en poder comprar su primer vivienda. Representa un gran desafío para las constructoras porque busca un producto con buena arquitectura, full amenities y a un precio accesible a su capital, es por ello que la tierra es un factor clave”.

Bajo el concepto de revitalizar tierra urbana y ponerla en valor para proyectos orientados al segmento medio, en el partido de Tigre se creó una zona llamada Distrito Tigre Sur a través de una ordenanza que plantea la recuperación, revitalización, y re-direccionamiento de su tejido urbano. “Hoy día representa una plataforma con un potencial económico tal, que permite atraer inversiones por encima de los $ 2.000 millones a través de una política de beneficios para atraer a desarrolladores y así co-crear una nueva ciudad”, afirma Gonzalo Meschengieser, director ejecutivo del primer Distrito de gestión especial de la provincia de Buenos Aires.

En lo que respecta a la ciudad, este punto es crítico, ya que hasta la venta de tierras del estado sale con una base alta. “Nosotros estamos en un proceso de land banking para proyectos orientados a la clase media, en donde el costo de incidencia no puede superar los u$s 700. Pagar por encima de esos números hace inviable poder trabajar con ese segmento. Nosotros creemos que zonas como La Boca y Barracas son ideales para que crezcan de la mano de viviendas y oferta de entretenimiento tal como ocurrió en New York en barrios como Williamsburg”, analiza Gonzalo Monarca, Presidente de Grupo Monarca.

Como se puede observar, en la ciudad de Buenos Aires, los desarrolladores apuestan al sur y no dudan en llevar adelante proyectos. Uno de estos casos es Grupo Portland quien acaba de lanzar su proyecto Liberti a pocas cuadras del Parque Lezama.  “El financiamiento a través de los créditos hipotecario va al alza, y por eso hoy más que nunca los desarrolladores debemos ser más audaces y lanzar m2 al mercado que permitan en el corto plazo absorber esa demanda latente. Los números son claros, hoy el 60% de la gente que busca una unidad privilegia comprar a alquilar” explica Gustavo Menayed CEO de Grupo Portland.

Si bien en las últimas semanas se presentaron nuevas líneas para constructoras, como la de créditos intermedios atados a UVA del Banco Ciudad, los desarrolladores inmobiliarios esperan una señal del Gobierno para agilizar la construcción de las nuevas unidades y así dinamizar mucho más una industria que quiere ser uno de los brotes verdes del gobierno para la recta final del 2017.

Datos a destacar

  • 21% De las operaciones de compra se realizaron con Créditos Hipotecarios en la primera mitad del año.
  • 52% Buscan inmuebles para comprar
  • 48% Buscan propiedades para alquilar
  • 77% De los Créditos Hipotecarios son UVA
  • 80% En el GBA, el corredor Norte continúa siendo la zona más demanda
¿Todavía no te registraste en Mercado Libre? Quiero registrarme