Cómo pintar una piscina según su tipo

Encuentra los mejor consejos sobre cómo pintar una piscina, sea de fibra, concreto, hormigón o cemento, para que disfrutes este verano en el agua.

Comienza la temporada de verano en Chile y las altas temperaturas ya nos acompañan día a día. Por esto, todos buscamos la forma más rápida de refrescarnos y capear el calor, y la mejor opción siempre es pasar un gran momento en la piscina.

Pero, antes de disfrutar del agua y el sol, tienes que realizar la mantención completa de tu piscina, revisando el estado de los filtros y, principalmente, de los muros. Así, podrás evitar cualquier tipo de filtración que pueda arruinarte la diversión y el relajo. Y una de las tareas primordiales que tendrás que hacer es la de pintar sus muros.

Por esto, a continuación te contamos los mejores tips para que puedas preparar tu piscina como un profesional, teniendo en cuenta las características de cada una y los implementos que necesitarás para cada tipo de construcción.

 

 

Cómo pintar una piscina

En primer lugar, los expertos recomiendan pintar una piscina cada uno o dos años, siempre antes de la temporada de verano, aunque lo primordial será revisar si existen grietas o fisuras en los muros y su cobertura, ya que la pintura actuará como el principal revestimiento que protegerá la estructura de la acción del agua y los químicos.

Es recomendable que este trabajo lo realices entre los meses de octubre y noviembre, debido a que la pintura para piscina suele ser muy reactiva al sol y las altas temperaturas, perdiendo algunas de sus propiedades protectoras. Por esto, aprovecha las primeras horas del día para aplicar los productos corrigiendo cualquier cualquier desperfecto antes de realizar el pintado.

Al mismo tiempo, debes buscar una pintura recomendada para tu tipo de piscina, optando por aquellas de mejor calidad, ya que suelen tener mayor resistencia, sin mayor pérdida de color e impermeabilidad con el paso del tiempo. Es mejor hacer una inversión un poco más grande de una vez que estar reparando la piscina en medio del verano.

Finalmente, no te desesperes; pintar una piscina es un trabajo de muchas horas de trabajo. De hecho, en promedio, esta tarea te llevará una o dos semanas, principalmente por los tiempos de secado de los selladores y la pintura, plazos que deberás cumplir si no quieres tener problemas en los meses posteriores.

Puedes ver limpiafondos de piscinas en Mercado Libre.

Cómo pintar piscina de fibra

El caso de las piscinas de fibra de vidrio es especial, ya que tienen cuidados particulares durante todo el año para que las raíces o los cambios en la humedad de la tierra que la rodean no rompan ni agrieten la estructura. Por esto, tendrás que revisar muy bien los muros y el suelo buscando algún tipo de filtración antes de aplicar la pintura.

En primer lugar, deberás realizar una limpieza completa con una taza de fosfato trisódico (TSP) mezclada con 7 litros de agua tibia, para que no queden restos de tierra, agua, grasas y químicos utilizados.

Luego, tienes que lijar toda la superficie con una lija tradicional de grano grueso, siempre en líneas rectas y evitando el uso de un lijador orbital, porque las líneas ayudarán con la posterior absorción de la pintura. Tras hacer esto, debes enjuagar los muros para eliminar cualquier resto de polvo, y dejar secar por al menos tres días.

Recién ahora podrás aplicar la pintura, eligiendo una de tipo epóxica o de clorocaucho, aplicando en todas las paredes desde la base hasta la parte alta, pintando al menos dos manos con 48 a 72 horas de secado entre ellas.

Ya en el final, podrás pintar el piso de la misma manera y dejar secar según las instrucciones de la pintura especial que utilizaste, periodo que tiende a ser de hasta cinco días.

Cómo pintar una piscina de cemento nueva

Lo principal a la hora de pintar una piscina nueva será generar la capa de impermeabilidad, que evitará que los muros de tu piscina tengan filtraciones u hongos en el futuro. Para esto, primero debes lavar los muros con una mezcla compuesta de una parte de ácido clorhídrico con otra de agua. Luego, enjuaga con agua a presión. Este proceso, además de limpiar, permitirá generar poros que ayudarán a que la pintura elegida se absorba de la mejor manera posible.

Tras dejar secar por dos o tres días, podrás aplicar la pintura, que puede ser la ya mencionada pintura de caucho. En la primera mano se recomienda diluir con un 10-15% de diluyente especial para este tipo de pintura, y dejar secar por dos días. La segunda mano se debe aplicar sin diluir, para no reblandecer la capa de pintura ya existente.

Cabe destacar que para esta segunda pasada se debe evitar pintar al sol directo o en temperaturas mayores a 30 grados, ya que podría perder color y sus propiedades impermeabilizantes.

Cómo pintar una piscina de concreto

Si bien los pasos son similares, en una piscina de concreto se recomienda lavar los muros con una hidrolavadora y detergente común, para que la presión del agua sea mayor y pueda quitar todas las impurezas que existan. A continuación, debes raspar la pintura suelta con una espátula y enjuagar solo con agua.

Después, utilizando la pintura elegida -que puede ser acrílica o de clorocaucho-, se deben sellar las grietas o los espacios sin pintura. Posteriormente, hay que volver a cubrir estos espacios con masilla o pasta especial para piscinas para brindar una cobertura total a los lugares reparados, dejando secar por 24 horas.

Tras realizar esta tarea, debes lijar nuevamente, limpiar el polvo y aplicar la pintura, idealmente con dos manos sin diluir para luego dejar secar por 3 días.

Cómo pintar una piscina de hormigón

En el caso de este tipo de piscina, la pintura dependerá del estado en el que se encuentre la estructura. Si los muros no se encuentran impermeabilizados, lo recomendable es utilizar pintura de poro abierto, que te entregará un gran curado al ser más gruesa. Esto evitará que el agua y los químicos afecten en hormigón.

En tanto, si la piscina no presenta problemas, podrás utilizar una pintura acrílica, de menos valor y que también impermeabilizará de gran forma tu piscina, evitando que aparezcan hongos en sus muros.

Acá también deberás limpiar los muros con agua antes de aplicar los productos, lijando con una lijadora orbital fuerte para generar la textura que permitirá que la pintura se absorba sin problemas. El secado será en menor tiempo, con solo 18 o 24 horas de espera antes de la primera mano.

Recuerda limpiar tu piscina frecuentemente

Así como el revestimiento y la pintura, también es importante la limpieza y mantenimiento constante de tu piscina. Para ello, una gran opción son los robot limpiadores de fondos de piscinas. Con ellos puedes olvidarte del trabajo de eliminar algas, bacterias e incluso aceite que se acumula en el suelo y en las paredes.

 

 

Ahora que ya sabes cómo pintar piscina de fibra u otros materiales, podrás mantenerla en condiciones óptimas y disfrutar junto a tu familia o amigos de la mejor forma de capear el calor en el verano.

¿Todavía no te registraste en Mercado Libre? Quiero registrarme