Seguro para motos: encuentra el que necesitas

En el mercado de seguro para motos puedes encontrar tres categorías: el SOAP obligatorio, el de responsabilidad civil y el de todo riesgo. Conócelos acá.

Seguro-para-motos-encuentra-el-que-necesitas

Chile no escapa al auge mundial de las motocicletas. Solo durante el primer semestre del año pasado se vendieron en el país 14.339 unidades, 16.7% más que las comercializadas en el mismo periodo de 2017, según estadísticas aportadas por la Asociación Nacional de Importadores de Motos (ANIM).

Con dicho crecimiento, también se incrementa el número de motociclistas responsables en busca de un buen seguro para cubrir los riesgos a los que se exponen a diario. Si eres uno de ellos debes saber que, en líneas generales, existen tres grandes categorías de pólizas para motos. Aquí te contamos de ellas.

1. Seguros obligatorios

Estos corresponden a las pólizas exigidas por ley para poder transitar en el país. En Chile tenemos el famoso SOAP o Seguro Obligatorio de Accidentes Personales, debidamente regulado por la ley n° 18.490, de 1986, que lo cataloga como “ineludible” y es exigido anualmente por la autoridad correspondiente para renovar el permiso de circulación.

El SOAP cubre muerte y lesiones personales de conductor, pasajeros y terceros afectados en un accidente de tránsito en que haya intervenido un vehículo asegurado mediante SOAP.

Según su artículo 25 de la norma citada, las indemnizaciones del seguro obligatorio de accidentes personales son las siguientes:

  • 300 UF en caso de muerte.
  • 300 UF en caso de incapacidad permanente total.
  • 200 UF en caso de incapacidad permanente parcial.
  • Hasta 300 UF para gastos de hospitalización o de atención médica, quirúrgica, odontológica, farmacéutica, implantes, prótesis, y demás que sean necesarias en el proceso de recuperación y rehabilitación del accidentado.

Si los costos exceden dichos montos, tendrás que pagar con tus propios recursos, a menos que cuentes con un seguro adicional que cubra los excedentes.

Al respecto, debes tener presente qué se entiende por incapacidad permanente y por incapacidad permanente parcial:

  • Permanente: aquella en la que el afectado por un accidente o enfermedad queda con una incapacidad igual o superior a un 70%.
  • Permanente parcial: el afectado por un accidente  o enfermedad  queda con una incapacidad entre 15% y 40%.

El grado de incapacidad lo determinan profesionales expertos luego de una valoración profunda de los dictámenes y exámenes médicos.

El objetivo principal de esta póliza es reducir al mínimo las consecuencias negativas de los accidentes de tránsito que, de acuerdo con estadísticas de la Comisión Nacional de Seguridad de Tránsito, dejaron en 2017 un número de 1.483 fallecidos.

Por otra parte, está el seguro internacional para motos, que cubre los daños ocasionados a terceros en caso de accidente al conducir el vehículo en el extranjero.

El seguro internacional para motos es muy importante para viajar tranquilo, pues el SOAP solo cubre siniestros ocurridos al interior de Chile. De hecho, en el marco de la integración regional Mercosur se exige el Seguro de Responsabilidad Civil Internacional (RCI) para cubrir los montos por los cuales el conductor sea civilmente responsable en daños causados a personas o cosas no transportadas en las vías de Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay. No podrás conducir si no lo posees.

2. Seguro para motos a terceros

Este tipo de pólizas, también conocidas como seguros de Responsabilidad Civil, cubren los daños ocasionados a personas o a bienes no transportados en accidentes de tránsito, además de que en algunos casos contempla cobertura de defensas legales personales y gastos médicos.

Este seguro es bastante importante porque el SOAP solo cubre lesiones físicas y deja por fuera lo relacionado a los daños en los bienes de terceros. Si producto de un accidente dañas otro vehículo o cosa tendrás que pagar con tu dinero si no cuentas con un seguro de responsabilidad civil, y de no poseer los recursos podrías enfrentar demandas judiciales.

3. Seguro para motos todo riesgo

Como su nombre lo indica, cubre todos los riesgos a los que te ves expuesto al poseer una motocicleta y transportarse en ella:  accidentes personales y del acompañante, robo, daños físicos a terceros y a sus bienes.

En general, dentro del mercado de pólizas para  motos puedes encontrar dos tipos:

  • Pérdida Total: cubre si la pérdida o daño de la moto es sobre el 75%.
  • Cobertura Full: cubre daños parciales y pérdida total.

Lo que no cubre esta póliza de seguro son las pérdidas o robos de accesorios. Si se te dañan o los pierdes tendrás que pagarlos tú mismo.

Aunque estas pólizas son especialmente recomendables cuando circulas frecuentemente por aquellas zonas consideradas peligrosas o inseguras, siempre es bueno contratarlas porque nadie está exento de accidentes o imprevistos en el día a día, por más prudente que se sea. Solo entre enero y marzo de 2018, carabineros registró 6.779 hurtos de vehículos motorizados (autos y motos) a lo largo y ancho del país.

Además, también está la posibilidad de que en un accidente la motocicleta sufra daños e incluso sea declarada como pérdida total. En dado caso, el seguro se convierte en tu mejor opción para no perder el capital invertido al comprar un vehículo.

Por supuesto, tanto este seguro como el de responsabilidad civil y daños a terceros tienen diferentes costos y topes de cobertura en pesos, que varían en función de distintas variables como la aseguradora, el modelo de la moto, el uso que le vas a dar y tus antecedentes personales. Por eso es importante que, antes de elegirlo, realices un buen estudio de las diferentes opciones que hay en el mercado para que puedas tomar la mejor decisión.

En todo caso, es importante que tengas muy presente el uso que le vas a dar a la moto. Si solo la usas en las mañanas para ir al trabajo o para pasear ocasionalmente por la ciudad tal vez necesites una cobertura mucho menor que si, por ejemplo, la utilizas para entregas y pedidos o si te desplazas en ella gran parte del día por el motivo que sea.

A la hora de elegir con qué aseguradora contratar la póliza para tu moto, presta atención tanto al costo como a los beneficios adicionales. Muchas de ellas ofrecen cerrajería, grúa, asistencia mecánica y hasta auxilio exequial, entre otras coberturas, como valores agregados para captar clientes. Recuerda que los seguros para motos no cubrirán lo acordado si al momento del accidente de tránsito te hayas conduciendo sin tu licencia clase C, o bajo los efectos del alcohol o drogas.

Por eso, lo principal es que recuerdes conducir siempre con prudencia, que no olvides los días de restricción vehicular si acaso aplican para tu moto, y que te preocupes de respetar límites de velocidad y leyes de tránsito.

¿Todavía no te registraste en Mercado Libre? Quiero registrarme