Cómo funciona una caja automática

Las transmisiones automatizadas han ganado terreno en el mercado mundial por su pragmatismo a la hora de conducir, fundamentalmente cuando hay mucho tránsito. Un breve instructivo para saber de qué se trata el mecanismo y cómo manipularlo.

Quien haya tenido la posibilidad de manejar un auto con transmisión automática, difícilmente quiere volver a pasar los cambios de manera manual. Es que, además de facilitar la conducción, éstas ofrecen mayor confort. Al no existir un pedal para el embrague, el pie izquierdo descansa por completo y sólo tenemos que concentrarnos en el acelerador, freno y volante. Explicar este mecanismo que parecería obrar por arte de magia no es tarea sencilla por la gran cantidad de piezas que lo comprende, pero a continuación te contamos a grandes rasgos cómo funciona una caja automática.

Básicamente, el motor de un auto se conecta a la transmisión automática en la campana, que es la parte baja del chasis. Esta contiene un convertidor de par o torque en lugar de un clutch, que es el mecanismo que permite unir o separar el eje del cambio de velocidades de un vehículo al movimiento del motor.

El convertidor de torque funciona con el movimiento centrífugo del líquido de transmisión automática que, por medio de la presión que genera el aceite interno, se encarga de mover la turbina de la transmisión automática.

Cuando este líquido gira y comienza a generar la presión, crea cámaras que tienen presiones distintas. Es por ello que si el volumen se incrementa o disminuye, una unidad de control hidráulico envía señales a través de diversos “clutches” y bandas de freno, para cambiar la relación de engranes.

Cómo funciona una caja automática: sus letras y modos

Hasta el párrafo anterior hablamos de lo que ocurre invisiblemente. Pero vayamos a la práctica de cómo funciona una caja automática a través de su selectora.

En primer lugar, para dar arranque debemos tener presionado el freno y chequear que el selector esté en P (Parking). Para algunas posiciones como P (Parking) o R (Reversa) suele haber un botón adicional sobre el selector y esto se debe justamente a una medida de seguridad.

cómo funciona una caja automática

Ver autos automáticos en Mercado Libre

Una vez que el vehículo ya está encendido, el siguiente paso será seleccionar D (Drive, para avanzar): cuando soltemos el freno el vehículo se va a empezar a mover. Es normal y no hay que asustarse.

En esta posición, al acelerar el vehículo subirá de cambios mientras que al presionar el freno los bajará. Si aceleramos a fondo (para realizar un sobrepaso, por ejemplo) el motor interpretará que es una “emergencia” y bajará todos los cambios necesarios para brindar la máxima potencia.

Existen cajas automáticas que cuentan con una función deportiva, a través de la tecla S (Sport). Básicamente, este modo más “picante” lo que hace es llevar el motor a más revoluciones, demorando más en pasar cada cambio y rebajar antes si necesitamos ganar precisión.

Asimismo, la gran mayoría de transmisiones automáticas disponen de un modo “M”, para que el conductor pase los cambios de manera manual, pudiendo tener mayor control sobre el momento en que quiera subir o bajar de marcha. Según la caja, este procedimiento se realiza mediante impulsos del selector (hacia arriba y abajo) o bien a través de levas detrás del volante, aunque esta modalidad es más propias de los autos deportivos o de alta gama.

Una pregunta recurrente de cómo funciona una caja automática radica en la letra “L” de Low (Baja). En algunas transmisiones esta función la cumplen los casilleros 1 y 2 (aunque lo ofrecen pocas cajas). Se trata de una opción de más fuerza a bajas velocidades, destinada a situaciones muy puntuales como remolcar otro vehículo o si el terreno es muy irregular o movedizo: prácticamente no se usa desamado en lo cotidiano.

Por último pero no menos importante, repasemos otras de las funciones. Como bien mencionamos anteriormente, la letra P (Parking) se usa cuando queremos que el auto no se mueva más, es decir, cuando terminamos la maniobra de estacionamiento. Esta función bloquea la caja tanto con el motor en marcha como apagado y es la posición en la que debe quedar al bajarnos del auto.

Como bien indica su nombre, la letra R (Reverse) es la posición para hacer marcha atrás, mientras que la N (Neutral) es nada menos que el famoso punto muerto de la caja manual.

Si vamos a dejar el vehículo estacionado en este modo, es necesario activar además el freno de mano, ya que, si bien en “N” no deja ninguna marcha “engranada”, hay que tener precaución porque tampoco está frenado por completo: si llegáramos a dejarlo en N en una pendiente, por ejemplo, el auto se irá para abajo.

símbolos del tablero del auto

Podés leer: Qué significan los símbolos del tablero del auto

Te puede interesar:

¿Todavía no te registraste en Mercado Libre? Quiero registrarme