Las nuevas tendencias de los autos de lujos más espectaculares

Los autos de lujos muestran una combinación única entre desempeño automotriz, diseño, materiales y tecnología, enfocados a una experiencia de manejo pasional.

Los autos de lujo no son como cualquier otro vehículo: son objetos del deseo, juguetes para adultos y piezas de colección que superan todo lo esperado en confort, diseño, desempeño automotriz, tecnología y materiales. Además, son una joya que se puede llevar a todas partes y despiertan miradas de deseo y de admiración.

La experiencia de conducir un auto de lujo no tiene ninguna relación con el manejo de los autos de calle cotidianos. Se trata de vehículos que ofrecen sensaciones que superan cualquier otro medio de transporte terrestre conocido.

Son también un anticipo del futuro. Los millones de dólares o de euros invertidos por las grandes marcas en la producción de autos de lujo no solo van a dar a los garajes de las mansiones, sino que tarde o temprano llegan a los autos comunes.

Los autos de lujos adelantaron innovaciones tales como acceso a Internet, visión nocturna, materiales como nuevas aleaciones de aluminio o titanio, sistemas de seguridad y de confort como control de estabilidad por computadora, frenos inteligentes y asistencia en la conducción.

Mucho más que gadgets

Hay un punto en el que el lujo combina pasión y seducción con la investigación tecnológica más avanzada para generar experiencias únicas.

Los tiempos en los cuales las innovaciones automotrices llegan a los autos de serie comunes son más breves, lo que obliga a marcas como Jaguar, Alfa Romeo, Rolls Royce, Bentley, Mercedes-Benz o BMW a innovar constantemente y a presentar cada año nuevos modelos del segmento premium que superan a los anteriores.

Un mercado pujante

Se trata de un mercado creciente al cual se han sumado en la última década las marcas más populares, que ante los requerimientos de sus consumidores locales, junto a la demanda de los mercados emergentes, decidieron relanzar sus líneas de lujo, que durante mucho tiempo habían quedado en el olvido.

Así, la japonesa Nissan ha dado nueva vida a su marca top, Infinity; Toyota incorporó a Lexus; Ford relanzó sus líneas como Lincoln; General Motors hace lo suyo con Cadillac o con sus deportivos de Corvette, mientras que Grupo Volkswagen apuesta a sus marcas estrellas Audi o Porsche.

Pero también las marcas de autos de lujo más exclusivas han lanzado modelos “populares” que permiten a nuevos usuarios llevar por la calle el emblema de las marcas soñadas.

Mientras que Porsche lanzó sus modelos Panamera y Cayenne, que volvieron familiar al mítico auto deportivo, Mercedes-Benz lanzó sus modelos Clase C, al alcance de la clase media. Del mismo modo, Audi y BMX lanzaron modelos masivos en el segmento crossover, accesibles al gran público.

Lo nuevo en lujo automotriz

Los autos de lujo están cambiado año tras año. Si hace un siglo los autos de lujos se distinguían por los asientos de cuero o los motores gigantes de 12 cilindros, en la actualidad el lujo es conectividad, tecnología y sistemas de asistencia en la conducción, una nueva era de placer y confort.

Por ejemplo, Mercedes-Benz invierte en generar una sensación única al tacto, la que ellos llaman “suave rugoso”, con tratamientos especiales a los cueros de alta calidad para los asientos y el tablero.

Pero la marca de la estrella también invierte en tecnología de conducción, donde es pionera en sistemas inteligentes, como los sensores que leen las señales del camino, advierten sobre obstáculos y frenan de manera autónoma, perciben el cansancio en el conductor o ayudan a mantener el auto entre las líneas de la carretera.

En la cima, se encuentran los modelos más exclusivos, como los de la línea AMG, que son construidos a mano y llevan sobre el motor la firma el ingeniero que dirigió su producción.

Autos elegantes

Un terreno donde se define el lujo automotriz es en el diseño orientado al segmento premium. En este campo juega un papel central el prestigio que la marca otorga a los conductores y pasajeros.

Por mencionar un caso, el Jaguar XJ compite con el Mercedes Benz Clase S, como los dos automóviles top en el mundo del lujo automotriz, por su desempeño, tecnología, pero sobre todo por su suavidad en el manejo.

Otro factor es la seguridad. El Serie 6 de BMW incluye sensores de visión nocturna que permiten una conducción casi a ciegas, mientras que la detección de objetos en movimiento puede distinguir entre figuras humanas o de otro tipo.

El top de autos elegantes lo encabezan marcas de origen británico, como Rolls Royce y Jaguar, cuyos diseños apuestan a lo tradicional. Pero los diseños más vanguardistas lo poseen los italianos, encabezados por Ferrari y Lamborghini, en tanto que Alfa Romeo revivió hace pocos años dentro de grupo Fiat, con un rostro que reinterpreta sus diseños clásicos.

Los deportivos y el lujo

Cuando el lujo se define por la potencia y el desempeño automotriz, los autos deportivos despiertan las pasiones, y la experiencia del conductor tras el volante lo es todo.

Porsche, por ejemplo, posee en el interior de sus modelos top, como es el 911, controles para vivir la experiencia a fondo. Desde determinar el sonido del motor que percibe el conductor desde la cabina, el grado de dureza en las sensaciones del piso o la tracción, hasta la desconexión de los sistemas de estabilidad para revivir la conducción puramente manual de los viejos tiempos.

En las marcas americanas, la competencia se define entre los “muscle cars”, los autos más poderosos que en su modelos top pueden llegar a los 500 caballos de fuerza, como el Mustang de Ford, el Corvette de General Motors y el Dodge Challenger, de grupo Chrysler.

Conectividad

Un factor central que define el lujo actual es la conectividad para la información y el entretenimiento. La promesa de una red similar a la de Internet, pero dedicada a los automóviles y la circulación de vehículos, ya es una realidad en el segmento top del lujo.

Los sistemas de conexión en los autos permiten leer las condiciones del camino y de las calles, con indicadores que transmiten información al sistema, tales como condiciones de la ruta, tránsito recargado o condiciones atmosféricas.

Los vehículos, con solo ingresar a una autopista o centro urbano acceden en un sistema de información y de conexiones satelitales que permite interactuar entre vehículos y con el entorno.

Los autos ejecutivos ofrecen además una oficina virtual desde el automóvil, mientras que los requerimientos actuales de los usuarios incluyen redes sociales y navegación por Internet.

El lujo llega al todo terreno y SUV

Siguiendo las tendencias automotrices mundiales, el mercado del lujo se ha extendido a campos antes inexistentes, como son los vehículos todoterreno, donde destacan marcas premium como Range Rover, el Clase G de Mercedes-Benz o el Jeep Grand Cherokee SRT.

Las camionetas urbanas familiares, llamadas SUV (Sport Utility Vehicle) también alcanzan el lujo, en marcas como Cadillac o BMW.

En ambos casos, se trata de segmentos relativamente recientes que han aparecido ante los cambios de estilo de vida de los consumidores. Los actuales usuarios de marcas de autos de lujo se orientan a los deportes de aventura o la vida al aire libre, además de otro factor como lo es la incorporación de mujeres como conductoras, que optan por vehículos fuertes, y la vida en zonas suburbanas, con largos tiempos de traslado familiar.

Un mundo de novedades y sorpresas

Los autos de lujos no son solamente un capricho destinado a los que puedan pagarlo, sino que, además, se han convertido en un segmento del mercado que mueve millones, despierta pasiones y genera las expectativas de los aficionados ante los nuevos lanzamientos.

¿Todavía no te registraste en Mercado Libre? Quiero registrarme