Qué moto comprar: las 7 preguntas que debés responderte

¿Estás cansado de usar medios de transporte públicos o de pasar horas en tu auto?. La moto puede ser la solución. Acá una guía para que pienses qué moto te conviene comprar según tus necesidades.

Si todos los días te subís al subte, colectivo o tren y al mirar por la ventana ves pasar las motos al lado tuyo; o si cuando estás en tu auto y estás atascado en el tráfico te da envidia que las motos pasen sin problema, quizá sea el momento para penar qué moto comprar.

Las motos son una solución de movilidad cada vez más utilizadas en las grandes ciudades. La necesidad de ir de un lugar al otro, en poco tiempo, hace que los motovehículos estén ganando adeptos por sobre los automóviles. Sin embargo, siempre surge la duda de qué moto comprar, y cuál es la que mejor se adapta a tus necesidades.

Ver también: Cuáles son las mejores motos para ciudad.

Hay motos para todos los gustos. Están los scooters, que son fáciles de usar, automáticas y, generalmente, más livianas. También están las denominadas CUBs, que son más chicas y para trayectos cortos. Por otro lado, están las que tienen cambios, como las urbanas, donde podemos encontrar las naked y chopper. Además, hay deportivas, superdeportivas y las off-road.

Ver motos en Mercado Libre.

Te compartimos una guía de 7 preguntas que debés responderte para saber qué moto comprar.

1 – ¿Para qué quiero la moto?

Es la primera pregunta fundamental que hay que hacerse al momento de pensar en qué moto comprar. Y la respuesta tendrá que ver con el uso que se le dará. ¿Quiero una moto para ir y volver todos los días al trabajo, o simplemente para pasear los fines de semana? ¿Quiero una moto para tenerla como opción al auto y usarla cuando sé que hay mucho tráfico? ¿Usaré la moto todos los días que pueda o sólo cuando el clima sea bueno?

2 – ¿Cuál es el recorrido que haré?

El lugar donde vivas y los recorridos que tengas que hacer serán claves para definir qué moto comprar. No es lo mismo una moto para ciudad que si debés subirte a una autopista o andar varios kilómetros en una ruta. La solidez, estabilidad y velocidad de la moto debe acompañarte en tus recorridos según los trayectos que debas hacer. Además, también es importante pensar en cuánto tiempo pasarás arriba de la moto. ¿Es un trayecto corto que te lleva 10 o 15 minutos, o quizá estás más de media hora o hay días que debés hacer un recorrido tan largo que podrías pasar más de una hora andando?

3 – ¿Sólo o acompañado?

La función que le des a la moto también debe ser analizada. ¿Pensás usar la moto para vos solo o generalmente estarás acompañado? ¿Irás con tu pareja o amigos de acá para allá? Esta decisión es muy importante ya que hay motos, sobre todo las urbanas deportivas, que son sólo para una persona. En cambio, si crees que muchas veces estarás con alguien atrás tuyo, cuando analices qué moto comprar debés asegurarte que el asiento sea ancho, cómodo y, de ser posible, que la moto tenga lugar para apoyar y descansar los pies.

4 – ¿Con qué presupuesto cuento?

El tema económico es determinante para definir qué moto comprar. Es recomendable, antes de empezar la búsqueda, definir cuál es el presupuesto que quiero destinarle a la moto. Tener en cuenta también los costos de patentamiento que incluyen desde los formularios del concesionario hasta la inscripción en el registro correspondiente, la expedición de las cédulas, el alta impositiva, entre otros aranceles. Si bien este costo no es fijo y varía según la marca, el modelo, la cilindrada, el lugar de fabricación, la jurisdicción y el monto de la factura de la moto, en términos generales puede ser de entre un 5% hasta un 15% del valor de la moto.

Una vez que ya definiste cuál es el dinero que querés gastar en tu nuevo moto, es momento de comenzar la búsqueda. Eso sí, tratá de mantenerte siempre dentro del presupuesto asignado, porque a diferencia de lo que sucede con los autos, entre las motos a veces la diferencia de precios es muy chica, y eso puedo impulsarte a elegir una más cara de lo que querías por considerar que “son apenas unos pesos más”.

5 – ¿La que te gusta es la que necesitás?

Esta pregunta hace referencia a la clásica disputa interna entre lo racional y lo pasional. ¿Acaso la moto que me gusta es realmente la que necesito o en realidad estoy eligiendo más por pasión y gusto que por utilidad? Es clave ser sinceros con uno mismo. Hay motos muy lindas, de diseños increíbles que sin dudas llamarán nuestra atención. ¿Estas se acomodan a lo que necesitamos o estoy dejando de lado mayor estabilidad, velocidad, potencia por un tema estético?

6 – ¿Qué ofertas y promociones hay?

El mercado de las motos es muy dinámico. Hay muchas que se fabrican en la Argentina, mientras que cada año llegan nuevas marcas de afuera. Esto hace que la competencia sea cada vez mayor y el principal beneficiado sea el potencial comprador. Hay que recorrer concesionarios de las diferentes marcas y consultar qué ofertas y promociones hay y de qué manera se puede pagar la moto (muchos lugares aceptan tarjeta de crédito y se puede pagar en cuotas). Además, cada tanto salen planes nacionales o provinciales que fomentan la compra de un bien como una moto, como el Plan Ahora 12 o Ahora 18. Son muy buenas posibilidades financieras para decidir qué moto comprar.

7 – ¿Qué costo mensual tendré?

Una vez que ya tenemos la moto llega el momento de hacer frente a los gastos mensuales. Entre ellos hay que contabilizar, como obligatorios, la patente y el seguro. Estos valores dependerán de varios factores: año de la moto, cilindrada, lugar de fabricación y contra qué la estemos asegurando, si sólo contra terceros o contra todo riesgo. Pero también es necesario preguntarse: ¿tengo lugar dónde estacionar la moto? ¿La dejaré en la calle todas las noches o tengo que alquilar un estacionamiento? Dependiendo las zonas, el valor de un garaje privado para dejar una moto puede ir desde los $ 700 hasta los $ 1.500 por mes. Los que viven en un departamento muchas veces consiguen un espacio en la cochera del edificio donde pueden dejarla, pero hay veces que no los dejan. Tener en cuenta esto es clave para saber cuánto será el gasto mensual que insumirá la moto. Además de, por supuesto, la nafta.

Te puede interesar:

¿Todavía no te registraste en Mercado Libre? Quiero registrarme