Cómo funciona un lavavajillas: conocé a tu mejor aliado

Es un electrodoméstico salvador, que cada vez más hogares incorporan para sumar tiempo y confort a su vida cotidiana. Lo que debés saber.

Lavar los platos es una de las tareas cotidianas más tediosas. Toma tiempo, nadie quiere hacerlo y hasta genera roces en la familia. Existe una solución bastante sencilla para eliminar esta actividad de nuestra rutina y se llama lavaplatos, un electrodoméstico que puede mejorar nuestra calidad de vida de manera sorprendente. Te contamos cómo funciona un lavavajillas, qué modelos hay y todo lo que debés saber antes de comprar uno.

lavavajillas ofertas

Si te interesa, podés ver lavavajillas en Mercado Libre

Cómo funciona un lavavajillas

En el mercado podemos encontrar diversos modelos de lavavajillas que se adaptan a las distintas necesidades. Si bien tienen diferentes características, la mayoría de ellos funcionan gracias a los mismos mecanismos internos. Repasamos cuáles son para que entiendas a fondo la magia del lavaplatos.

  1. Agua: el primer paso del lavavajillas es llenar de agua un compartimento inferior que sirve como reserva para el lavado.
  2. Calor: una vez que el agua está en el lugar comienza a calentarse mediante resistencias eléctricas. Esto es fundamental, ya que hace que el proceso sea eficiente.
  3. Detergente lavavajillas: el paso siguiente es el agregado de jabón o detergente previamente cargado en el electrodoméstico. El mismo lavaplatos lo administra y dosifica para evitar un exceso de consumo.
  4. Lavado activo: una vez que el agua está caliente y el detergente se unió al proceso, comienza el lavado. Adentro del lavaplatos podemos encontrar unos “brazos” que giran expulsando una mezcla de agua y jabón con mucha fuerza para eliminar la suciedad.
  5. Drenaje: al finalizar la etapa de lavado activo, el lavaplatos comienza a drenar el agua con detergente para pasar al siguiente punto.
  6. Enjuague: como el agua que estaba en el depósito ya fue utilizada, se vuelve a llenar y calentar para enjuagar la vajilla, que todavía tiene restos de jabón.
  7. Vaciado: cuando los platos ya están relucientes y sin restos de detergente, se vacía el agua utilizada. El paso siguiente es el secado que puede hacerse gracias al calor de los propios platos o utilizando aire calentado por las resistencias.

No se trata de un proceso complicado y es energéticamente eficiente. Los lavavajillas realmente pueden significar una mejora importante en la rutina y darnos un tiempo extra para disfrutar de otras actividades más placenteras que lavar los platos.

La pregunta ahora es qué tenemos que tener en cuenta para elegir al nuevo integrante de nuestra cocina.

cómo elegir un lavajillas

Si te gusta, podés mirar lavaplatos en la Tienda Oficial de Garbarino

Cómo elegir un lavavajillas

El lavaplatos es uno de los electrodomésticos más prácticos del mercado y es tan imprescindible como el lavarropas en los países más avanzados. Sin embargo, aún no es muy popular en nuestro país, por lo que es difícil encontrar buenos consejos sobre qué modelo comprar. Aunque a veces es fácil dejarse llevar por las ofertas, lo mejor es tener algo más de conocimiento. Armamos nuestra propia lista de recomendaciones para facilitarte la tarea.

lavavajillas ofertas

Podés mirar lavavajillas en la tienda oficial del Grupo Márquez

Tipos de lavavajillas

Lo primero que tenemos que tener en claro es cuáles son los modelos de lavaplatos disponibles en el mercado.  Aunque han evolucionado mucho a lo largo de la última década, existen tres tipos básicos:

  • Independientes o de libre instalación: este tipo de lavavajillas se instala de forma aislada en cualquier hueco que encontremos en la cocina. Por lo general, se ubica debajo de la mesada para aprovechar el espacio de manera eficiente. Podemos encontrar distintos diseños y ajustar el estilo a la decoración de nuestra cocina.
  •  Totalmente integrables: los lavaplatos integrables están pensados para funcionar dentro de un mueble o unido a las puertas de los placares para quedar ocultos. Muchas personas los prefieren porque no perjudican el estilo del ambiente y aprovechan bien los espacios.
  • Lavavajillas panelable: los lavaplatos panelables son el punto justo entre los independientes y los integrables. Permiten una instalación libre en la cocina aunque también se pueden instalar con un panel adherido a la puerta de algún mueble. Si pensamos hacerlo de la segunda forma, lo único que quedará visible del electrodoméstico será la botonera de control. Sin embargo, es muy difícil conseguir un dispositivo de este tipo.

 

Consejos para elegir un lavavajillas

Además del modelo, tenemos que considerar otros aspectos antes de invertir en un lavavajillas. Repasamos cuáles son los puntos a observar.

  • Tamaño y capacidad: no todas las familias son iguales y algunas requieren un lavavajillas con más capacidad que otras. La capacidad está directamente ligada al tamaño, por lo que es importante optar por un modelo que cubra las necesidades específicas de cada casa, sin excederse. Los lavavajillas se dividen en tres grupos: grandes, estrechos y compactos. Las medidas de los lavavajillas grandes son de 60 centímetros o más de ancho y capacidad para doce juegos de platos y cubiertos. Una familia más pequeña puede recurrir a un electrodoméstico más modesto.

  • El espacio de los cestos: a la hora de elegir el mejor lavavajillas debemos mirar cómo funciona el espacio de los cestos. Los más prácticos tienen cajones removibles que se ajustan a la altura de lo que querés lavar.
  • Los programas de lavado: cada modelo ofrece distintos programas de lavado, por ejemplo “vajilla diaria” o “delicada”. Los mejores tienen varias opciones para ajustarse a las distintas situaciones y preferencias de ahorro energético. Algunos modelos tienen un lavado ecológico para desperdiciar menos agua o, incluso, función media carga para lavar pocos elementos. Otra función interesante es la que permite programar un lavado en horario diferido.

medidas lavavajillas

Podés seguir viendo lavaplatos en la Tienda Oficial de Frávega

  • El material interior: comprar un electrodoméstico y que se rompa es una de las peores situaciones que podemos atravesar. En el caso de los lavaplatos, lo mejor es que su interior esté hecho de acero inoxidable para ser más duraderos.
  • Nivel de ruido del lavavajillas: este punto es fundamental si no queremos pasar la sobremesa escuchando el zarandeo de nuestros platos dentro de la máquina. Los fabricantes están obligados a indicar el nivel de decibeles al que llega el lavavajillas. No se recomienda comprar ninguno cuyo índice de sonido supere los 60 decibeles.
  • Eficiencia energética: estamos hablando del cuarto electrodoméstico que más energía consume dentro de un hogar. Es fundamental conseguir un lavavajillas que pertenezca a la categoría A de ahorro energético.
  • La presentación: parece superficial pero no lo es. Tener un electrodoméstico que no nos agrada en la cocina puede bajar nuestro nivel de satisfacción enormemente. Comprá el que combine mejor con tu cocina.

Mejores marcas de lavavajillas

La pregunta sobre cuáles son las mejores marcas de lavavajillas se impone a la hora de elegir porque en el mercado hay una importante variedad de modelos, prestaciones, marcas y precios. Aunque no es tarea sencilla y la decisión siempre irá en función de las preferencias de los consumidores, podemos contar con una lista de los mejores lavavajillas.

cómo usar un lavarropas automático

Cuál es el mejor lavarropas: claves para elegir bien

¿Todavía no te registraste en Mercado Libre? Quiero registrarme