Autos inolvidables argentinos: los cinco más populares

El paso del tiempo puede convertir a algunos modelos en autos de colección. Aquí, un repaso sobre la vida de algunos de producción nacional que marcaron parte de la historia industrial argentina.

Quienes aman el mundo de las cuatro ruedas bien saben apreciar una pieza en estado original cuando la ven transitando por nuestras calles. Es que todavía quedan ejemplares en excelente estado de varios de los autos inolvidables argentinos.

Estos íconos de la industria automotriz nacional representan más que un “cacho de fierros”, pues atesoran consigo historias y vivencias de un pasado próspero que, en muchos casos, fueron acompañados por una gran trayectoria en el mundo del automovilismo deportivo.

Sin dudas, uno de estos autos inolvidables argentinos es el Ford Falcon, modelo que la marca del óvalo pensó como transitorio para el mercado local pero terminó convirtiéndose en uno de los más importantes de nuestra industria (sino el más importante), con 29 años de éxito ininterrumpido.

Ford Falcon autos inolvidables argentinos

Se presentó oficialmente en nuestro país en febrero de 1962 y su primera generación fue ensamblada en la planta que Ford tenía en La Boca. Tuvo versiones rurales, deportivas y hasta una pick-up, mientras que, en el mundo del deporte, comenzó a escribir la historia en el TC en 1972, con el piloto Pirín Gradassi.

Otro de los autos inolvidables argentinos es el Peugeot 504. Ningún otro auto fabricado en el país fue tan vendido como este francés. Se comercializaron 496.693 unidades, superando en volumen a lo logrado por el mítico Ford Falcon.

Peugeot 504 autos inolvidables argentinos

El amplio sedán diseñado por Pininfarina, primero fabricado por SAFRAR (1969) y luego por SEVEL (década del 80), el 504 tuvo su época dorada entre 1970 y 1980 adjudicándose competiciones del Turismo Nacional y hasta llegó a consagrarse en el TC2000.

Dentro de este selecto grupo de autos inolvidables argentinos no podía quedar afuera el recordado Fiat 600. El tan querido “Fito”, “fitito” o “bolita”. Se trató de un modelo que con características sencillas enamoró al público local y significó el primer cero kilómetro de muchos.

Fiat 600 autos inolvidables argentinos

La primera unidad salió de fábrica el 8 de abril de 1960, equipada con un pequeño motor de 800 cm3 y 32 CV de potencia, ubicado en la parte trasera. Diseñado por el italiano Dante Giacosa (que además es el padre de otros clásicos, como el 500, el 1100, el 128 y el 125) comenzó a producirse en nuestro país en 1960 en la planta de Caseros, provincia de buenos Aires.

¿Quién podría dejar afuera de los autos inolvidables argentinos al Torino? Seguramente, el modelo fabricado en Córdoba por Industrias Kaiser Argentina sea uno de los autos más emblemáticos para los fanáticos de los vehículos en nuestro país.

Torino autos inolvidables argentinos

Tuvo varias versiones e incluso en los setenta proliferaban carroceros que tomaban un auto de fábrica y lo modificaban para darle un toque más distintivo. Sin embargo, el más recordado es el 380w. Dueño de una brillante seguidilla de títulos en el TC, el Torino abrió los ojos del mundo entero con su hazaña en las “Las 84 Horas de Nürburgring”.

Aquella Misión Argentina liderada por Juan Manuel Fangio y el mago Oreste Berta en el mítico trazado alemán, también conocido como “infierno verde”, selló definitivamente su destino en la historia: el regreso triunfal desde Alemania fue con el Toro #3, ubicado en cuarto lugar, detrás de un Lancia, un BMW y un Triumph.

El último escalafón de este ranking de autos inolvidables argentinos lo ocupa el Citroën 3CV. Un modelo austero y sencillo que fue tremendamente aceptado por un público local porque abrió un mundo fuera de los grandes autos americanos de su época.

Citroen 3CV autos inolvidables argentinos

Si bien fue presentado mundialmente en 1948 como 2CV, demoró 10 años en venderse en la Argentina porque pesaba sólo 600 kilos: tuvo que esperar un cambio de régimen impositivo que penaba a autos de menos de una tonelada. Se importó durante dos años (1958) y luego comenzó a ser ensamblado planta del barrio porteño de Barracas en 1960. Contaba con un motor de dos cilindros y 606 cm3 que brillaba por su rendimiento en la ciudad y eficiencia. El 3CV también tuvo versiones furgoneta y pick-up, ambas fabricadas en la Argentina.

Ver: Autos de colección en venta en Mercado Libre

¿Todavía no te registraste en Mercado Libre? Quiero registrarme