Revisión de autos usados: qué tener en cuenta

Al momento de comprar un auto que tuvo otro o varios dueños antes que nosotros, es importante tener en cuenta algunos detalles. Los consejos para no ser engañado.

La revisión de autos usados es, sin dudas, un eje esencial para aquellos usuarios que quieren adquirir un vehículo que ha tenido uno o más dueños. Al momento de adquirir un auto usado, no sabemos si los propietarios anteriores le dieron un uso adecuado, como tampoco sabemos si le realizaron el mantenimiento apropiado.

Por estos motivos, entre otros, es que la revisión de autos usados es un tema central para que la transacción de un vehículo que ya tiene sus buenos kilómetros encima sea exitosa. Aquí, algunos tips para no ser engañado y disfrutar de nuestro auto como si fuera nuevo.

Revisión de autos usados: ¿Qué hay que tener en cuenta?

Al momento de ir a ver el vehículo que nos interesa es recomendable hacerlo junto con un mecánico de confianza. Nadie mejor que él para advertir si algo no condice con lo que cuenta el dueño. Por ejemplo, la cantidad de kilómetros de la unidad a revisar. Muchas veces, el odómetro indica cifras que no se ajustan a las reales recorridas por el auto. Para no caer en una trampa, nuestro experto podrá determinar los kilómetros reales a través de un escaneo del motor con una computadora específica.

revisión autos usados

El escaneo del motor permite saber si los kilómetros del odómetro son reales.

También debemos revisar el nivel de los líquidos del motor y el funcionamiento del mismo. En el primer aspecto es indispensable identificar niveles bajos de lubricante o líquido refrigerante, ya que eso nos puede dar la pauta de que el auto no ha sido adecuadamente conservado. Si el líquido refrigerante tiene un color verdoso o rojizo muy llamativo, es lo adecuado. Caso contrario, si le hubiesen colocado agua de la canilla, el líquido tendrá un aspecto oxido.

Es clave revisar los líquidos del motor y sus ruidos. 

No olvidarse de chequear la temperatura del bloque al momento de darle arranque: si está caliente, es un claro indicio de que el arranque en frío le resulta dificultoso. Por lo general, este síntoma viene asociado con un cúmulo de malas condiciones e inclusive puede indicar que el impulsor tiene baja compresión.

En esta primera revisión de autos usados también es primordial prestar atención a la carrocería y acreditar que esta esté derecha, es decir, que mantenga la línea de fábrica. La mejor manera de corroborarlo es abriendo y cerrando sus puertas (también el capó y baúl).

¿Por qué? Entre otras cosas porque este procedimiento puede ayudarnos a identificar vestigios de algún accidente o reparación importante, teniendo en cuenta que las chances de que haya quedado bien arreglado son pocas: también se recomienda chequear que los gaps (separación entre paneles) sean uniformes y adecuados.

Por último, pero no menos importante, en la revisión de autos usados es fundamental chequear el estado de las piezas de desgaste habitual, como ser neumáticos, discos, pastillas de freno y amortiguadores.

Hay que chequear los neumáticos cuando se compra un auto usado.

Si alguna de estas piezas no estuviera en óptimas condiciones, reemplazarlas podría representar un gasto extraordinario y significativo, fundamentalmente en el caso de los neumáticos (cuyos precios no son accesibles) ya que contribuyen a la seguridad y confort de marcha del vehículo.

Tips para comprar un auto usado

  • Ir a ver el vehículo con un mecánico de confianza.
  • Revisar la cantidad de kilómetros y contrastarlo con el estado general del vehículo.
  • Revisar los líquidos del motor.
  • Corroborar que la carrocería esté derecha abriendo y cerrando sus puertas.
  • Revisar piezas de desgaste habitual: neumáticos, discos, pastillas de freno y amortiguadores.

Te puede interesar:

¿Todavía no te registraste en Mercado Libre? Quiero registrarme