Cómo tapizar una silla paso a paso

¡Es muy sencillo! Con esta guía, que incluye las herramientas que necesitarás y algunos consejos, aprenderás cómo se tapiza una silla gastando muy poco.

Con el paso de los años, es muy común que las sillas empiecen a desgastarse, algo que arruina la decoración de nuestro hogar. Pero, por suerte, si la estructura está en perfecto estado, no es necesario gastar una fortuna para reemplazarlas. Pues, podemos resolverlo sin problemas al aprender cómo tapizar una silla.

Puede sonar un tanto difícil, pero verás que es muy sencillo aprender cómo se tapiza una silla. Además, es una excelente oportunidad para distraernos haciendo manualidades.

Sigue leyendo para conocer los pasos para tapizar una silla, y aprender cómo elegir y medir la tela, entre otros tips.

Cómo hacer un tapizado paso a paso

Podemos decir que el tapizado es una forma de vestir un mueble, pudiendo hacerlo más cómodo y blando si le agregamos espuma de buena calidad. Con una buena tela, además, podemos adecuar el asiento al estilo de decoración que queramos.

Cómo hacer y tapizar una silla

 

Materiales

  • Tela de 50 cm x 50 cm
  • Plancha de espuma para asientos de 35 cm x 35 cm
  • Pieza de madera de 35 cm x 35 cm
  • 4 patas de hierro

Herramientas

 

 

Herramientas para tapicería

Como se puede ver, las herramientas que necesitaremos para hacer bancos o sillas tapizadas son sencillas de usar y muy económicas. Además, son las mismas que podemos usar para otras tareas de carpintería en casa, por lo que, al invertir en ellas, podremos usarlas continuamente. Sin duda es una gran opción incorporarlas a nuestra caja de herramientas.

Puedes ver herramientas eléctricas de carpintería en Mercado Libre.

Cómo tapizar una silla paso a paso

Como se muestra en el video, el proceso es el siguiente:

  • Si vas a hacer una silla desde cero, primero hay que armar el asiento: pega la plancha de espuma sobre la tabla. Para esto, lo mejor es elegir una espuma de alta densidad, ya que así el asiento resultará más cómodo y el desgaste será más lento.
  • Si vas a retapizar una silla antigua, retira la tela original, sacando cualquier clavo que quede. Deja la tabla libre y limpia. Posteriormente, pega la espuma.
  • Con la estructura armada, ya puedes pasar a poner el género, el cual debe tener una medida suficiente para poder doblarlo en las esquinas. Idealmente, hay que dejar 2 o 3 veces el grosor de la espuma.

Puedes ver engrapadoras en Mercado Libre.

  • A continuación, dobla una solapa de la tela sobre el lado más recto y engrapa desde el centro hacia el borde. Es importante que el género esté tirante y sin arrugas para que quede perfecto.
  • Después, repite del lado contrario, tirando con fuerza para evitar los pliegos.
  • Refuerza con las grapas en las partes dobladas.
  • Dobla las esquinas hacia el centro del asiento y engrapa para que quede todo ajustado.
  • Si estás fabricando tu propio asiento, ahora es cuando debes poner las patas. La mejor manera de hacerlo es con un taladro eléctrico, así quedará firme y evitarás pasar algún mal rato. ¡Y listo!

 

 

Consejos para tapizar una silla

Después de conocer cómo se tapiza una silla, sabes lo sencillo que es. Sin embargo, para que el tapizado quede con un aspecto profesional, hay que tomar en cuenta ciertos aspectos, como saber cómo elegir y medir la tela. Veamos.

1. Cómo elegir telas para tapizar

Hay distintos tipos de telas para hacer un tapizado. Antes de elegir una, debes definir dónde ubicarás el asiento, ya que no será lo mismo una banqueta de cocina que una silla para un escritorio. También debes tener en cuenta si hay niños en la casa, para lo cual será clave contar con un material resistente y lavable.

En general, las fibras naturales son más resistentes y duraderas. El algodón, por ejemplo, es económico y fácil de combinar. Ahora, si prefieres la seda, debes recordar que es más frágil y requiere cuidados especiales.

 

 

 

Es recomendable elegir telas de tapicería que sirvan para el uso diario, es decir, que no se arruguen tanto, que sean resistentes a la suciedad y que no produzcan bolitas con el paso del tiempo.

En este sentido, la microfibra, al ser fácil de lavar y mantener, es una buena opción. Otra alternativa es el cuero ecológico, que está disponible en una gran variedad de colores y texturas.

2. Cómo medir la tela necesaria

Existe una fórmula para saber cuánta tela comprar para tapizar: mide el ancho, el largo y la profundidad del asiento. Si es redondo o curvo, debes medir el diámetro o el espacio más largo. Después, agrega tres veces la profundidad a la longitud y al ancho. De esta forma, sabrás la cantidad de género que necesitas para cada asiento.

3. Estirar la tela al tapizar

Para que la silla quede bien, hay que estirar la tela con mucha paciencia. Si no, el resultado puede ser desprolijo, con arrugas que arruinen todo el trabajo.

Es fundamental centrar correctamente la tela sobre el asiento, asegurándote de que quede el mismo largo de esta por cada lado. A continuación, debes estilar con las palmas de la mano hacia los distintos costados. Puedes usar tachuelas antes de engrapar para que estés seguro/a de cómo va a quedar.

4. Protectores para telas

Si quieres que tu tapizado dure por más tiempo, una buena idea es aplicar un protector para manchas en los asientos. Se trata de un spray que se usa en cojines, sillas y sillones. Solo debes aplicarlo y dejar secar durante la noche. Es ideal que realices el proceso al aire libre para no sufrir con los olores.

 

¡Ahora estás listo/a para tu nuevo proyecto! Solo queda aplicar lo aprendido y poner todo tu empeño para que fabriques o renueves tus asientos con un tapiz increíble.

¿Todavía no te registraste en Mercado Libre? Quiero registrarme