Cuáles son las mejores marcas de colchones y cómo elegirlos

Ya sabes la importancia de dormir bien. Por eso te mostramos las mejores marcas de colchones y cómo elegir el más apropiado para disfrutar de un buen descanso.

De seguro ya sabes cuánto puede influir un colchón a la hora de un buen descanso. Pero ¿sabías que pasamos cerca de un tercio de nuestra vida acostados en la cama? Es por eso que no conviene subestimar la importancia del colchón ni ahorrar en él, pues, dormir bien es completamente fundamental para nuestra salud y para enfrentar cada día con buena energía.

Así que si estás buscando un colchón ideal para ti, te damos datos sobre las mejores marcas y te contamos cómo elegirlo.

El primer punto a tomar en cuenta es la calidad del colchón. Esta debe cumplir con estándares que aseguren tu bienestar y que garanticen su duración por unos cuantos años. No conviene elegir uno que pierda consistencia o se deteriore rápidamente, ya que tendrás que renovarlo en poco tiempo. Recuerda que lo barato cuesta caro.

Mejores marcas de colchones

En este punto, quisimos destacar tres de las mejores marcas de colchones:  Rosen, Celta, y CIC. ¡Las tres son chilenas!

Colchones Rosen

Esta empresa fue fundada en 1958 en la ciudad de Temuco en un pequeño taller. En los 70’s se expandieron por el mercado nacional y en los 90’s pasaron a exportar hacia otros países de Sudamérica.

Durante todo este proceso de expansión, han acentuado sus procesos de investigación, generando lazos con los principales exponentes de la industria colchonera de Europa con el fin de propiciar la transferencia tecnológica y desarrollar mejores productos.

Hoy cuentan con un Centro de Investigaciones Tecnológicas que les ha permitido seguir ofreciendo colchones de gran calidad, pensados para ofrecer un máximo confort y fabricados con materias primas, maquinaria y proveedores de primer nivel.

Puedes encontrar colchones Rosen en la tienda oficial de Dimarsa en Mercado Libre.

Colchones Celta

Celta es una empresa que nació en la ciudad de Coquimbo en el año 1936 y se ha convertido en especialista en desarrollar y producir soluciones de descanso.

Cuentan con variadas alternativas, todas basadas en la innovación y centradas en las nuevas tecnologías, con el fin de brindar productos de alta calidad tanto en diseño como en fabricación.

Sus colchones cuentan con capas interiores compuestas por diferentes espumas de altas densidades. Entre su oferta, podemos encontrar algunas opciones con innovadoras superficies. Por ejemplo, con telas de algodón orgánico, de aloe vera que rescata las propiedades naturales de esta planta medicinal, o con hilos de cobre, que tienen tratamiento antiácaros.

Puedes visitar la tienda oficial de Celta en Mercado Libre.

Colchones CIC

Esta otra empresa chilena nace en 1912 con la fusión de cinco fábricas, dedicándose principalmente a la fabricación de catres. Desde entonces, se han preocupado por ofrecer productos acordes al mercado y a las necesidades de las personas.

Ocupan los mejores materiales, por lo que sus espumas son de gran calidad. Su variedad es muy amplia, abarcando colchones sencillos pero cómodos y resistentes, y otros con mayor innovación y tecnología. Podemos encontrar, por ejemplo, colchones que cuentan con Lumbar Tech, una tecnología exclusiva de CIC que brinda soporte extra en la zona media del cuerpo (donde se concentra el 50% del peso corporal).

Puedes visitar la tienda oficial de CIC en Mercado Libre.

Como la oferta es muy amplia, compartimos contigo algunas pautas básicas para que puedas elegir un buen colchón, que te ayude a descansar bien y a levantarte con las pilas recargadas.

Cómo elegir un colchón

Al momento de comprar un colchón, es importante darse un tiempo para evaluar las ventajas y desventajas de cada opción en función de nuestra edad, las necesidades de nuestro cuerpo y, claramente, el espacio que tengamos en la casa o departamento. Esto nos deja claro que, finalmente, la elección de un colchón es algo personal, pues, no hay uno que sea perfecto para todos.

Sin embargo, existen unas consideraciones que nos pueden ayudar:

  • La firmeza del colchón.
  • Necesidades personales, como uno que sea apto para el dolor de espalda.
  • El material del colchón.
  • En caso de que te falte espacio en el hogar, existen camas y colchones con cajones o baúles para guardar cosas.
  • Generalmente, en el precio del colchón se ven reflejados aspectos como la calidad, tamaño o durabilidad. Por esto no es conveniente elegir el más barato a la primera.

Claves para comprar un colchón

  • Tamaño: la medida habitual de la altura es de 25 cm. Lo ideal es que esta no sea menor a 18 cm. En cuanto al largo, debe ser de unos 10 cm más que la altura de quien duerma en él.
  • Densidad: debe ceder en las zonas de menor peso y ser más firme en aquellas que soportan las partes más pesadas del cuerpo.
  • Adaptabilidad: todo dependerá de la posición de descanso, pero se debe considerar que permita mantener la curvatura de la espalda.
  • Ancho: aquí no hay que pensar tanto, ya que mientras más ancho, mejor. ¡Más comodidad!
  • Equilibrio: nos referimos al equilibrio que el colchón le entrega al cuerpo, así que te recomendamos informarte sobre la tecnología y el grosor de los resortes empleados, que es lo que determina la calidad del colchón.

  • Soporte: esto está relacionado directamente con el número de resortes y la calidad de los mismos.
  • Relleno: aquí también influyen los resortes, pero considerando también el tipo de relleno. Fíjate en que tenga los mejores materiales y las espumas más densas. Mientras mayor sea la cantidad de relleno y acolchado, el colchón tendrá más firmeza y mejor forma.
  • Comodidad: dependerá del acolchado. Puede variar entre un colchón extra firme, uno firme y uno que dé más sensación de suavidad, pero de todas formas es necesario un soporte firme.

Los materiales

Colchones de espuma

Están compuestos por un material llamado poliuterano. La diferencia entre los distintos tipos está en la densidad: mientras más densa, es mejor la resistencia y mayor la firmeza. Entre sus ventajas están un descanso firme y ergonómico, son más baratos que colchones de otros materiales y son buenos para personas con sobrepeso. La desventaja es que la resistencia al hundimiento no es tan efectiva como en los de resorte.

Las espumas HR (High Resilience o Alta Resiliencia) son duraderas y tienen buena resistencia al hundimiento. Las distintas zonas de firmeza del interior se adaptan a cada parte del cuerpo.

 

Colchones con resortes

Son los más tradicionales. Cuentan con una base de resortes que pueden ser de forma cónica o cilíndrica, y una placa de espuma de poliuterano que puede ser de diferentes densidades. En algunos modelos, pueden incluir una capa de látex o voscoelástica para evitar la dureza de los resortes.

Sus ventajas son la firmeza, ofrecen un buen apoyo para la espalda, recuperan su forma original después de su uso, mantienen la temperatura del cuerpo y son muy accesibles en cuanto a su precio. Entre sus desventajas, está el hecho de que no se adaptan completamente a las distintas presiones del cuerpo y que, con el uso, se deforma su zona central. Normalmente, son de una dureza excesiva.

Colchones viscoelásticos

Este tipo de colchones tienen una tecnología ideal para quienes duermen de lado, tienen problemas musculares o de articulaciones. Debido a su composición con una espuma termo sensible, tienen un efecto memoria que se adapta y reconoce las posiciones del cuerpo. Esto los hace perfectos también para las personas con sobrepeso.

La mayor ventaja de los colchones con viscoelástica es que se adaptan muy bien a la corporal y no dejan zonas sin apoyo. Por eso son los mejores colchones para lidiar con dolores de espalda o musculares, beneficiando la relajación. Además, permiten mantener correctamente la alineación de la columna. En contraparte, suelen ser los más costosos.

Colchones de látex

Estos colchones tienen la capacidad de adaptarse a la forma del cuerpo, reduciendo la presión que se ejerce sobre algunos puntos, como los hombros, la cabeza o las caderas. La capa de látex debe ser superior a los 4 cm de grosor.

Su mayor ventaja es la elasticidad, que los hace ser cómodos y adaptables al cuerpo. En cuanto a sus desventajas, al mezclar lo sintético con lo natural, acumulan menos humedad, tienen un olor más fuerte, se deterioran con mayor facilidad y son muy sensibles al rasgado, por lo que es fundamental usar fundas especiales.

Colchones de muelles

Estos pueden ser la mejor solución para quienes sufren problemas de transpiración o que, simplemente, buscan un descanso más tradicional. Tienen una base hecho con muelles que dan soporte y se amoldan al peso del usuario. Sus ventajas son el confort, la adaptabilidad, su precio económico y que son más ligeros que el resto. Respecto a sus contras, es necesario girarlos y voltearlos con frecuencia para evitar hundimientos y deformaciones. Por otro lado, los muelles pueden romperse con el tiempo y atravesar la tela del colchón.

Cada cuánto se debe cambiar el colchón

Lo aconsejable es que no pasen más de 10 años. Pero esto no es definitivo, ya que la vida útil del colchón dependerá de otros factores, como cambios en el cuerpo de la persona o si ya no ofrece un buen descanso.

Es muy probable que las necesidades cambien con el tiempo y que esto implique una renovación anticipada del colchón. Como en el caso de los niños, que crecen rápidamente y van requiriendo cambios de colchón más frecuentes, o en el de las embarazadas, así como en la situación de personas que sufren de una lesión importante, un desgaste físico, etcétera. En estos casos, será necesario buscar otra opción.

Qué colchón es mejor para la espalda

A pesar de que no existe una respuesta completamente certera -ya que depende de cada persona-, lo recomendable es elegir un colchón que no sea ni muy duro ni muy blando. Ninguno de los dos extremos respetará la curvatura normal de la columna vertebral.

Aunque no existe mucha información clínica al respecto, varios estudios demostraron que los colchones de firmeza media brindan un mayor alivio que los colchones firmes.

A pesar de que no hay mucha información clínica acerca de los colchones, varios estudios científicos demostraron que los colchones de firmeza media suelen brindar un mayor alivio que los colchones firmes.

¿Todavía no te registraste en Mercado Libre? Quiero registrarme