El grupo de trabajo del B20 presentó las recomendaciones en Economía Digital e Industria 4.0 al G20

El Grupo de Trabajo de Economía Digital e Industria 4.0 del B20, liderado por Marcos Galperin, CEO de Mercado Libre, presentó las recomendaciones a los gobiernos miembros del G20. Luego de meses de trabajo en conjunto, las empresas que co-crearon las recomendaciones para esta temática se reunieron en Buenos Aires el jueves 4 y viernes 5 de octubre para hacer entrega oficial del documento final con las políticas públicas sugeridas. En la siguiente nota se resumen las principales recomendaciones.

La economía digital y la industria 4.0 forman parte de todos los aspectos de la sociedad, incluso de la forma de trabajar de las empresas y los gobiernos y también de la manera en cómo las personas se comunican y viven sus vidas. El B20 hace un llamamiento a los gobiernos para que aprovechen la oportunidad de transformación digital e industria 4.0 con políticas holísticas y marcos regulatorios basados en los 7 pilares clave: habilidades digitales, Industria 4.0, conectividad global, MiPyMEs, comercio digital y flujo de datos, Fintech y ciberseguridad.

“A medida que nuestras economías se vuelven digitales, cientos de personas se integrarán gracias a la tecnología. En el B-20, nuestro Grupo de Trabajo expresó recomendaciones sobre cómo ayudar mejor a la fuerza laboral a desarrollar las habilidades digitales necesarias y garantizar que tomemos pasos firmes hacia una sociedad más inclusiva “

   Jacobo Cohen Imach, SVP  Asuntos Públicos de Mercado Libre y Presidente Adjunto del Grupo de Trabajo de Economía Digital e Industria 2.0 del B20

1. Habilidades digitales

Para  promover que las fuerzas laborales desarrollen las habilidades digitales necesarias es fundamental que los gobiernos trabajen con el sector empresario para evaluar la brecha actual. Además se requiere minimizar esta brecha a través de la inversión en programas educativos, asegurándose de que las habilidades digitales formen parte de los planes de estudio y también colaborando para recalificar o reciclar a la fuerza de trabajo actual. Es esencial que los programas educativos sean accesibles para ambos géneros y aborden la brecha de género en las habilidades digitales.

“Por primera vez en la historia de la humanidad, nos encontramos en un momento en que todos los habitantes del planeta pueden conectarse con cualquier otra persona, de manera instantánea y con un costo marginal casi nulo. El poder que tiene esta red global, inmediata e interconectada, es infinito, como nuestro universo, e igualmente difícil de comprender para nuestro cerebro “

Marcos Galperin, CEO Mercado Libre y Presidente del Grupo de Trabajo de Economía Digital e Industria 2.0 del B20

 2. Industria 4.0

La cuarta revolución industrial hará posible recopilar y analizar datos a través de múltiples dispositivos, generando procesos más rápidos, flexibles y eficientes. Se desarrollarán así productos de más calidad a costos reducidos, aprovechando tecnologías como robots autónomos, big data y analítica, fabricación aditiva y la nube. En esta línea, se recomendó a los gobiernos apoyar la creación de un ecosistema de Industria 4.0 para promover las mejores prácticas y facilitar la colaboración entre las instituciones públicas y privadas, reuniendo a los usuarios de nuevas tecnologías con los proveedores, equipando iniciativas con mayor impacto público y brindándoles apoyo financiero. Estos desarrollos necesitarán un grado de integración sin precedentes entre sistemas y entre fronteras, creando la necesidad de desarrollar normas internacionales que permitan la coordinación y cooperación entre países.

3. Conectividad e infraestructura

Con la iniciativa “Promover la conectividad global y el desarrollo de infraestructura”, se propone incentivar y facilitar las inversiones privadas en infraestructura para ampliar la cobertura, incluso en áreas poco rentables; promover la asequibilidad, facilitando el acceso a dispositivos y conectividad (especialmente en los países en desarrollo); promover un amplio uso del espectro; y motivar la creación de contenidos y servicios que fomenten la demanda, para lograr mayor que el público pueda involucrarse más con los canales digitales.

4. MiPyMes

El sector de las MiPyMEs (micro, pequeñas y medianas empresas) representa la forma predominante de organización empresaria en todo el mundo. En los países estudiados, son las que generan aproximadamente dos tercios de los puestos de trabajo. La recomendación para los gobiernos es crear conciencia sobre las tecnologías de avanzada y las mejores prácticas y a la vez brindar más apoyo para su digitalización.

5. Comercio digital y flujo de datos

El comercio digital es un motor de crecimiento económico, tanto para las grandes como para las pequeñas empresas en todo el mundo. Aún hoy, aproximadamente el 50% de todos los servicios transados son el resultado de las tecnologías de la información y la comunicación. Con el objetivo de “Habilitar el comercio digital y los flujos de datos internacionales”, se recomienda implementar políticas de e-commerce robustas, interoperables y no discriminatorias entre países; fomentar las negociaciones sobre el comercio digital en la OMC y otras organizaciones comerciales; trabajar para lograr reglas impositivas consistentes; fomentar estándares recíprocos de protección de datos y de la privacidad. Es esencial promover un enfoque multilateral consistente y evitar las medidas unilaterales destinadas a un solo sector o a un solo grupo de empresas. Inclusive, para alentar el comercio digital y las operaciones de negocios internacionales, es importante que los países eviten los requisitos de localización de datos y promuevan mecanismos eficientes de transferencia de datos.

6. Fintech 

Más del 30% de las personas en el mundo no tienen una cuenta bancaria – una brecha que afecta en forma desigual a los países desarrollados y a los países en desarrollo. Apoyar la innovación en tecnología financiera es una de las soluciones potenciales para cerrar esta brecha, que a la vez es clave dado el efecto positivo que tiene la inclusión sobre el bienestar de las personas y el PBI. Los miembros del G20 deberían adoptar marcos de políticas que habiliten los servicios de tecnología financiera a actores de diferentes ramos de actividad, promoviendo la competencia entre todos los niveles de la cadena de valor de servicios financieros y alentando la innovación. Más aún, los gobiernos deberían alentar a las empresa a crear entornos de cooperación que permitan al ecosistema de tecnología financiera a facilitar los ensayos y la conectividad con los sistemas actuales.

7. Ciberseguridad

A fin de mejorar la ciberseguridad en los diversos países, los gobiernos deben asociarse con la industria para adoptar un enfoque holístico en la gestión de los riesgos cibernéticos.  La recomendación es crear un entorno de colaboración intersectorial y transfronterizo, que se debe lograr a través de iniciativas para compartir información. Esto permitirá a los países proteger los datos valiosos y mantenerlos fuera del alcance de los delincuentes.

¿Todavía no te registraste en Mercado Libre? Quiero registrarme