Cuidados de la piel después del sol

La piel es el órgano más grande del cuerpo y el que más está expuesta a daños. Acá te contamos cómo protegerla y qué cuidados tener para que luzca saludable.

Casi nunca pensamos en la importancia que tiene la piel para nuestra salud: básicamente es el escudo, la barrera principal que tiene nuestro organismo para protegerse de todos los condiciones externas que pueden afectarlo.

Ahora bien, es la piel la que está expuesta todo el tiempo a esos factores dañinos como el viento, la contaminación, la arena, el agua salada, las piscinas… un sinfín de cosas que la ponen en constante riesgo.

Pero algo que la afecta demasiado y de lo que no somos tan conscientes es el sol.

Aunque el color que deja el bronceado suele ser atractivo, hay que tener en cuenta que este es una reacción natural de nuestra piel para defenderse del sol.

Por eso es tan importante protegerla antes y después de exponerla a los rayos solares, y tener en cuenta estas recomendaciones para mantenerla saludable.

Cuidados de la piel

Encuentra productos para después del sol en Mercado Libre

Cuidados de la piel: antes de salir de casa

No hay nada más emocionante que un día soleado, y si es fin de semana mejor. Pero antes de exponerte a los rayos solares, recuerda que si no cuidas tu piel aumentan las probabilidades de que envejezca prematuramente.

Estos tips son indispensables antes de tomar un baño de sol:

  • Siempre usar un bloqueador con alta protección solar, preferiblemente mayor de FPS 50,  y aplicarlo media hora antes de la exposición solar.
  • Los sombreros son un accesorio clave en la protección. Procura que cubra tu cara, cuello y pecho.
  • Hidrátate. Siempre toma mucho líquido en el momento de tu bronceo o exposición a los rayos del sol. La piel también sufre las consecuencias de la deshidratación.
  • Evita usar productos que contengan alcohol como lociones o desodorantes. No querrás ver manchas en tu piel.
  • Usa con generosidad el protector solar. Recuerda echarte cada 30 minutos  o una hora.

Encuentra protectores solares en la tienda oficial de Cromantic

¿Cómo proteger tu piel después del sol?

Aunque el sol tenga muchas propiedades para nuestro cuerpo como la mejora del estado de ánimo,  la presión arterial,  activa la producción de vitamina D, entre otras, nunca se debe exponerse más de lo necesario.

Si eso pasa, al llegar a tu casa después de una jornada de sol sin protección, debes tener en cuenta estas recomendaciones para cuidar y recuperar tu piel:

  • Toma un baño. Procura siempre usar un jabón o gel de ducha con pH neutro. Si la piel está roja lo ideal es un baño con agua tibia o fría. Esto enfriará la quemadura y ayudará a eliminar el sudor y las impurezas expulsadas al momento de la exposición al sol.

Cuidados de la piel

  • Evita las exfoliaciones porque pueden irritar aún más tu piel. Claro, tienen muchos beneficios, pero este no es el momento indicado para hacerlas.
  • Aplica siempre una crema hidratante o un aftersun. Además de calmar el ardor causado por las quemaduras, ayudará a mejorar el bronceo y evitará la incómoda descamación. La oferta es muy amplia, pero busca una que se adapte a tu tipo de piel.

Cuidados de la piel

Cuida tu piel con los productos de la tienda oficial de Oboticario

Los hidratantes son fundamentales

Recuerda que nuestra piel siempre necesita revitalizarse, por eso revisa cuál es el más adecuado para ti. Estos son algunos de nuestros recomendados:

  • Agua termal: Tiene múltiples propiedades para nuestro cutis. Además de hidratar en profundidad, alivia las quemaduras solares y evita el envejecimiento prematuro. Úsala a diario y llévala en spray. Recuerda que si no está en un envase, perderá sus propiedades en 48 horas.
  • Aceite de oliva: Es, sin duda, uno de los hidratantes naturales más potentes. Su aporte de vitaminas E y K, ayuda a tratar el envejecimiento prematuro y deja que nuestra piel luzca con una elasticidad natural y radiante. Es recomendable su uso en cualquier tipo de piel que haya sido sometida a altas temperaturas.
  • Serum aftersun: Hidrata y suaviza tu piel después de la exposición solar. Previene el envejecimiento cutáneo, regenera los tejidos dañados y previene las arrugas y líneas de expresión. Su uso también mantendrá un bronceo duradero y uniforme.
  • Aftersun: Aunque hay personas que creen que estas se usan únicamente cuando hay quemaduras, estos productos deben usarse siempre después de cualquier exposición larga al Sol. Son de rápida absorción y muy refrescantes. Puedes encontrarlas en crema o en gel y para cada tipo de piel. Un gran plus es que tengan aloe de vera.

Cuidados de la piel

Busca protectores solares en la tienda oficial de Locatel

Mascarillas para después del sol

Miel y aloe de vera

Seguro te excediste en tu exposición al Sol y tal vez tu piel se haya resecado. Esta mascarilla te ayudará a hidratarla y a liberarla de otras imperfecciones como los granitos.

Ingredientes:

  • ¼ de taza de aloe de vera
  • ¼ de taza de miel

Preparación: En una olla pon a hervir el aloe de vera y después licuarlo. Luego añade la miel y revuelve hasta tener una mezcla espesa. Aplícala sobre tu cara y déjala actuar durante 25 minutos. Retírala con agua tibia o fría.

Cuidados de la piel

Avena y leche

Este cereal le da muchos beneficios a nuestro organismo, incluida la piel. Entre sus principales funciones está evitar la deshidratación de la piel, eliminar las células muertas e impurezas que recoge a diario y disminuir las irritaciones. Por eso si quieres tener una piel radiante y brillante después de excederte con el Sol, esta sencilla preparación es una excelente opción.

Ingredientes:

  • 3 cucharadas de avena, preferiblemente en hojuelas
  • Un vaso de leche entera si tienes la piel seca, o descremada si la tienes grasosa

Preparación: En un bowl mezcla los ingredientes hasta tener una pasta espesa y homogénea. Aplícala sobre tu piel y deja actuar por 15 minutos. Retírala y lava tu cara con abundante agua fría. Seca tu cara con una toalla suave para evitar que al frotar pueda arder tu cutis.

Yogurt y miel

Gracias a sus múltiples propiedades, esta mascarilla es perfecta para pieles secas y deshidratadas por los rayos del Sol. El ácido láctico y el zinc que contiene el yogurt son perfectos para aliviar la irritación y el enrojecimiento, y la vitamina B ayuda a hidratar la piel muy rápido. Su preparación es muy fácil y no te tomará mucho tiempo.

Ingredientes:

  • ½ litro de yogurt natural sin azúcar y sin sabor
  • 1 y ½ cucharadas de miel

Preparación: Mezcla el yogurt con la miel en un recipiente hasta obtener una pasta espesa. Espárcela por toda la piel y déjala actuar por 20 minutos. Retírala con agua tibia o fría y seca con una toalla suave sin frotar.

¿Todavía no te registraste en Mercado Libre? Quiero registrarme