El mejor protector solar: bronceado sin riesgo

Cuando vayas a la playa o a clima caliente debes proteger tu piel. Si quieres el mejor protector solar, hay muchas opciones. Todo lo que debes saber para elegir el producto ideal.

La playa y la piscina son oportunidades para disfrutar el aire libre y las bondades de la naturaleza, siempre y cuando tengas la precaución de utilizar el mejor protector solar. Pero hay un riesgo: el sol. Sin embargo, podemos evitar esta amenaza con pequeñas acciones, al alcance de todos. Una de ellas es elegir buenos productos para cuidar la piel. Te contamos cómo elegir el mejor protector solar para broncearte sin poner en juego tu salud.

Lo primero que debes saber es que no es cierto que entre más alto sea el factor de protección de solar (FPS) mayor es la protección. De hecho, diversos estudios coinciden en que un tercio de los protectores solares no funcionan tan bien como se anuncian, o contienen ingredientes “preocupantes”.

Por eso es clave escuchar los consejos de expertos para elegir el protector a conciencia y según las particularidades de tu piel y tus antecedentes familiares, evitando las quemaduras y el riesgo de enfermedades.

Cómo elegir el mejor protector solar

Para proteger la piel de los rayos dañinos del sol tenemos que tomar algunas medidas de autocuidado, como evitar horas de sol intenso, aprovechar las sombras, usar ropa adecuada y productos seguros. Es clave saber que los filtros solares no son todos iguales y que cada tipo de piel y cada edad tiene necesidades específicas.

De hecho, según los dermatólogos, los protectores o bloqueadores solares en general están mal promocionados, algo que hace que los usuarios los estimen más poderosos de lo que realmente son. Por eso es importante evaluar los protectores solares según su seguridad, su nivel de protección UV, sus ingredientes químicos y su resistencia al agua, entre otras cuestiones.

La recomendación médica general, hoy en día, indica que las personas expuestas al sol deben buscar protectores solares resistentes al agua, con un factor de protección solar (SPF) de 30 o superior. Luego, hay que personalizar el tema según la edad y el tipo de piel.

Cómo protegerte del sol

Hay dos tipos de rayos ultravioleta (UV) que pueden causar cáncer de piel. Los rayos UVA, que es la onda más larga, penetra profundamente en la piel y es menos probable que muestre signos de sobreexposición. Y los rayos UVB, que son más cortos y tienden a dañar la capa externa de la piel, causando quemaduras solares. Ambos están relacionados con melanoma y otros cánceres de piel. La mayoría de los protectores solares que se venden hoy ayudan a proteger contra ambos.

Cuando busques un protector solar, revisa que la etiqueta diga “amplio espectro”, porque eso significa que la protección es contra los dos tipos de rayos ultravioletas.

El número de factor de protección solar (FPS) es el nivel de protección que proporciona un protector solar contra los rayos UVB. De todos modos, más que el factor, la clave está en la cantidad de tiempo que estamos al sol. Así, la defensa máxima llega cuando se vuelve a aplicar la protección solar cada dos horas. Para obtener todo el beneficio del protector solar hay que aplicarlo generosamente y con frecuencia.

Cuida tu piel con el mejor protector

Comprar vestidos de baño

Cremas, lociones o spray

En el mercado hoy existe una gran variedad de productos para protegernos del sol. Podemos encontrar las clásicas cremas y también lociones y sprays. Según los expertos, el protector solar en aerosol es igual de eficaz que la loción, pero puede ser más difícil de distribuir uniformemente y de aplicar en cantidad suficiente.

La loción es más predecible porque permite ver y sentir dónde se aplica. Debido a ello, la loción tiende a ser mejor alternativa para protegerse bien del sol.

Qué ingredientes evitar

Leer las etiquetas en productos para la piel es fundamental. Según los expertos, hay que evitar principalmente la oxibenzona: un disruptor hormonal que penetra en la piel y puede causar alergias y daños en células sanas. Además, contamina el medioambiente.

El palmitato de retinol, un tipo de vitamina A, es un componente que se agrega a algunos protectores solares para reducir los signos de fotoenvejecimiento. Sin embargo, no es un filtro UV, y es mejor evitarlo porque puede amplificar los daños causados por el sol.

Es clave no usar perfume al tomar sol: la piel se puede manchar porque las fragancias y el alcohol la fotosensibilizan.

Qué factor elegir

El rango recomendado para bloquear los rayos son los productos de 30 SPF a 50 SPF. Algunos expertos sostienen que cualquier producto mayor de 50 SPF, contrariamente a lo que se cree, no ofrece ningún beneficio adicional y suelen ser usados de manera inadecuada. La gente los sobreestima y se los deja más tiempo del aconsejado. Además, pueden presentar riesgos para la salud debido a la mayor concentración de productos químicos que contienen.

El protector solar es la clave

Ver protectores solares SPF 50

Protectores solares “eco friendly”

El protector solar “eco friendly” o “eco sustentable” propone cuidar la piel y el ecosistema al mismo tiempo. En general, tienen una fórmula que no utiliza filtros hidrosolubles, que no se disuelven en el agua, evitando el daño al medio ambiente y los organismos marinos.

Sus componentes son únicamente biodegradables, es decir que la naturaleza posee la capacidad de degradarlos a través de un proceso biológico, generalmente a través de bacterias.

Cómo proteger a los niños del sol

Los niños a partir de los seis meses de edad pueden usar el mismo protector solar que los adultos, aunque los que están etiquetados para niños también son buenos. Lo único que debes tener en cuenta es que el protector solar sea de amplio espectro y con factor de protección solar (FPS) de por lo menos 30.

Es clave aplicar protector solar siempre que salimos al exterior, aunque no brille el sol. La luz ultravioleta atraviesa las nubes y se refleja en el agua, la nieve y otras superficies. Es más: al reflejarse, los rayos se vuelven más potentes, y eso hace más importante la aplicación del protector solar.

Cuál es la edad mínima para usar protector solar

Según los expertos, 80 por ciento de la radiación solar que se recibe en la vida ocurre antes de los 18 años, por lo que es un momento crítico de protección. Los menores de un año, sin embargo, no regulan correctamente la temperatura, por lo que se aconseja no exponerlos y emplear sólo fotoprotectores a partir de los seis meses de edad.

Para los bebés de menos de seis meses se recomienda el uso de otras medidas de protección solar, como mantenerlos a la sombra, usar sombreros y vestir ropa protectora y trajes de baño que cubran la mayor cantidad de piel posible.

Otros beneficios del protector solar

El protector solar, además de protegerte del cáncer y de las quemaduras de sol, también ayuda a mantener la estética. El uso de bloqueador previene el fotoenvejecimiento, que reúne al conjunto de daños (arrugas, manchas y la pérdida de elasticidad facial) causados por la exposición a la radiación ultravioleta del sol.

Varios estudios han confirmado el valor cosmético del bloqueador solar, comprobando que la radiación ultravioleta roba a la piel su habilidad natural de mantener su forma, además de causar pecas y manchas hepáticas.

Mejor protector solar para niños

Buscar protectores solares para niños

Qué ropa usar para protegerse del sol

La ropa con factor de protección ultravioleta (FPU), una novedad de los últimos años, es una buena alternativa que ofrece protección solar constante y no necesita volver a aplicarse.

Si quieres despreocuparte de volver a aplicar el protector solar, la ropa con FPU puede ser útil, especialmente en niños activos que no tienen ningún interés en quedarse quietos durante unos minutos hasta repetir la aplicación del protector solar.

Muchas de esas prendas de vestir tienen FPS de 50, lo que supera a cualquier camisa normal o sombrero de tejido espeso que tienen un FPS de alrededor de 15. La ropa con FPU también está confeccionada para mojarse, lo que permite a los niños llevarla puesta en el agua.

¿Todavía no te registraste en Mercado Libre? Quiero registrarme