Te enseñamos cómo ahorrar energía eléctrica en el hogar

Usar la energía con prudencia es tan bueno para tu bolsillo como para el ecosistema. Conoce aquí cómo ahorrar energía eléctrica en el hogar.

Te-enseñamos-como-ahorrar-energia-electrica-en-el-hogar

La mayoría pasamos más de la mitad de nuestras vidas en el hogar, ese sitio en que se llevan a cabo nuestras actividades más cotidianas, como dormir, desayunar y compartir con amigos y familia. Por lo mismo, estar al tanto de cómo mejorar el uso energético se vuelve indispensable y cada día es más importante conocer trucos de cómo podemos ahorrar energía eléctrica.

Si eres de los que quiere optimizar sus gastos y además tiene una inquietud en contribuir con el cuidado del planeta, entonces presta atención a estos consejos de cómo ahorrar electricidad en la casa.

Prefiere las ampolletas LED

Desde hace tiempo que en el país se vienen tomando iniciativas para cambiar los focos a ampolletas LED en busca de una utilización más óptima de la electricidad, pues estas últimas pueden representar un ahorro en el consumo de energía de hasta un 90% en comparación a las ampolletas incandescentes o las de flúor.

Por eso, si buscamos cómo ahorrar energía eléctrica en el hogar lo primero es cambiar todas aquellas ampolletas que no sean LED. Pero ¿cómo reconocerlas si, por ejemplo, nos acabamos de cambiar de casa y las ampolletas ya estaban ahí antes de llegar? ¿O si acaso las cambiamos hace tanto que no recordamos qué tipo de ampolletas compramos en primer lugar?

Simple: las ampolletas incandescentes se diferencian de las LED en que las primeras se calientan tanto que, luego de varios minutos encendidas, es casi imposible tomar la bombilla sin quemarse; esto, ya que gran parte de la energía que emiten se disipa en forma de calor, uno de los principales motivos por los que resultan tan poco eficientes. Aunque algunas ampolletas LED se calientan un poco producto de la radiación emitida, el calor emitido en ningún caso es comparable, pues las LED convierten casi toda la electricidad en luz (y no en calor residual).

 

 

En términos generales: aprovecha la luz del día, prefiere pintar paredes con colores más claros para contribuir a una iluminación más óptima y nunca dejes las luces prendidas en habitaciones que estén solas.

Utiliza alargadores con enchufe

Toda aquella energía que se disipa por causa de electrodomésticos que quedan enchufados a la red de transmisión se enmarca dentro del concepto conocido como consumo vampiro. Un porcentaje importante de todo lo que consumen las ciudades se pierde en esta disipación energética.

 

 

Si buscamos cómo ahorrar energía eléctrica, una excelente solución la entregan los alargadores con switch. Estas “zapatillas” permiten que, con un solo botón, todo lo que se gasta en consumo vampiro se reduzca a cero para aquellos aparatos electrónicos que estén conectados al alargador. Es ideal para cuando se realizan viajes largos e incluso para ausencias cotidianas como irse a trabajar o acostarse a dormir.

Ahorra en calefacción

Si queremos entender cómo podemos ahorrar energía eléctrica, no se puede prescindir de este ítem: la calefacción inteligente y, más importante, la implementación de recursos de aislamiento térmico.

Las ventanas termopanel son esenciales para las casas que son demasiado frías durante el invierno, pues con aquellas se puede controlar la transferencia de temperatura, demorando en consecuencia que el calor generado se desplace hacia afuera. Estas son, además, muy buenas aislantes de sonido.

El aire acondicionado se vuelve uno de los favoritos para los hogares que cuentan con ellos; sin embargo, se debe ser prudente y no incurrir en un uso indiscriminado. Es por ello que debes utilizar con prudencia el aire acondicionado: nunca lo dejes prendido si no estarás en casa y prográmalo solo para horas a las que sabes que llegarás. Si tienes un buen aislamiento térmico en el hogar, quizás ni siquiera es necesario tenerlo encendido mucho tiempo ni mientras duermes.

 

 

Por otra parte, las estufas eléctricas hoy en día son cada vez más eficientes, pero debes preocuparte de elegir la correcta. Averigua cuál es el consumo promedio y evalúa cuál resulta más conveniente en cuanto a recursos energéticos. Fíjate bien en la etiqueta de eficiencia energética del producto antes de elegirlo, pues esto es a fin de cuentas lo que más importa al considerar cómo ahorrar electricidad en la casa.

Además, recuerda hacer una inspección ocasional de las puertas y ventanas de tu hogar, pues toda hoja que gira en torno a una bisagra o que se desliza sobre un riel constituye la principal fuente de fuga de calor. Preocúpate de que no existan fisuras entre ellas y que se encuentren en óptimas condiciones de uso. Contempla la posibilidad de utilizar aislantes térmicos como cortinas blackout, cintas térmicas para intersticios y esponjas.

Reconsidera tus hábitos energéticos

Finalmente, este consejo es el más importante cuando se trata de cómo ahorrar energía eléctrica en el hogar, pues requiere de una constante lucidez para con las últimas tecnologías de eficiencia energética. Reconsiderar los hábitos energéticos implica replantear la utilización de los electrodomésticos de forma constante: ¿realmente necesito usar esto ahora?, ¿existe otra alternativa para lograr lo esperado?

Acá van algunos tips generales que pueden ayudar a entender cómo ahorrar energía eléctrica:

 

  • Calienta agua solo cuando sea estrictamente necesario. En especial en invierno, cuando la utilización del hervidor eléctrico se vuelve más habitual entre cafés y tés. No te olvides de recurrir al termo para mantener el agua caliente y así evitar tener que utilizar el hervidor repetidas veces.

 

 

  • En general prefiere los electrodomésticos que cuenten con una etiqueta de eficiencia energética dentro del rango de las A, así estarás premiando a la tecnología responsable como consumidor y además contribuyendo a reducir gastos innecesarios de energía. Esto aplica especialmente para artículos de uso cotidiano como la lavadora, el horno eléctrico y el refrigerador.

 

 

  • Desde hace años que la domótica se viene instalando con fuerza en varios proyectos inmobiliarios de nuestro país. Este concepto se refiere a los hogares inteligentes, los cuales están enfocados en hacer un uso más optimizado y eficiente de las distintas operaciones en el hogar con la ayuda de la electrónica y mediante una aplicación (gestión remota). Si estás buscando casa, contempla esta innovadora posibilidad.

Recuerda que al final lo más importante se reduce a vislumbrar otras opciones, como lavar a mano cuando no es necesario el lavavajillas o colgar la ropa afuera si habrá sol en lugar de utilizar la secadora. El ahorro de energía en la casa nace de uno y se materializa en cómo gestionamos nuestra cotidianidad.

¿Todavía no te registraste en Mercado Libre? Quiero registrarme