Cómo saber si tengo piel sensible y cómo tratarla

¿Sospechas que tienes problemas de piel sensible? En este post te explicamos con detalles cómo saber si tienes esa condición y los tratamientos disponibles

Cómo saber si tengo piel sensible y cómo tratarla2

No hay parte del cuerpo que refleje mejor el estilo de vida que llevas y cuánto te preocupa tu salud y bienestar que la piel. Por esa razón el mercado del cuidado personal promueve innumerables cremas y lociones para la piel, porque están conscientes de que un alto porcentaje de la población, especialmente el público femenino, se preocupa por asuntos como el estado de la piel y cutis.

Como una pequeña muestra de que lo mencionado anteriormente es cierto, los resultados arrojados por la Encuesta Beauty y realizada por Privalia en España son contundentes: 47% de las mujeres afirman que lo que más les preocupa de su físico es la piel, siendo la misma respuesta en el 37% de la población masculina.

 

 

Entre las mayores preocupaciones relacionadas con esta parte del cuerpo es la piel sensible. En otro estudio se estimó que la prevalencia de piel sensible en EE.UU, Europa y Japón es de 50% en las mujeres y 30% en los hombres, llamando la atención que la mencionada distribución fue semejante en cada país/continente.

Si esa condición de piel es una preocupación para ti en la actualidad, en esta nota responderemos a tres preguntas recurrentes: ¿cómo saber si tengo piel sensible?, ¿cuáles son los tratamientos para el problema? y ¿qué ingrediente debe contener una buena crema hidratante para piel sensible?

Para empezar, ¿qué es una piel sensible?

Se han propuesto distintas definiciones para este síndrome y aún los expertos en el tema no se ponen de acuerdo en un concepto común. Siendo este el caso, algunos afirman que la piel sensible hace referencia a una exagerada sensibilidad de la piel como producto de la aplicación frecuente de productos cosméticos.

Otros autores indican que también se trata de una hiperreacción de la piel a diferentes factores, como los ambientales. En suma, se trata de una piel reactiva, con una tolerancia muy baja a los factores externos y que, con el transcurso de los años, se vuelve un problema más recurrente.

Si te interesa, puedes ver productos para piel sensible en Mercado Libre.

¿Cómo saber si tengo piel sensible?

  • Si notas que la piel se enrojece o irrita con facilidad al usar cosméticos, y además sientes ardor en zonas localizadas del rostro, es un indicativo de sensibilidad en la piel.
  • También es un posible indicativo de piel sensible si notas alteraciones cutáneas con al cambio de clima.
  • En otros casos, aparecen lesiones en la piel y sin una causa aparente.

Por otra parte, hay factores de prevalencia que parecen promover la piel sensible; estos son algunos:

  • Sexo (mayor prevalencia en el sexo femenino).
  • Edad (entre los 35 y 50 años).
  • Tipo de piel (piel caucásica).
  • Susceptibilidad al enrojecimiento o rubor.
  • Factores psicológicos como el estrés.
  • Cambios hormonales.

 

 

¿Cómo cuidar piel sensible? Cuida tus hábitos

Antes de empezar a hablar de algunos tratamientos efectivos para la piel sensible, vale la pena estar consciente de algunos hábitos y malas prácticas que pueden incidir en una piel sensible:

  • Hay ciertas intervenciones estéticas que dejan la piel frágil, como el lifting, la fototerapia y los tratamientos con láser.
  • La radiación UV, los contaminantes medioambientales y el ozono inciden en la sensibilidad cutánea.
  • El afeitado, particularmente en los hombres, causa irritación natural en la piel. De allí la importancia de usar un after shave.
  • ¿Fumas? Este hábito puede desencadenar sensibilidad en la piel.
  • ¿Compras cosméticos sin leer la fecha de caducidad? Los ingredientes y agentes activos vencidos pueden hacer mucho daño en tu piel.
  • Superponer cremas. Esto sucede si usas una crema cutánea, incluso si se trata de una crema para piel sensible, no la remueves al final del día, y después colocas en su lugar otro producto o la misma crema.
  • Finalmente, bañarse con agua muy caliente tiende a irritar la piel que sufre de sensibilidad.

Si quieres, puedes encontrar cosméticos en Mercado Libre.

¿Cuáles tratamientos y cremas me convienen?

En el mercado puedes encontrar una crema para piel sensible y muchos otros productos indicados para esta condición; sin embargo, nuestra invitación es a fijarte en la etiqueta y observar los ingredientes activos presentes en las cremas y lociones hidratantes.

Agua micelarEste producto se ha popularizado como un buen desmaquillador y limpiador de la piel. El secreto está en las micelas, o moléculas, de esta agua que tienen un efecto de imán al atraer los restos de maquillaje y otros residuos sin causar un efecto abrasivo.

Aguas termales: Las aguas termales son ricas en minerales como el selenio, hierro y zinc. Producto de la sudoración, dichos minerales son expulsados de la piel, por lo que el agua termal restablece el equilibrio para que la piel luzca tersa, sana, libre de manchas y enrojecimiento.

Aloe Vera: No es de extrañar que el ingrediente principal de la crema para la piel sensible sea el Aloe Vera, sus magníficas propiedades se conocen desde hace siglos. Quizás la mayor particularidad de esta planta es que actúa como hidratante de la piel sin ser grasosa.

Manteca de karité: Hasta Cleopatra, que fue muy famosa por el cuidado de su piel, sabía de las bondades de la manteca de karité. Este producto se extrae a partir de la nuez que da el árbol de karité, árbol que crece en algunas regiones de África como Costa de Marfil y Sudán. La manteca de karité es promocionada como uno de los ingredientes principales de la crema hidratante para piel sensible. 

Bloqueador solarLa piel sensible se enrojece con facilidad cuando está muy expuesta al sol, especialmente en la época de verano. Además, los rayos UV y los contaminantes externos causan serios problemas en las pieles sensibles. En este sentido, los bloqueadores solares hipoalergénicos de uso diario ayudan a que la piel esté protegida.

 

 

Si tienes duda sobre cuál producto debes usar, no dudes en acudir a un dermatólogo que está en la posición de dar un pronóstico y recomendación profesional para tu caso. Mientras tanto, en tu casa puedes hacer simples pruebas caseras de tolerancia de productos cosméticos y alimentos que sensibilicen tu piel. Aunque la piel sensible sea uno de los mayores problemas de cosmética moderna, existe una enorme variedad de tratamientos de alta efectividad.

¿Todavía no te registraste en Mercado Libre? Quiero registrarme