Cómo iluminar un dormitorio

¡En el dormitorio hacemos mucho más que dormir! Por eso te entregamos tips sobre cómo iluminar un dormitorio y los tipos de lámparas que puedes encontrar.

En el dormitorio hacemos mucho más que dormir: nos preparamos para salir, leemos, estamos en pareja, descansamos, vemos televisión ¡y todo lo que se nos ocurra! Es por eso que la iluminación no la podemos dejar al azar, ya que es clave para la comodidad con la que realizaremos cada tarea, pero no solo eso, ya que la luz también tiene el poder de influir en nuestro ánimo y disposición para hacer las cosas.

Si estás buscando cómo iluminar un dormitorio, te invitamos a seguir leyendo, porque revelaremos los aspectos que debes tomar en cuenta para hacerlo correctamente.

En primer lugar, debes saber que los dormitorios deben tener una luz homogénea, uniforme y sin sombras.

También debes considerar que la luz es esencial para llevar a cabo todas las actividades que realizas diariamente, incluso para dormir bien. Pues, una luz cálida, agradable y no muy potente te ayudará a sintonizar mejor con la hora del sueño, invitándote a relajarte y a descansar.

Ahora, como mencionamos anteriormente, no solo dormimos en el dormitorio, por eso es recomendable contar con distintos tipos de iluminación, según cada tarea que se realice.

Tipos de iluminación

Iluminación general

Es el tipo de luz que ilumina la mayor parte del dormitorio y el más usado. Normalmente, son las luces que están instaladas en el centro del techo. Según el tamaño del dormitorio, pueden ser focos empotrados, una barra con focos que apuntan en distintas direcciones o una lámpara colgante. En este último caso, puedes jugar con el tamaño y diseño de la pantalla, dándole mayor personalidad al ambiente.

No es necesario que ilumine completamente la habitación, ya que se puede complementar con otras lámparas para evitar las sombras. O bien, puedes dejarla así simplemente, si quieres lograr un efecto más dramático.

Iluminación en la cama

Tan importantes como la iluminación general, las lámparas a cada lado de la cama son infaltables para levantarte de la cama a la hora que sea, sin que tengas que estar buscando tus pantuflas a ciegas. Pueden ser lámparas de mesa o, si estás buscando innovar, puedes optar por apliques de pared o suspensión.

Para que no rompan con la armonía de la habitación, lo recomendable es que sean luces difusas.

Iluminación para lectura

Si eres de las personas que les encanta leer en la cama, las que tienen luces dirigibles (como las de escritorio) son las mejores, ya que podrá adaptarse a tu ubicación, intensificando la iluminación donde necesites y sin molestar a tu pareja.

Si tienes más espacio en tu dormitorio y cuentas con un sillón favorito para leer, con una lámpara de pie tendrás todo resuelto.

Iluminación perimetral

Con unas cintas de luces led puedes darle una iluminación especial a elementos del mobiliario como al respaldo de la cama, o incluso a la parte inferior. Existen algunos que hasta cambian de color, por si quieres atreverte un poco más.

Iluminación decorativa

Algunas lámparas pueden cumplir con la simple función de decorar. Para eso, puedes optar por luces de neón con diseños en variedades de formas y colores, que le darán un toque rupturista y único a tu pieza.

Pero si eres de gustos más románticos, puedes usar guirnaldas de luces en la pared, sobre una tela para crear un efecto cortina increíble, o en el techo para simular un cielo estrellado, ¡dale rienda suelta a tu imaginación! Lo mejor de todo es que no necesitas de mucho para instalarlas ni un gran presupuesto.

Algunos consejos

  • Si te gusta ver televisión, puedes instalar luces cerca del televisor para suavizar los contrastes y evitar forzar la vista.
  • Si tienes un tocador, lo ideal es poner luces a los dos lados del espejo para evitar sombras.
  • La iluminación dentro del closet o de las cajoneras es muy práctica para encontrar y organizar fácilmente tu ropa.
  • Para quienes se quedan dormidos antes de apagar las luces, los temporizadores son una excelente alternativa para economizar energía.

¡Ahora sabes cómo iluminar un dormitorio! Solo recuerda que la clave está en combinar distintos puntos de luz, con tonos cálidos para lograr un espacio que invite al relajo.

¿Todavía no te registraste en Mercado Libre? Quiero registrarme