Cómo pintar una pieza

¿Sabes cómo pintar una pieza? Es fácil. Lo más importante es elegir correctamente los colores en función de la sensación que transmiten.

Como-pintar-una-pieza

Pasado el tiempo llegará ese momento en que es imprescindible renovar el dormitorio para darle otro aire y otra imagen. La mejor forma de hacerlo es pintando paredes y techos: así le puedes dar a la estancia un aspecto fresco, renovado y con colores acorde a tu gusto.

Lo mejor de todo es que se trata de un procedimiento relativamente sencillo que puedes ejecutar por ti mismo, sin necesidad de incurrir en costos de mano de obra. Basta con comprar los materiales y las herramientas necesarios ¡y a pintar!

¿Cómo pintar una pieza?

Antes de profundizar en el proceso de cómo pintar una pieza, es importante que sepas cuáles son los materiales y herramientas necesarios para ejecutar la tarea. Toma nota:

Por supuesto, también necesitas la pintura. La cantidad a comprar dependerá estrictamente de su calidad y del área a pintar, pues cada tipo de pintura ofrece un determinado rendimiento de metros cuadrados por galón.

Por ejemplo, si las superficies a pintar miden 50 metros cuadrados, y la pintura dice rendir 10 metros cuadrados por galón, tendrías que adquirir 5 galones.

 

 

Pero ¿de qué color pintar el dormitorio?

Lo primero que debes hacer es preguntarte ¿de qué color puedo pintar mi pieza? No es una decisión fácil de tomar. La clave al respecto radica en la psicología del color, pues está demostrado que los colores influyen en la personalidad. Te pueden hacer sentir triste, alegre, relajado, entre otras cosas.

Considera que la habitación es un lugar de relajación en el que pasarás gran parte de tu tiempo, especialmente en las noches, y es importante que su combinación cromática ayude al descanso. El gris, por ejemplo, combinado con otras tonalidades de grises, blancos o tonos pastel puede crear un ambiente relajante.

El rosa palo, por su parte, aporta calidez y suavidad a la vista. Las diferentes gamas de azules suelen transmitir emociones positivas y mucha calma.

p-como-pintar-pieza-original2

Como regla general en cuanto a la psicología del color, recuerda aplicar tonos específicos de acuerdo a la función de la pieza: tintes claros de naranja pueden contribuir a la sensación de complicidad y unidad de una pareja, mientras que los azules y verdes para un cuarto de niños pueden ser buenos para transmitir sentimientos relacionados a la naturaleza y el crecimiento. Tonos amarillos claros para el living pueden aportar iluminación y  calidez a tus invitados.

Tras preguntarte de qué color puedo pintar mi pieza, y una vez escogida la cantidad de pintura y los colores a emplear, puedes ejecutar los siguientes pasos:

1. Prepara el área de trabajo

Si es posible, saca todos los electrodomésticos y el mobiliario de tu pieza: cama, mesas de noche, peinador, televisor, lámparas, etc. Si no puedes sacar todo del cuarto, usa cubre lo que queda ahí con las telas protectoras. La idea es que no se manchen mientras pintas.

También es importante que cubras el piso con cartones u hojas de periódicos, pues si lo dejas manchar, al finalizar la pintada, tendrás que tomar jabón y esponjas y ponerte a limpiarlo.

2. Prepara las paredes 

Para mejorar los resultados finales, elimina todo rastro de polvo y moho. Para ello, puedes usar una combinación de agua y lejía. Dejas secar y pasas un trapo seco y limpio.

Además, es importante que tapes las fisuras y orificios de clavos con el estuco plástico o el yeso. Es fácil. Solo debes aplicar con la espátula una pequeña cantidad de la mezcla en la zona a reparar, dejas secar y lijas para que la superficie quede completamente lisa.

También es recomendable pegar cinta adhesiva en el perímetro de las superficies a pintar, así como alrededor de tomas de corriente e interruptores de luz. Esto para evitar manchar con colores no deseados el techo, los zócalos y las paredes que van en otro color.

3. Aplica la pintura del techo

Prepara la pintura del techo y empieza a pintarlo. Lo primero que tienes que hacer es tomar la brocha y delinear todo el contorno, es decir las uniones de este con la pared. Luego, con el rodillo pintas el resto. Mójalo con abundante pintura y procura pasarlo de lado a lado en un solo intento, devolviéndote solo para llenar los espacios y suavizar la aplicación.

 

 

Deja secar. Aplica otra mano de ser necesario.

No olvides que si el techo es de madera debes aplicar solamente sellador y laca. Por supuesto puedes darle color, pero debes hacerlo con una pintura especial para madera.

4. Pinta las paredes. 

Aplica el mismo procedimiento del punto anterior, pero esta vez en las paredes. Recuerda que es recomendable pintarlas después de terminar el techo para evitar salpicarlas después de que estén terminadas.

No olvides usar ropa de trabajo para no arruinar tu ropa nueva.

Como-pintar-pieza_21

Si te interesa puedes encontrar rodillos, brochas y pinturas en Mercado Libre.

¿Cómo pintar una pieza de dos colores?

Lo que debes tener presente al hacerlo es combinar muy bien los colores. Por ejemplo, puedes pintar una pared en rosa y gris para lograr un equilibrio perfecto entre tranquilidad y elegancia.

Incluso puedes ser más atrevido y pintar una misma pared en dos colores y hasta tres, por supuesto usando diseños atractivos. Por ejemplo, las paredes blancas con sutiles líneas o figuras geométricas negras perfectamente distribuidas están muy en boga. O los techos azules claros con leves trazos de blanco, simulando un cielo apacible, también suelen verse muy bien.

El truco, en cualquiera de los casos, es que haya una perfecta armonía cromática. Eso es todo lo que tienes que saber sobre cómo pintar una pieza de dos colores.  Y no olvides que es un espacio de relajamiento que, sin lugar a dudas, quedará mucho más apacible con tonalidades neutras y pasteles.

¿Cómo pintar piezas para niños?

La habitación infantil te da un margen mucho más amplio para jugar con tu creatividad en lo que respecta a colores y combinaciones. Siempre es recomendable usar colores cálidos, vivos, alegres.

Por ejemplo, un azul oscuro, combinado con un blanco y un amarillo puede transmitir sensación de felicidad, más aún si lo complementas con un cubre lecho infantil e imágenes en las paredes de los personajes favoritos de tu hijo. Solo ten cuidado de no sobrecargar demasiado el espacio con ornamentación.

Como-pintar-pieza_1

Si quieres puedes ver muebles para niños en Mercado Libre.

El amarillo pálido con rosa también suele ser una muy buena opción para un cuarto de bebé. No es un color que recargue mucho y al mismo tiempo transmite paz, sin restar importancia a los adornos y estímulos necesarios en la habitación de un infante.

Finalmente las diferentes tonalidades de verde, incluido un verde viche, pueden transmitir una sensación de tranquilidad y felicidad porque evocan la naturaleza. Combínalos con las pinturas de unos cuantos árboles y pajaritos en las paredes, siempre que vayan ad hoc con los muebles esenciales de una pieza de niños, y descubre lo bonito que se ve.

Entonces ¡manos a la obra!

Aunque aquí nos referimos exclusivamente a las habitaciones, el procedimiento señalado aplica para cualquier espacio de tu hogar. No olvides que la clave, siempre, es aprender a jugar con los colores y conocer las sensaciones que generan en el ser humano.

¿Todavía no te registraste en Mercado Libre? Quiero registrarme