En qué fijarse al comprar un auto usado

Te entregamos las claves más importantes al elegir un auto usado para que minimices los riesgos y asegures una compra inteligente.

Comprar un auto usado es una gran opción si será tu primer vehículo o si buscas economizar, pues, existe un gran abanico de posibilidades donde seguramente podrás encontrar alguno que se ajuste a lo que necesitas y, por su puesto, a tu presupuesto.

Sin embargo, es necesario tomar ciertas precauciones al elegir un auto usado, ya que estos, al haber tenido uno o más dueños, han sido sometidos al desgaste de la carretera y no siempre puedes saber si tienen todos los papeles al día. ¡Pero no te preocupes! Te contaremos en qué debes fijarte al elegir un auto usado para que tomes la mejor decisión. Toma nota:

1. Que el dueño sea el dueño

Si en vez de comprar en un comercio establecido, decides comprarle a un particular, debes asegurarte de comprobar su domicilio y que sea el verdadero dueño del vehículo. Para hacerlo, puedes solicitar en el Registro Civil un certificado de Anotaciones Vigentes de Vehículos Motorizados, que incluye datos como nombre y RUT del dueño actual y de los anteriores.

Tiene un costo de $840 y puedes pedirlo en las oficinas del organismo o en su sitio web si cuentas con la Clave Única.

2. ¿Es una oferta extremadamente conveniente?

Si es así, desconfía. Para ir a la asegura, haz comparaciones según la marca, modelo, antigüedad y estado del vehículo que te interesa. Lo mejor es iniciar una búsqueda online, donde puedes tener al instante distintas cotizaciones y comparar al momento precios.

3. Veracidad de la información

Comprueba que ambas placas patentes sean originales y verifica que los números del motor y chasis son originales y corresponden a la documentación.

Tampoco olvides revisar que los sellos, como los de vehículos catalíticos o de revisión técnica, corresponden a la patente del vehículo que vas a comprar.

4. Kilometraje

El registro del kilometraje es fundamental, ya que entrega una señal de cuánto ha sido ocupado el vehículo. Ahora, ¿cuál es el kilometraje ideal para comprar un auto usado? Para saberlo, puedes multiplicar la cantidad de años que el auto lleva en circulación (considerando su año de fabricación), con 10.000. Pues, en promedio, los autos en Chile tienen un uso promedio de 20.000 kilómetros al año.

Si el kilometraje es mucho menor al cálculo que realizaste, entonces podrías estar frente a un odómetro -el instrumento que mide la distancia recorrida- adulterado.

5. Multas

Sería muy desagradable que tuvieras que hacerte cargo de pagar infracciones cometidas por otras personas. Así que, para evitarlo, lo mejor es que pidas un certificado de Anotaciones de Multas de Tránsito no Pagada en el Registro Civil, de manera presencial u online.

Con este documento, que tiene un valor de $770, sabrás si hay multas o infracciones de tránsito impagas, tales como transitar sin TAG por vías concesionadas o estacionarse en lugares no habilitados.

En caso de que compres el vehículo sin multas vigentes, pero pasado un tiempo aparezca una infracción con fecha anterior a la adquisición, puedes acudir al Juzgado de Policía Local para pedir que te absuelva del pago.

6. Estado del vehículo

¿Ya tienes un auto usado a la vista? Entonces ha llegado el momento de establecer el primer contacto, la cita para conocer el auto en persona. Para saber si el vehículo vale la pena o no, debes fijarte también en estos aspectos:

Carrocería

Como se trata de un auto usado, es inevitable los pequeños rayones y detalles en la pintura, pero esos no son factores importantes, más bien hay que centrarse en determinar si el auto alguna vez ha sido chocado.

Una señal de que el auto ha tenido percances es la pintura mal trabajada. Fíjate que no haya cambios de tonalidades, pintura descascarándose, gotas ni terminaciones rugosas.

Interior

Fíjate en el desgaste del manubrio, la palanca de cambio y los pedales de acelerador, freno y embrague. Asimismo, observa con atención la tapicería de los asientos. Esto te ayudará a validar el uso que ha tenido.

Neumáticos

Los neumáticos tienen una señal de vida útil y son los canales de evacuación del agua. Cuando estos se han desgastado y adquieren una apariencia lisa, quiere decir que hay que cambiarlos. Si los neumáticos no tienen un desgaste uniforme eso puede ser un síntoma de problemas en los amortiguadores o el tren delantero.

Amortiguadores

No olvides los amortiguadores. Fíjate en que no choreen. La vida útil de esto es de 40 a 50 mil kilómetros. Así que, si el vehículo tiene más kilometraje que esto, deberás cambiarlos.

Motor

Examina el capó y el motor en detalle. Las mangueras, correas y gomas deben estar en buenas condiciones. Asimismo, el motor debe estar limpio, sin líquidos que evidencien fugas y sin manchas de corrosión.

Verifica también que los tornillos y tuercas no estén oxidados, de ser así, es una señal de que el auto no ha tenido una mantención adecuada. Pero, si están muy nuevas, es necesario preguntar por qué se hizo el cambio.

En cuanto al aceite, debe ser de color café claro y viscoso. Si ves que está negro y pastoso, quiere decir que no lo han cambiado con regularidad, por lo que no es un motor bien conservado. El olor también te dará un indicio, ya que, si sientes algo similar a la gasolina, aunque sea muy leve, quiere decir que el motor necesitará una afinación o un anillado.

Encendido

Acelera levemente el motor y verifica si tiene un sonido uniforme. Si detectas algún ruido extraño o si sientes que el vehículo vibra mucho, es porque el motor tiene problemas, que pueden ser mecánicos o porque está mal ajustado el chasis.

Después de dejarlo unos minutos encendido, fíjate en el humo que sale del tubo de escape (no lo toques), si sale humo negro, azul, gris o blanco, significa que la combustión no es adecuada y que, por lo tanto, el motor no está en buenas condiciones.

Con el motor aún en marcha, retira una bujía, si se apaga, es una mala señal.

Debajo del vehículo

Busca cualquier tipo de fluido, como agua, aceite o anticongelante, para comprobar que no haya mangueras rotas o depósitos con fugas.

7. Experiencia en la conducción

Da una vuelta para saber cuáles son sus sensaciones. Fíjate en el funcionamiento y dureza de del manubrio y de los pedales, cómo acelera, cómo funciona la caja de cambios, etcétera. También comprueba que el panel de control funciona correctamente.

Si tienes alguna duda, busca a un mecánico de confianza que te acompañe durante la revisión y así estarás seguro de que tomarás la decisión acertada. Hoy es más fácil que nunca adquirir un auto usado en buenas condiciones.

 

¿Estás buscando tu próximo vehículo? ¡Te invitamos a encontrarlo en Mercado Libre!

¿Todavía no te registraste en Mercado Libre? Quiero registrarme