Historias que inspiran: conoce la historia de Antonello Icardi

De trabajar en su habitación a tener un edificio corporativo de cuatro pisos. Te invitamos a conocer cómo este santiaguino hizo crecer su negocio.

“Historias que inspiran” es una iniciativa que organizamos año a año junto a Edeavor, que buscar premiar a emprendedores que, gracias a nuestra plataforma de comercio electrónico, han logrado experimentar un gran cambio en su negocio y vida, generando nuevos puestos de trabajo, mayores ingresos y nuevas ideas.

El ganador de la edición del año pasado fue Antonello Icardi, quien conoció Mercado Libre en el año 1999, cuando el comercio electrónico aún no estaba bien desarrollado y estaba muy lejos de ser lo que conocemos hoy. En ese entonces, vio una oportunidad que le permitió emprender exitosamente y convertirse en el orgullo de su familia, a pesar de no haber terminado ninguna de las cuatro carreras por las que pasó.

Rebajas.cl es la empresa de Antonello. Este proyecto, que empezó a gestarse en su dormitorio y cuyas operaciones después pasaron a tomarse el comedor de la casa de sus padres, hoy cuenta con un edificio corporativo de cuatro plantas, 2.400 m2 de bodegas y 22 empleados.

Sin embargo, alcanzar estas metas no ha sido fácil, pues, ha significado incontables horas de arduo trabajo para Antonello.

El inicio de Rebajas.cl

Todo empezó mientras estudiaba Administración de empresas, cuando conoció Mercado Libre y decidió abrir una cuenta para vender artículos de proveedores locales. Su primera venta fue explosiva: realizó una publicación en una mañana, en la tarde recibió preguntas y comentarios, y al día siguiente ya estaba trabajando en los despachos. Era sorprendente para los usuarios recibir sus compras de manera tan rápida, según señala.

En solo meses consiguió comprar su primer auto. ¡Y tenía solo 19 años! Casi ocho años después de esta experiencia, tiempo en el que estuvo dedicado a estudiar, retomó su cuenta en nuestra plataforma para vender productos importados.

En esa época, realizar importaciones era una tarea muy compleja, ya que no existía una comunicación fluida ni facilidades para viajar como las que hay actualmente. Estas barreras le significaron a Antonello mucho trabajo: se levantaba a las 7:00 y su jornada terminaba alrededor de las 2:00 horas. Mantuvo este ritmo de trabajo por años.

Este esfuerzo, sumado a su capacidad para reinvertir cada peso que generaba cada venta, le valieron para hoy estar “viviendo un sueño”, como comentó.

Mercado Libre: su aliado comercial

Nuestra plataforma le permitió, desde su primera venta, encontrarse con sus clientes de manera fácil, ágil e inmediata, superando las barreras de la distancia.

Hoy, Antonello espera sumar marcas a su empresa y, junto a Mercado Libre, potenciar su marca y convertirse en una opción sólida de retail.

¿Todavía no te registraste en Mercado Libre? Quiero registrarme