Cuánta memoria necesita una computadora para ser rápida

Cuando se trata de velocidad, necesitamos que nuestra computadora responda. En esta nota, encontrá algunos tips para hacer la mejor elección.

Siempre que pensamos en una computadora, hay algunas palabras claves que nos vienen a la mente como almacenamiento, conectividad y memoria. Y esta última quizás ocupe un gran porcentaje de las consultas cuando llega el momento de elegir. La memoria de una computadora es uno de los elementos que determinan qué tan rápida es una PC. Quienes utilizamos a diario dispositivos tecnológicos como la PC o el smartphone sabemos que mientras más memoria RAM tengan, más rápidos serán, pero también más caros. Y es aquí donde Intel hace la diferencia con su memoria Intel®️ Optane™ que actúa como complemento a la RAM, y permite aumentar significativamente la velocidad de un equipo, a un costo menor.

La memoria Intel®️ Optane™ aprende los hábitos de quién utiliza la PC, y esto la convierte en una tecnología inteligente, ya que puede recordar los documentos, imágenes, videos y aplicaciones utilizados con más frecuencia, para mantenerlos siempre “a mano” y acceder a ellos de forma más rápida. Es así que, junto a la RAM, trabajan en equipo para acelerar la ejecución de las tareas habituales. Pero he aquí la diferencia; mientras que la RAM se borra u “olvida” lo que hizo al apagarse la compu, la memoria Intel®️ Optane™ se mantiene incluso después de apagada la PC y esto se traduce en velocidad desde que se presiona el botón de inicio. Es como cuando guardamos en la sección de “Favoritos” las páginas web que más visitamos. Siempre estarán en una ubicación visible y de fácil acceso para que podamos ingresar más rápidamente. La memoria de Intel recuerda nuestros movimientos “favoritos” en la computadora y los deja listos para usar cuando son requeridos.

Un ejemplo cotidiano para explicar cómo funciona la memoria Intel®️ Optane™ es imaginarse a un chef en su cocina a punto de preparar una receta. Delante suyo la mesa está vacía, y cada vez que necesita algo debe ir a buscarlo adonde está guardado. El hecho de interrumpir el trabajo para ir a buscar lo que va necesitando, hace que el tiempo de preparación se alargue, ¿Verdad?. Ahora pensemos qué pasaría si cuando el chef se dispuso a cocinar, alguien le hubiese dejado sobre la mesa todos los utensilios e ingredientes necesarios para la preparación. Sin dudas, el tiempo utilizado sería mucho menor, además de la satisfacción que tendría el cocinero de encontrar rápidamente todo lo necesario. Esto es exactamente lo que hace la memoria Intel®️ Optane™; dejar “sobre la mesa” todo lo que el usuario va a precisar mientras se encuentre en su dispositivo.

memoria intel para computadora

Podés ver opciones en Mercado Libre

Si bien la memoria es elemental para determinar la velocidad de una PC, también lo son el procesador y el tipo de almacenamiento. Volviendo al ejemplo de la cocina, el procesador es el chef, el que decide qué se necesita, el que sabe dónde ir a buscarlo, y entiende cómo usar cada utensilio o ingrediente. Claramente, no todas las tareas revisten la misma complejidad, por eso a la hora de elegir el procesador es fundamental que se tenga muy en cuenta qué uso se le va a dar a la computadora.

En este sentido, los procesadores de gama básica son ideales para tareas sencillas como navegar por Internet, chequear el correo, usar redes sociales y administrar fotos. Por otra parte, los procesadores de gama media son necesarios para tareas de oficina, multitasking y reproducción de videos 4K. Para creadores de contenido, gaming profesional y transmisiones en vivo, es imprescindible contar con procesadores de gama alta, que brindarán todo el desempeño requerido para tareas de gran rendimiento.

En cuanto al almacenamiento -el tercer punto para conseguir una buena velocidad- este determina qué tan accesibles son las cosas que se necesitan para una tarea y cuánto esfuerzo se requiere para sacarlas de donde están y utilizarlas. No es lo mismo buscar algo en un cajón cercano o debajo de una mesa, que buscarlo en el fondo de un mueble alto, detrás de otras cosas. Los almacenamientos de tipo HDD y SSD funcionan de formas diferentes, siendo los SSD los que ofrecen mejor accesibilidad, aunque todavía son también los más caros.

Ahora, teniendo en cuenta estos tips, podemos decir que una PC que incluye un procesador de gama básica, con un disco HDD y memoria Intel®️ Optane™, es una opción de valor estupenda para un dispositivo de uso hogareño, o que uno que incluya un procesador de gama alta, con un disco SSD y memoria Intel®️ Optane™ es la opción ideal para un creador de contenidos multimedia.

Con todo esto, estamos listos para afirmar que ya sabemos cómo encontrar nuestra PC ideal, sumarle memoria Intel®️ Optane™ y acelerar al máximo todas nuestras tareas.

 

Te puede interesar: 

¿Todavía no te registraste en Mercado Libre? Quiero registrarme