Gaming: ¿Cómo saber qué tarjeta de video tengo?

Te contamos cuáles son las claves para que sepas cómo ver la tarjeta de video de tu computador y verificar su compatibilidad, eficiencia y especificaciones.

Para poder disfrutar de los nuevos videojuegos y actualizaciones, es necesario contar con ciertas capacidades en nuestro computador, especialmente cuando la mayor demanda gira en torno a la calidad de los gráficos. En este sentido, nuestra inversión se inclina hacia tres aspectos esenciales: memoria RAM, procesador y la tarjeta de video.

No obstante, la inversión en una tarjeta de video no se realiza a tientas de si nos funcionará o no, ya que se trata de uno de los componentes más costosos del computador. Es necesario primero determinar con certeza cómo saber qué tarjeta de video tengo, dónde se encuentra ubicada, cuál es su funcionamiento, cómo optimizarla, cómo detectar si nos conviene más una tarjeta de video integrada o dedicada y de qué forma elegir una tarjeta de video compatible con el PC si es necesario cambiarla. Todo esto, te lo contamos enseguida.

Lo que debes saber de las tarjetas de video

Las tarjetas de video, que suelen confundirse con las GPU, son componentes que procesan e interpretan la información que proviene del CPU, transformándola en imágenes y realizando los cálculos correspondientes para mostrar los gráficos que observamos en el monitor, cálculos que el CPU o procesador central no puede hacer por sí solo.

Para realizar este trabajo, las unidades gráficas cuentan con un procesador, una cantidad de memoria de video definida, drivers y diferentes salidas de video como puede ser VGA, DVI, HDMI o DisplayPort.

En algunos casos, incluso se enlazan varias tarjetas gráficas para un mayor desempeño en la ejecución de programas de edición de video, videojuegos, aplicaciones de arquitectura o para mostrar contenido en varias pantallas.

¿Tarjeta de video integrada o dedicada?

Existen dos tipos de tarjetas de video: las tarjetas integradas, que se encuentran incorporadas dentro de la unidad central de procesamiento, y las tarjetas dedicadas, que están instaladas de forma independiente en la placa base.

En un análisis comparativo realizado con diversos videojuegos de alta exigencia gráfica, se llegó a la conclusión de que las tarjetas dedicadas son las ideales para el gaming y permiten que los juegos de última generación fluyan sin problemas.

Puedes encontrar tarjetas de video en Mercado Libre.

Es importante considerar que el precio de una tarjeta de video dedicada puede variar ampliamente, y que su consumo de energía es mayor, pudiendo llegar a ser una inversión importante. Además, antes de adquirirla, debemos asegurarnos de que su tamaño (debido a que son físicamente más grandes) nos permita instalarla con el resto de los componentes del CPU.

Las tarjetas integradas vienen principalmente en notebooks y computadores compactos, y aunque podemos jugar en ellos, su potencia es muchísimo menor. Como es lógico, su tamaño y precio son mucho más reducidos respecto a las tarjetas de video dedicadas.

De todas formas, podemos encontrar notebooks con tarjetas de video de gran rendimiento, especialmente diseñados para gamers.

Si te preguntas ¿cómo saber mi tarjeta de video?, te invitamos a seguir leyendo.

¿Cómo saber qué tarjeta de video tengo?

Existen varios métodos para saber cómo detectar la tarjeta de video. El primero y más sencillo es utilizando los datos que nos brinda el escritorio de Windows: hacemos clic derecho en el escritorio, seleccionamos la opción “Configuración de pantalla”, abrimos la configuración avanzada y nos ubicamos en las propiedades de la pantalla, entre las cuales se nos especificarán todos los datos de nuestra tarjeta de video.

Un segundo método que puede ayudar a cómo saber mi tarjeta de video, es oprimiendo las teclas Inicio + R, escribimos el comando dxdiag y luego, en la ventana emergente, encontraremos la pestaña “Pantalla”, en la que podremos ver todos los datos de la tarjeta gráfica.

¿Y cómo ver la tarjeta de video? Pues, bastará con abrir nuestro PC. Si contamos con una tarjeta de iídeo dedicada podremos ver fácilmente el modelo en el hardware. La reconoceremos enseguida por su tamaño.

Cómo saber qué tarjeta de video tiene un Mac

Es sumamente sencillo, solo debes ir al menú de Apple, hacer clic en “Acerca de este Mac” y en la pestaña “Resumen”, en el apartado de “Gráficos”, aparecerá el modelo de tu tarjeta de video.

Cómo saber la capacidad de mi tarjeta de video

Con cualquiera de los métodos explicados anteriormente, podemos obtener el modelo de nuestra tarjeta gráfica y la cantidad de memoria que posee. Sin embargo, para conocer a ciencia cierta sus capacidades y eficiencia, así como otros datos, es necesario que introduzcamos el modelo en el navegador e investiguemos las especificaciones o reseñas del rendimiento.

Así mismo, existen software como gpu.userbenchmark.com que comparan diferentes GPUs y tarjetas gráficas en el mercado, explican qué juegos son capaces de correr en nuestro computador y a qué calidad gráfica, e incluso nos ofrece recomendaciones para actualizar nuestro equipo de acuerdo a las últimas tendencias tecnológicas.

Especificaciones y marcas

En el mundo de las tarjetas gráficas existe una lucha entre AMD y Nvidia, como ocurre con otros componentes, pero también entran a la competencia las MSI, Asus y Gigabyte.

Puedes leer: ranking de las mejores tarjetas de video.

Las tarjetas poseen una memoria dedicada al video. Para el gaming, podemos adquirir una tarjeta de al menos 2 GB de memoria, según las exigencias. Sin embargo, la memoria es tan importante como la velocidad y potencia que ofrezca la unidad central.

La tarjeta de video no trabaja sola

Aunque la tarjeta de video sea uno de los componentes más importantes en los juegos, sigue siendo un componente más del PC, por lo cual esta solo podrá dar el mejor desempeño si las demás partes hacen su trabajo al mismo ritmo y evitan que se generen cuellos de botella en las capacidades.

La tarjeta de video necesita de una fuente de poder capaz de proveer la potencia eléctrica necesaria para su funcionamiento. La tarjeta o placa madre debe contar con el puerto adecuado para conectarla y la compatibilidad necesaria con la misma.

Por otro lado, el procesador debe ser equivalente a su potencia para no ralentizar el proceso. Sin mencionar lo importante que es tener un buen sistema de enfriamiento y ventilación, en especial cuando existe más de una tarjeta gráfica en nuestro PC.

¿Por dónde empezar si quiero cambiar mi tarjeta de video?

Al tomar esta importante decisión, debemos verificar la capacidad del procesador que tenemos actualmente, si la fuente de poder nos ofrece la potencia necesaria, si nuestra tarjeta madre es compatible y si contamos con el espacio físico suficiente en nuestro CPU. Además, es importante verificar qué entrada de video posee nuestro monitor (HDMI, VGA, DVI o DisplayPort).

Con todos estos datos podremos comenzar a buscar la tarjeta de video ideal, es decir, que sea compatible con nuestro equipo y con las necesidades que tenemos. En ocasiones, el análisis final de costos y componentes necesarios nos llevará a plantearnos la posibilidad de cambiar el computador y, finalmente, renovarnos por completo.

Ahora que sabemos cómo ver la tarjeta de video, todo acerca de sus especificaciones, rendimiento y cómo escoger una tarjeta compatible con nuestra computadora, es momento de verificar nuestras capacidades actuales y optimizar nuestra tarjeta de video.

¿Todavía no te registraste en Mercado Libre? Quiero registrarme