Cómo hacer jabones artesanales paso a paso

Los jabones naturales, al estar libre de químicos, son excelentes para la salud de la piel. Además, son un buen presente para regalar. Cómo fabricarlos en casa.

Cada vez hay más interés por los productos de belleza naturales, sin agregados de químicos o sustancias que puedan afectar la salud de la piel y el cuidado del medioambiente. Ya sea para uso personal o para encarar un emprendimiento, te contamos cómo hacer jabones artesanales paso a paso y sumarte a una tendencia ecofriendly, que llegó para quedarse.

Las posibilidades son muchas. Podés fabricar jabones artesanales para higienizar y cuidar tu piel, para regalar o para usarlos como elemento de decoración o para aromatizar ambientes y cajones de ropa. También podés hacerlos en casa y venderlos por Internet, ya que están de moda y la inversión que necesitás es mínima.

Con pocos materiales y un poco de creatividad, podés crear diseños súper lindos, perfumados, y hacer regalitos para todas las edades.

jabones artesanales recetas

Leé también: Las propiedades del aceite de almendras: el mejor aliado de tu piel

Cómo hacer jabones artesanales

Lo más lindo de hacer productos artesanales es que podés elegir aromas, formas, colores, tamaños, etc. Es más: hasta podés personalizar, según tus gustos e intereses, algunos ingredientes para potenciar las propiedades del jabón.

Lo primero que debés hacer es reunir en casa una lista de materiales y seguir algunos pasos muy sencillos:

Materiales para fabricar jabones

  • Soda cáustica o sosa cáustica (es lo mismo, pero en los distintos países se la conoce con distintos nombres). No te asustes con este ingrediente: cuando termina la saponificación (que es un proceso químico por el cual un cuerpo graso se convierte en jabón), la soda desaparece y el jabón queda con el pH adecuado para la piel.
  • Agua.
  • Aceite de oliva.
  • Aceites esenciales perfumados.
  • Colorantes.
  • Moldes de silicona (que no sean de aluminio).
  • Guantes.
  • Gafas protectoras.
  • Mascarilla protectora o barbijo.
  • Delantal o remera o camisa vieja.
  • Vinagre.
  • Utensilios (que no sean de aluminio).
  • Batidora de mano.
  • Tabla de referencia para calcular los ingredientes.

Paso a paso para hacer jabones artesanales

  • En un recipiente alto, volcar el agua y, después, añadir la soda cáustica (nunca lo hagas al revés). Es importante tomar precauciones de seguridad (guantes, gafas, mascarilla) porque, al juntar la soda con el agua, se producirá una reacción térmica que desprende mucho calor y puede provocar quemaduras si te salpica. Cuando la mezcla vaya disminuyendo la temperatura, poné a calentar en otra olla los aceites a fuego suave, hasta llegar a 80ºC. Luego, retiralo del fuego.
  • Mezclar los aceites y la lejía (soda + agua) hasta que la preparación vaya tomando consistencia. Ambos ingredientes deben estar a la misma temperatura (se recomienda que sea a 80ºC).

En este punto, es el momento de tomar la decisión de qué método usar, ya que se puede hacer jabón casero en frío o en caliente.

como hacer jabon de glicerina

Podés leer: Cómo hidratar la piel y combatir el envejecimiento

Cómo hacer jabón casero en caliente

  • Si optás por hacer jabón casero en caliente, te recomendamos usar el horno. Volcá la preparación en moldes de silicona resistentes a altas temperaturas y ponelo en el horno, a 80ºC, por unas dos horas, hasta que gelifique.
  • Cuando lo saques del horno, debés agregar los aditivos, removiendo bien. Cuando esté sólido, lo desmoldás y lo cortás en barras para terminar de envolver o decorar como más te guste.
  • Para hacer jabón casero a Baño María, colocá el recipiente con la preparación adentro de otro más grande con agua hirviendo. Revolvé constantemente hasta la mezcla se espese. Luego, lo retirás del fuego, le agregás los aditivos y volcás en uno o más moldes hasta que endurezca.

Es importante saber que los procesos en caliente aceleran la curación y saponificación de los jabones, lo cual asegura que queden con el pH adecuado para la piel.

Cómo hacer jabón casero en frío

  • Si optás por fabricarlos en frío, una vez que mezclaste la lejía con los aceites, agregá las esencias, el colorante y los principios activos. Revolvé todo con una espátula y volcalo en un molde. Tapalo muy bien y dejalo reposar de 24 a 48 horas, hasta que esté bien sólido.
  • Cuando ya esté endurecido, podés cortar la barra en pastillas. Debés dejarlas en reposo por unos 40 días para que haga el proceso de saponificación. Pasado ese tiempo, ya estará con el pH recomendado para la piel.
  • El proceso en frío lleva más tiempo pero tiene algunas ventajas: se pueden hacer diseños más creativos y los aceites no se degradan tanto, por lo que conservan mejor sus propiedades.

como hacer jabon de glicerina

También podés leer: Para qué sirve el aloe vera: todos sus beneficios

Cómo hacer jabones naturales

Para fabricar productos más naturales, te contamos cómo hacer jabones artesanales sin soda cáustica, como es el caso de los jabones de glicerina, que es un ingrediente vegetal con muchas propiedades hidratantes y humectantes y, al ser neutro, logra un pH igual al de la piel. Es genial porque no provoca reacciones alérgicas ni sequedad. Es muy recomendable para pieles sensibles.

Cómo hacer jabón de glicerina

Su elaboración es la más sencilla y rápida de todos.

Ingredientes

  • Glicerina para jabón: son bases de jabón de glicerina que se consiguen en las tiendas online. Son orgánicas, libres de sulfatos y conservantes. Su calidad debe estar certificada en su envase original.
  • Colorantes y pigmentos: líquidos o en polvo (pueden ser naturales, orgánicos o sintéticos).
  • Esencias aromáticas y aceites esenciales.
  • Aditivos: principios activos, extractos de plantas, leches cosméticas, arcillas, sales y exfoliantes.
  • Moldes: lo mejor es optar por moldes de silicona, que son fáciles de desmoldar y tiene formas súper variadas.

Preparación

  • Cortá las bases en daditos de unos 5 cm.
  • En un recipiente apto para microondas, derretilos de a poco, a temperatura suave. También se puede fundir a Baño María, controlando que no suba mucho la temperatura.
  • Cuando el jabón esté fundido, agregale unas gotas de colorante hasta llegar al color deseado.
  • Luego, agregá las esencias aromáticas y los aditivos, si querés que tu jabón tenga propiedades específicas (exfoliantes, hidratantes, etc).
  • Mezclá todo muy bien y volcalo en el molde.
  • Luego, rociá con alcohol 96º para evitar que se formen burbujas. Dejalo que se enfríe bien.
  • Desmoldá y listo para usar o para envolverlo y regalar.

glicerina para jabon

Leé más: Propiedades de la avena: un cereal con muchos beneficios

Cómo hacer jabón artesanal de avena

La avena mezclada con miel tiene nutrientes que revitalizan la piel y devuelven la humedad a la piel reseca.

Ingredientes

  • 1 barra de jabón de glicerina.
  • 3 cucharadas de miel de abejas (75 g).
  • 3 cucharadas de copos de avena (30 g).
  • 1 cápsula de vitamina E.

Preparación

  • Primero, derretí la barra en un recipiente resistente al calor, en el microondas o a baño María.
  • Luego, agregá las cucharadas de miel y los copos de avena. Revolvé con una cuchara de madera.
  • Cuando todo quede bien integrado, agregá el contenido de una cápsula de Vitamina E.
  • Dejá reposar la preparación 5 minutos y, luego, volcá en un molde grande o en varios pequeños. Cuando solidifique bien, desmoldá y cortá si es necesario. ¡Listo!

como hacer jabones naturales

Leé también: Cómo hacer velas artesanales paso a paso

Jabón casero de almendras

Es una variante que tiene un alto poder de hidratación.

Ingredientes

  • Jabón base de glicerina en suspensión (250 gr.).
  • Almendra en polvo (60 gr.).
  • Aceite de almendras (2 gr.).
  • Esencia aromática.
  • Alcohol 96º.
  • Molde 6 pastillas cuadradas.

Repetir todos los puntos de la receta anterior. Sólo cambia las esencias saborizantes, los colores y aditivos.

Jabones artesanales: beneficios

El jabón es un producto cosmético que usamos todos los días. Es nuestro aliado cotidiano para tener la piel limpia y saludable. Por eso es importante que sea de buena calidad y que tenga la menor cantidad posible de químicos y sustancias que puedan ser irritantes o provocar alergias.

En ese punto, los jabones orgánicos o naturales tiene muchos beneficios que podés aprovechar, además de poder adaptarlos a las necesidades específicas de tu piel.

como hacer jabones naturales

Podés leer: Ideas para baños: cómo lograr un espacio lindo y funcional

Te puede interesar: 

¿Todavía no te registraste en Mercado Libre? Quiero registrarme