Cómo comprar una casa

Desde cotizar hasta firmar la escritura: para saber cómo comprar una casa, solo hay que seguir esta serie de pasos que te explicamos con cuidado.

Para muchos chilenos comprar una propiedad inmobiliaria corresponde a una de las inversiones más importantes de sus vidas. Por esto, no es una decisión que sea fácil de tomar.

Si estás soñando ya con tu casa propia pero te preguntas cómo comprar una casa, debes saber que el proceso es muy simple, solo debes seguir el siguiente paso a paso y recordar nuestras recomendaciones.

¿Cómo comprar una casa?

1. Vitrinear

Sin duda, es la parte más entretenida, pero una de las que más requiere tiempo, ya que elegir tu casa o departamento no es algo que se pueda dejar al azar, pues, son varios los factores que determinarán si has encontrado o no tu vivienda ideal.

¿Qué hay que tener en cuenta al elegir una casa o departamento?

Al momento de buscar y cotizar propiedades, es importante que tomes en cuenta los siguientes factores:

  • Ubicación: ¿qué tan lejos queda de tu trabajo? Aquí también es importante considerar la cercanía colegios, supermercados, centros comerciales, entre otros servicios.
  • Conectividad: de seguro no te gustaría encontrarte con un taco cada vez que salgas o llegues a casa, por eso verifica los accesos que tengas, el acceso al transporte público y si hay proyectos viales que puedan beneficiarte como propietario.
  • Calidad: además de buenos acabados, una buena vivienda contará con una estructura firme, donde todo funcione correctamente. Fíjate en si hay filtraciones de agua, marcas de humedad, si encienden las luces, que el si funcionan los desagües y que las llaves y tuberías no goteen. Si puedes ir acompañado de un experto, será mucho mejor, especialmente si estás interesado en una vivienda usada.
  • Plusvalía: puede que algún día decidas vender tu casa o departamento, por lo que es importante elegir el sector donde realizarás tu inversión. Si es un lugar en expansión que tiene elementos que aumenten su valor en el tiempo, podrías vender tu vivienda por mucho más de lo que pagarás por ella.
  • Precio: los precios de los departamentos en el centro de Santiago se han disparado en el último año, pero con lo que cuesta uno de esa zona, podrías optar por uno más grande en un sector más alejado. En este sentido, es conveniente, además de cotizar mucho, definir tus prioridades para pagar un monto justo por lo que realmente necesitas y puedes costear.

Para ver una amplia oferta de casas y departamentos desde la comodidad de tu computador o celular, puedes ingresar a Portalinmobiliario.com, una marca de Mercado Libre. Allí podrás filtrar tu búsqueda según distintos factores, como tipo de vivienda, nueva o usada, precio, ubicación, número de dormitorios y baños, ¡e incluso puedes buscar a través de un mapa!

2. Buscar financiamiento

Si tienes el efectivo para pagar tu vivienda, puedes saltarte este punto, ya que solo necesitas elegir dónde vivir y continuar al siguiente paso. En cambio, si eres como la mayoría de los chilenos que necesita una ayuda financiera, mientras buscas y cotizas casas y departamentos, una buena idea es acercarte a distintos bancos para conocer las ofertas de créditos hipotecarios disponibles.

¿Qué son los créditos hipotecarios?

Un crédito hipotecario es un préstamo de dinero a largo plazo que otorgan las entidades financieras para la adquisición de una casa, un departamento o terreno. Debe ser devuelto en dividendos incluyendo ciertos intereses, y dejando como garantía la hipoteca de la propiedad que se compra.

¿Qué requisitos hay que cumplir para obtener un crédito hipotecario?

  • Tener ingresos y un nivel de endeudamiento compatibles con el dividendo que se va a pagar.
  • Contar con un buen historial financiero y comercial, lo que incluye no estar en Dicom o ser un deudor moroso.
  • Tener edad y salud compatibles para obtener un seguro de desgravamen.
  • Acreditar la renta según actividad: en caso de empleados con certificado de antigüedad en la empresa y las tres últimas liquidaciones de sueldo, o seis si se tiene un sueldo con renta variable; en caso de profesionales independientes, Declaración Anual de Impuesto, copia de boletas de los últimos seis meses y los doce últimos Pagos Provisionales Mensuales.
  • Tener ahorros que permitan pagar el pie y los gastos operacionales.

¿Qué hay que tener en cuenta al elegir un crédito hipotecario?

Para elegir el mejor crédito hipotecario, es recomendable darse el tiempo de buscar y comparar hasta encontrar la alternativa más económica. En este sentido, es importante que te fijes en las tasas de intereses, en la Carga Anual Equivalente (CAE), en el Costo Total del Crédito (CTC), los seguros y plazos (mientras mayor sea el plazo, mayores serán los intereses).

Sea cual sea el banco que elijas, debes saber que el proceso para obtener un crédito hipotecario es muy sencillo: un ejecutivo te hará una evaluación comercial, te pedirá tus antecedentes y te explicará detalladamente el procedimiento. En algunos casos, es posible que te pida la cotización oficial de la vivienda en la que estás interesado. De esta forma, la institución definirá si te prestará dinero, y cuánto es el monto aprobado.

¡Averigua por subsidios habitacionales!

El Estado, a través del Ministerio de Vivienda y Urbanismo, tiene a disposición de la población distintos programas que buscan financiar (total o parcialmente) la primera compra de una vivienda. En las oficinas regionales o en Internet puedes encontrar los requisitos para postular a estos beneficios.

3. Reservar

En caso de comprar una propiedad nueva a una inmobiliaria, y cuando ya tienes la parte financiera asegurada, estás listo para dar uno de los pasos definitorios: la reserva.

La reserva consiste en adquirir el compromiso de comprar la vivienda, firmando un documento que vincula a las partes involucradas para llevar a cabo la compraventa y que sirve de garantía de tu derecho de adquisición.

En este punto, junto con elegir la propiedad, quedan definidos todos sus derechos asociados a ella, como estacionamiento, bodega, entre otros. Además de aspectos como el monto a pagar por el pie y lo que se consiga con un método de financiamiento, y los plazos del proceso.

Los costos asociados a la reserva y sus condiciones dependerán de cada inmobiliaria.

4. Firmar la promesa de compraventa

La promesa de compraventa es un contrato que se firma en notaría entre el interesado en la propiedad y el vendedor, que incluye el monto a pagar por el inmueble, así como las fechas y formas de pago, y algunas peticiones de las partes involucradas, como cambios estructurales en la casa o instrucciones sobre las garantías económicas.

Esta etapa tiene la función de asegurar que puedas comprar la propiedad, sin que sea vendida a un tercero. En este momento es cuando, como comprador, debes hacer el primer pago importante por la nueva propiedad, pagando el valor total, el pie o un porcentaje, según se haya acordado a través de la reserva, en caso de que haya existido.

En caso de que el contrato no se lleve a cabo y no sea por responsabilidad tuya, recibirás de regreso la garantía económica que hayas entregado, de manos de la notaría.

5. Firmar la escritura

Después de que el banco (o el abogado particular en caso de que no solicites un crédito), hizo la tasación de la propiedad, realizó el estudio de título, y te aprobó el crédito, solo queda firmar la escritura en notaría ¡y organizar la inauguración de tu nuevo hogar!

¿Todavía no te registraste en Mercado Libre? Quiero registrarme