Descubre qué estufa eléctrica es mejor para tu hogar

Conoce todo lo que necesitas saber sobre qué tipo de estufa es mejor, cómo son las mejores eléctricas y cuáles son sus principales características.

Descubre-que-estufa-electrica-es-mejor-para-tu-hogar

Con la llegada del invierno, es importante aclimatar los espacios para evitar esos cambios drásticos de temperatura. Las estufas adoptan un papel protagónico en aquellas épocas en que la temperatura comienza a descender.

Antes de decidir cuál estufa es la mejor para el hogar, se deben tomar en cuenta aspectos como tipo de combustible, eficiencia, estética, tamaño y nivel de renovación del aire. Conoce todo esto y más para que puedas decidir qué tipo de estufa eléctrica es mejor para tu hogar.

Conceptos técnicos para considerar a la hora de comprar una estufa

Al momento de comprar una estufa que permita mantener caliente el hogar, es normal tener dudas frente a conceptos que parecieran triviales o de poca importancia. Es fundamental conocerlos para comprar tu próxima estufa de manera informada.

  • Renovación de aire: la renovación del aire tiene relación con el espacio en el que se encuentre la estufa; por ejemplo, algunos modelos requieren de ambientes grandes y de buena ventilación, para garantizar así que no exista riesgo de contaminación de aire, como es el caso de las estufas a parafina.
  • Convector: el convector es un aparato eléctrico que trabaja por convección. Cuenta es su interior con unas resistencias que, al conectarse a la corriente eléctrica, calientan el aire que circula a través de ellas.
  • Calefactor: también funcionan con corriente eléctrica, pero, a diferencia de los anteriores, cuentan con un ventilador que expulsa el aire caliente que genera en su interior.

 

 

Tipos de estufas

Existen distintos tipos de estufas y se diferencian principalmente por el tipo de combustible que emplean y el gasto que generan.

Estufa a parafina: se caracterizan por ser portátiles y de fácil instalación. El calor que proporciona no es concentrado, sino que se reparte uniformemente en el ambiente. Para evitar concentraciones de monóxido de carbono (propias de los combustibles que derivan del petróleo) es necesario encenderlas en espacios con buena ventilación. Además, se recomienda prenderlas y apagarlas en balcones, pues al hacerlo se libera una gran cantidad de humo.

Estufa a gas: esta estufa genera calor mediante combustión de gas. Su capacidad de generar calor es muy elevada y por lo mismo logra temperar los ambientes rápidamente. Al adquirir esta estufa, es importante que consideres el gasto mensual que deviene de comprar balones de gas.

Estufas eléctricas

  • Convector eléctrico: como dice su nombre, este tipo de estufa trabaja con la corriente eléctrica y es gracias a ella que logra calentar el aire. Generalmente es ligera y permite el fácil traslado de lugar a lugar, no requiere de una instalación y es ideal para aquellos espacios pequeños como dormitorios o pasillos.
  • Estufa halógena: son equipos que transmiten el calor por medio de la radiación. Su instalación es rápida y puede ser utilizada en cualquier tipo de hogar. Una de sus desventajas es que tienden a generar calor muy localizado.
  • Termo ventilador: los termo ventiladores son transportables y de uso sencillo, además de que no requieren de instalación. Pueden ser muy prácticos para habitaciones e incluso algunos han sido adaptados a cuartos húmedos como el baño o la cocina.
  • Calefactor oleo-eléctrico: este tipo de estufa, que genera calor por convección , cuenta en su estructura con unas columnas metálicas que tienen en su interior aceite de silicona. El proceso consiste en calentar el aceite que luego se libera a través de estas columnas y, de esa forma, se transfiere el calor a la habitación.
  • Aire acondicionado: aunque no se define como estufa propiamente tal, sus funciones permiten mantener temperaturas cálidas durante las temporadas más frías de forma muy efectiva. Debes acordarte de limpiar el aire acondicionado a menudo y de programarlo solo para las horas necesarias.

La mayoría de estos modelos cuentan con un termostato que permite regular la temperatura y evitar calor innecesario, lo que contribuye a ahorrar energía eléctrica en el hogar.

Si te interesa, puedes ver aires acondicionados o estufas en Mercado Libre.

Qué estufas consumen menos electricidad

A la hora de responder a las preguntas de qué estufa eléctrica es más eficiente y cuál conviene comprar, es necesario que tomes en cuenta diversos factores, como el precio, los metros cuadrados que calienta, su potencia y el tamaño.

Como primer punto, si bien el precio en vitrina a veces puede ser relativamente alto para algunos modelos, debes considerar que a la larga algunos de estos tipos de estufas eléctricas pueden constituir un ahorro mayor que un modelo más barato.

En general, si se busca responder qué estufas consumen menos electricidad, las híbridas son las que emplean una menor cantidad de energía eléctrica, principalmente porque en sus ciclos de funcionamiento también hacen uso de combustibles fósiles o derivados, como el gas y la parafina. Este último punto es el aspecto negativo de estos modelos: si bien necesitan menos electricidad, requieren de estos recursos no renovables.

 

 

Si consideramos estufas netamente eléctricas, entonces el gasto energético depende del consumo, es decir, de su potencia en watts: a mayor cantidad de watts de la estufa, mayor gasto energético (y de dinero) en el tiempo. Eso sí, esto no resuelve el problema de qué tipo de estufa es mejor, como veremos a continuación.

Por ejemplo, una estufa de 2000 W (2kW) utiliza el doble de enegía que una de 1000 W (1 kW). Si consideramos el valor del kWh (se lee “kilowatts-hora”) como de $120 (valor aproximado de los últimos años), entonces una hora continua de la primera cuesta $240, mientras que una hora continua de la segunda cuesta $120. Por eso, es fundamental que te fijes en la potencia de la estufa que elijas comprar, si necesita estar siempre encendida o solo un rato, y de los tipos de potencias distintos que pueda tener una misma estufa.

Otros factores relevantes para entender qué tipo de estufa eléctrica es mejor son el espacio en que utilizarás la estufa y el tipo de aislamiento que tenga la habitación (termopaneles, materiales de construcción, etc.). Si hay buen aislamiento térmico, una estufa menos localizada puede ser más útil que una más pequeña y localizada, ya que ayuda a mantener el calor en circulación. Si vives en un edificio, la calefacción centralizada puede ser una buena alternativa pensando como comunidad.

Qué tipo de estufa es mejor para cada espacio

Es importante buscar una estufa que se acomode a las especificaciones y características de cada lugar. De esa forma, se podrá evaluar qué estufa eléctrica es más eficiente tomando en cuenta el espacio en el que está.

  • Baño: para los cuartos de baños, se necesita de una estufa eléctrica que cuente con protección contra la humedad. Los termo ventiladores son buena opción.
  • Salas de estar y comedor: la chimenea es la alternativa favorita desde antaño, pero hoy en día su uso está prohibido en muchas ciudades al ser tan contaminante. Una estufa híbrida puede ser muy práctica para estos casos.
  • Dormitorio: en estos espacios generalmente se ocupan estufas halógenas, termo ventilador y calefactor oleo-eléctrico. El convector eléctrico permanente en una pieza puede ser una buena solución.

Ahora ya sabes: la estufa eléctrica ideal depende tanto de tus espacios como de la potencia de cada estufa. Recuerda que lo esencial es mantener un espacio bien aislado para evitar la pérdida innecesaria de calor, sobre todo en temporadas más frías.

¿Todavía no te registraste en Mercado Libre? Quiero registrarme