Carros clásicos, historias que se heredan

Detrás de los carros clásicos y antiguos hay emoción, legado y tradición. Y se trata, además, de un segmento en crecimiento en el mercado colombiano. Estas son las cifras de Tucarro.com y la historia de Juan Camilo Pachón.

Los carros clásicos y antiguos llaman la atención donde estén por el hecho de que alguien ha dedicado tiempo y esfuerzo en su cuidado y preservación. Esto es reconocido en el mercado colombiano, al punto que la categoría de carros antiguos está mostrando un dinamismo nunca antes visto.

De hecho, en 2017 se publicaron 2.964 carros clásicos en la plataforma de Tucarro.com y se realizaron 36.998 contactos; y en lo que va de este año ya se han ofrecido 1.884, con 13.413 contactos.

Entre todos estos hay verdaderas curiosidades. Por ejemplo, el carro clásico más antiguo que se ha ofrecido en Tucarro.com este año es un hermoso Mercedes Benz Gazelle de 1929; y el más barato clasificado como carro antiguo fue un Mercedes Benz de 1971 con un precio de cuatro millones de pesos.

Entre todos, uno destaca por el valor en el que se ofrece: una Volkswagen Combi LT28 de 1961, un vehículo icónico que definió a toda una generación, y por el que se pide la suma de 328 millones de pesos.

Esto lo que indica es el creciente interés de los colombianos por los carros clásicos, un segmento que más que la razón lo mueve el corazón.

carros clásicos

Busca carros clásicos en Tucarro.com

Este es el Top 5 de los modelos de carros clásicos con mayor número de contactos en Tucarro.com:

  1. Mercedes Benz Convertible 450 SL 1974
  2. Alfa Romeo Spider Convertible 1977 Motor 2.000 cc
  3. Ford Mustang Match One 1971
  4. Renault 4
  5. Volkswagen Escarabajo

carros clásicos

Un legado del abuelo

Juan Camilo Pachón tiene  parqueado en su garaje un ejemplo de este auge por los carros clásicos:  un Mercedes Benz 280 SL convertible de 1982 en perfecto estado y que recoge todas las miradas cuando va por la calle.

Los carros antiguos son un legado, y esto lo sabe bien Juan Camilo. “Mi abuelo se enamoró de este carro y lo trajo en avión directamente desde Alemania”, cuenta. Su abuelo, era un aficionado a los carros, y sentía amor verdadero por su Mercedes.

De hecho, durante su vida compró y vendió muchos vehículos, pero nunca tuvo siquiera la intensión de desprenderse del célebre descapotable. Por supuesto, transmitió esta pasión a su familia. “Salíamos de paseo en el Mercedes, y los nietos nos haciamos atrás con el carro descapotado”.

Juan Camilo tuvo la mejor relación con su abuelo, de adolescente solía molestarlo preguntándole cuándo le iba a regalar el Mercedes, sin esperanza alguna por supuesto.

Pero un día, mientras estaba en Australia estudiando, su mamá lo llamó para contarle una noticia terrible.

“Me dijo que mi abuelo estaba enfermo, y que no le quedaban más que algunos meses de vida. Yo me quedé al otro lado del mundo con la tristeza más grande, porque para mí era muy difícil viajar a acompañar a mi abuelo”.

Sin embargo, durante unos días de receso en sus estudios, sus padres lo ayudaron. “Le caí de sorpresa a mi abuelo. Fue muy emotivo. Los dos sabíamos que nos estábamos despidiendo”.

carros clásicos

Uno de esos días, Fernando, el abuelo, invitó a Juan Camilo a almorzar, y cuando se vieron llevaba una carpeta bajo el brazo: “Me dijo que me regalaba el Mercedes, y que el traspaso estaba listo, dentro de la carpeta”.

El 25 de diciembre de 2008 murió el abuelo. Días más tarde, en una ceremonia familiar, Juan Camilo recibió oficialmente el Mercedes como una herencia invaluable y cargada de sentimientos.

Hoy, este hermoso carro tiene más de 35 años y 160 mil kilómetros, y está en perfectas condiciones. “La gente me mira por la calle, me toma fotos, hasta me persiguen para preguntarme si lo vendo”, asegura Juan Camilo.

El Mercedes ya fue reconocido como Carro Antiguo o Clásico, y al pasar de manera impecable los análisis del Automóvil Club de Colombia los expertos le aseguraron a Juan Camilo que tenía en sus manos una verdadera joya.

“Le digo a mi esposa que pase lo que pase nunca me quite el carro. Y ella me responde que mejor no me porte mal porque es lo primero que me quitaría”, dice en broma Juan Camilo.

El Mercedes Benz 280 SL de 1982 es una joya que el abuelo dejó en cuidados de Juan Camilo para que él, a su vez, lo legara a sus nietos. “Nunca estará en venta”, dice el actual propietario.

¿Todavía no te registraste en Mercado Libre? Quiero registrarme