Comprar o arrendar propiedades: Ventajas y desventajas

Todos quienes han llegado al momento de independizarse se han preguntado si es mejor comprar o arrendar una propiedad. ¿Llegó tu hora de tomar una decisión? Debes saber que ambas opciones presentan distintos beneficios, según las proyecciones y el estilo de vida que tengas.

La compra de una vivienda es una forma de tener estabilidad y obtener un bien raíz, pero significa una gran inversión. Por otro lado, el arriendo es una alternativa mucho más fácil y práctica cuando el presupuesto no alcanza para un proyecto de tal magnitud, pero muchas personas dicen que es una “pérdida de plata” al no generar rentabilidad.

Por si no sabes si es más conveniente comprar o arrendar, te invitamos a leer cómo ha evolucionado la demanda en el mercado inmobiliario chileno en los últimos diez años (con un espacio dedicado especialmente a los millennials). Además, te mostraremos las principales ventajas y desventajas que tiene cada una de las opciones, para que tomes una decisión inteligente.

Comprar o arrendar: ¿qué prefieren los chilenos?

La mayoría de los chilenos prefiere arrendar versus comprar, según demostró un estudio de Mercado Libre Clasificados en base información de su sitio Portalinmobiliario.com y que analizó los cambios que ocurrieron en el mercado inmobiliario entre 2007 y 2017.

En dicho estudio se obtuvo que, una década atrás, quienes buscaban una vivienda con el fin de arrendarla correspondía al 31,3%. Hoy, esa cifra evolucionó al 65,2%. Y en el caso de las compras, los porcentajes variaron de 68,7% en 2007 al 34,8% en 2017.

¿Y qué prefieren los millennials?

La llamada generación Y, que incluye a quienes nacieron entre 1980 y 1995, se suma a la preferencia de la mayoría de los chilenos y se inclina por arrendar. Esto se debe, principalmente, por abandonar la idea de firmar compromisos y por valorar la libertad de movimiento.

Sin embargo, este segmento cada vez se ha vuelto más interesante para el mercado, ya que cada vez hay más señales de su interés por comprar. De hecho, un 31% de la inversión inmobiliaria en la Región Metropolitana es realizada por millennials, según un estudio de Colliers International. Una mejor educación respecto a la que tenían sus padres a la misma edad -lo que conlleva acceso a mejores empleos y salarios-, las facilidades para acceder a créditos y la determinación que tienen para asumir riesgos son algunos de los factores que han influido en esta tendencia que se acrecienta.

Algunos de los factores que toman en cuenta los millennials al elegir dónde vivir son:

  • Valoran sobre todo una ubicación tranquila, que cercana a la familia, al trabajo o centro de estudio, y que cuente con un buen acceso al transporte. Esto dado que valoran el tiempo personal y la calidad de vida.
  • Buscan cercanía a estaciones de metro, parques o plazas, ciclovías y servicios, entre otros.
  • Prefieren más los departamentos que las casas, debido a que la oferta de los primeros es bastante mayor. Se inclinan por aquellos de dos dormitorios, especialmente los conocidos como “mariposa”, que otorgan mayor independencia entre las habitaciones.
  • Buscan arquitectura vanguardista con eficiencia energética y características sustentables, como disposición de áreas verdes, plazas en la azotea, fachadas verdes y bicicleteros.
  • Dependiendo de las necesidades que tengan, buscarán equipamientos como gimnasios, piscinas, quinchos, salas multiuso y salas de estar.
  • En la Región Metropolitana, muestran mayor interés por zonas de alta plusvalía y que estén ubicadas en puntos centrales, como las comunas de Santiago centro, Ñuñoa y Las Condes.

¿Qué ventajas tiene arrendar?

Como vimos recién, arrendar es la mejor opción para los chilenos. Una de sus ventajas es la facilidad que conlleva el trámite, que es muy sencillo al requerir de poco papeleo. Además, la propiedad puede ser entregada a muy corto plazo.

Para las personas jóvenes que aún no tienen la capacidad de financiar una casa o departamento, arrendar les permite independizarse mientras ahorran dinero para pagar posteriormente un pie y dar el salto para el hogar propio.

Por otro lado, este sistema también beneficia a quienes tienen una edad avanzada y no han adquirido una vivienda. Las instituciones bancarias otorgan créditos hipotecarios a largo plazo, limitando este tipo de préstamo a personas que tengan una esperanza de vida acorde al plazo de pago, que ronda entre los 15 y 20 años, por lo que las personas de mayor edad no pueden contar con este tipo de financiamiento.

Arrendar una propiedad también resulta sumamente práctico para quienes deben trasladarse de forma constante y para quienes, simplemente, no les conviene económicamente comprar una casa o departamento. En el caso de los primeros, el arriendo permite gestionar rápidamente los cambios, pudiendo conseguir un nuevo lugar para vivir en poco tiempo.

Si estás pensando en tomar la decisión de arrendar o estás en el proceso, te invitamos a leer esta nota que explica quién paga qué en el proceso.

¿Cuáles son las desventajas de arrendar?

Como dijimos al principio, es muy común escuchar que arrendar significa perder dinero. Si pensamos que con lo que se paga mensualmente por arriendo se puede financiar un crédito hipotecario, lo anterior toma mucho sentido.

Comprar una casa o un departamento siempre va a ser más conveniente económicamente, ya que hablamos de realizar una inversión en un bien raíz que quedará para ti, y que te evitará uno de los principales problemas que trae consigo el arriendo de una propiedad: la falta de autonomía.

Al no ser el dueño, no puedes hacer los cambios y arreglos que te gustarían hacer y, aunque la legislación protege a los arrendatarios, existe la posibilidad de que en cualquier momento el dueño de la vivienda te solicite dejar el lugar.

¿Qué ventajas tiene comprar?

La principal ventaja de comprar una propiedad es la inversión que esta representa para tu futuro y para tus sucesores, en caso de que tengas o pienses en tener hijos. Una casa o departamento a tu nombre no solo significa ser propietario de una vivienda, es un bien que puedes heredar y que puede aumentar su valor en el tiempo.

Al comprar, podrás disfrutar de una estabilidad propia y familiar. Además, podrás hacer arreglos y remodelaciones como gustes.

Y si consideramos que la mayoría de los chilenos prefieren arrendar, comprar una vivienda para responder a esta demanda se ha vuelto en una excelente alternativa para rentabilizar tu capital. Con un crédito hipotecario, solo necesitas ahorrar para pagar un pie, arrendar tu propiedad y dejar que “se pague sola”. Te recomendamos en caso de optar por un crédito informarte y asesorarte bien. Puedes partir por nuestra guía básica sobre los requisitos para un hipotecario o conocer el paso a paso del proceso de compra de una propiedad.

Entonces, ¿prefieres la compra o arriendo?

Finalmente, todo dependerá de tus necesidades, de tu estilo de vida, de tu proyección y de tu capacidad financiera.

Los expertos recomiendan investigar y analizar todas las posibilidades existentes. Para tomar la mejor decisión, es conveniente sumar lo que te costaría un arriendo mensual a los gastos comunes del edificio y comparar ese valor con lo que te podría costar un dividendo.

Comprar es una buena opción si tienes la capacidad financiera para afrontar ese gran costo. En este sentido, los créditos hipotecarios son una gran alternativa para quienes están dispuestos a responsabilizarse por un compromiso a largo plazo. Si te estás tentando por esta idea, debes saber que mientras más joven seas, es más conveniente este medio de financiamiento, ya que tienes más tiempo laboral para afrontar los dividendos correspondientes.

 

¿Todavía no te registraste en Mercado Libre? Quiero registrarme