Mercado de oficinas: desafíos y oportunidades para el 2021

La tasa de vacancia y las nuevas formas de utilizar los espacios abren nuevas posibilidades y tendencias a futuro en este sector de la industria de inmuebles que, debido a la pandemia, se ha visto golpeado. Sin embargo, advierte una inevitable reinvención.

26 de enero de 2021

En Chile el mercado de oficinas en 2020 cerró con una fuerte alza en la vacancia. De hecho,  al término del año hubo más oficinas vacías que ocupadas. Las organizaciones comienzan a demandar menos espacio, en un contexto donde el tele trabajo llegó para quedarse. Así surgen nuevas oportunidades.

Junto con reducir espacio, las empresas también podrían estar reorganizando sus actuales instalaciones, subarrendando a terceros, por ejemplo. Esto es lo que advirtió la empresa estadounidense de servicios inmobiliarios, Jones Lang LaSalle, donde asegura que uno de los principales efectos del Covid-19 ha sido la rápida expansión del subarriendo. Así, por ejemplo, en Estados Unidos, “durante el transcurso de la pandemia, el mercado de subarrendamientos se ha expandido en casi un 50,7%”.

En esa línea, The New York Times, sugiere que probablemente la demanda disminuirá de manera moderada, pero cambiará la forma en que actualmente se organizan los lugares de trabajo. Por ejemplo, algunos edificios de oficinas pronto destinarán espacios para viviendas residenciales, para tiendas comerciales, centros de reuniones, etc.

De hecho, debido a la crisis económica y a la irrupción del trabajo a distancia, países como Francia han anunciado proyectos público-privados para transformar espacios de oficinas en viviendas.

Lo cierto es que hay espacios en desuso y las actuales oficinas deberán adaptarse a las nuevas necesidades de cada organización. En ese sentido, algunos expertos destacan que los costos operativos de las empresas podrían aumentar debido a estas medidas adicionales y que es muy probable que las oficinas se reservarán para interacciones cara a cara, actividades en equipo donde se fomente la colaboración y la innovación.

El Coronavirus no matará las oficinas, sentenció New York Times analizando el futuro de los tradicionales espacios de trabajo en un contexto donde, por primera vez y de manera masiva, los trabajadores tienen la opción de elegir si utilizarlos o no. Sin embargo los cambios vienen, eso es seguro.

Actualmente la mayoría de las empresas están analizando sus costos y revisando sus instalaciones. Financial Times prevé que las casas matrices, por ejemplo, se conviertan en el “showroom corporativo” y que ciertas empresas cuenten con equipos remotos reunidos en ciudades cercanas. Además, podrían surgir oficinas compartidas que alberguen espacios flexibles, ya sea para trabajo o reuniones más bien ocasionales.

Por otro lado, y desde una posición más optimista surge la oportunidad de que algunos propietarios de espacios de oficina puedan, incluso, aumentar su valor, al implementar mejoras en diseño, incorporar tecnología (como sensores) y así ofrecer experiencias personalizadas a quienes arriendan dichos espacios.

2020 cerró con una notoria vacancia de espacios de oficinas y el desafío, nivel mundial, es seguir manteniendo el valor de estos espacios. Ya ha países y organizaciones que están apostando por cambios que, probablemente, irán de la mano de la evolución de la pandemia, la crisis sanitaria y la vacunación masiva de la población.

¿Todavía no te registraste en Mercado Libre? Quiero registrarme