Lubricantes: cómo cuidar el motor de tu automóvil

Es fundamental mantener en buen estado el sistema de lubricación del automóvil, para que el motor funcione correctamente. Claves para entender el mecanismo de engrase.

Si bien los automóviles modernos cuentan con procesos inteligentes que identifican cualquier tipo de inconveniente en su funcionamiento, es importante conocer algunas claves para saber cómo funcionan los lubricantes de un vehículo para así evitar problemas y prevenir daños que pueden generar un accidente o resultar muy caros. Este es lo que debes saber para cuidarlo y mantenerlo en buen estado.

Lo primero que debes tener en cuenta es que cuando hablamos de sistema de lubricación nos referimos a los diferentes mecanismos que usa un venículo para distribuir el aceite por las piezas del motor. Básicamente se trata de hacer llegar una película de aceite a cada una de las superficies de las piezas que están en movimiento y tocándose entre sí. De esta manera, evitamos un desgaste excesivo y prematuro que provocaría una disminución de la vida útil del motor.

Aceite para motores

El aceite es el líquido que lubrica y hace funcionar las piezas internas del motor. Puede ser mineral o sintético, pero debe tener las siguientes condiciones o propiedades para cumplir correctamente su función de engrase: resistencia al calor, resistencia a las altas presiones, anticorrosivo, antioxidante y detergente.

Ver lubricantes para vehículos en Mercado Libre

Así como existen diferentes tipos de motores, los fabricantes de lubricantes para automóviles también se esfuerzan por ofrecer compuestos que sean apropiados para cada tipo de motor y para cada uso en específico. No es lo mismo uno de nueva generación, que está construido con menor tolerancia de montaje entre las piezas que un motor diésel o un motor que haya pasado los 300.000 kilómetros.

Tipos de aceites

En la actualidad se comercializan diferentes tipos de aceites lubricantes para automóviles:

El más básico y el que menos prestaciones ofrece es el conocido como ‘aceite mineral’, especialmente indicado para motores con bastante desgaste, que ya llevan muchos años trabajando.

Un nivel por encima encontramos los ‘semisintéticos’. Son los más utilizados en estos días por la inmensa mayoría de los fabricantes de vehículos. Son aceites con buenas prestaciones en un uso normal o incluso en determinadas situaciones intensas.

Los 100% sintéticos son aceites normalmente reservados a motores de altas prestaciones o con gran nivel de exigencia, que necesitan de la mejor lubricación en cualquier circunstancia. Un aceite sintético garantiza la máxima lubricación en frío con grandes propiedades antifricción, manteniendo sus cualidades incluso tras largos períodos de tiempo.

Encuentra todos los tipos de lubricantes para vehículos en Mercado Libre

Por sus propiedades, los aceites se clasifican en:

  • Aceite normal
  • Aceite de primera
  • Aceite detergente
  • Aceite multigrado: puede emplearse con cualquier temperatura y permite un arranque fácil en cualquier condición climática.

*Los aceites sintéticos juntan las propiedades detergente y multigrado.

Ver aceites para carros en Mercado Libre

Viscosidad del aceite

Una de las funciones básicas que debe tener todo aceite es la de reducir la fricción sólida y, por lo tanto, el desgaste. El rozamiento metal sobre metal (frotamiento en seco) puede generar la soldadura entre sí de las asperezas de las superficies en contacto. Para evitarlo, se debe generar una película de aceite entre las superficies metálicas que se desplazan una sobre la otra.

Esta película debe ser lo suficientemente fluida en frío como para no producir un aumento de las resistencias, pero, también, lo suficientemente viscosa a alta temperatura como para conservar el espesor requerido para funcionar en caliente. Esta función está determinada por el grado de viscosidad. La viscosidad del aceite es la disposición para fluir libremente dentro del motor y entre sus piezas, y cubrirlas para protegerlas.

Ver aceites para cajas de cambios en Mercado Libre

El valor que indica cambios de viscosidad en función de temperatura se entiende como índice de viscosidad. Cuanto más caliente esté el aceite, menos viscosa será su estructura y, al revés, se volverá más espeso a más bajas temperaturas.

Hay diferentes tipos de aceites según su viscosidad: oscilan entre 0W a 60. Un aceite con un coeficiente de viscosidad mayor, circulará con más dificultad. Existen seis variantes de aceite de invierno (0W, 5W, 10W, 15W, 20W, 25W) y cinco de verano (20, 30, 40, 50, 60). La W después del número significa que el aceite está adaptado para su uso a bajas temperaturas (de la palabra inglesa winter que significa ‘invierno’).

Aditivos para aceite

Existen en el mercado aditivos que suelen añadirse al aceite para mejorarlo o sumarle determinadas propiedades. Su objetivo es que el polvo de estos productos se adhiera a las partículas en contacto, evitando rozamientos extra.

Además, los aditivos para motor mantienen los componentes del motor lubricados, mientras el aceite corre y cubre todas las superficies. De esa manera evitan que se produzca un calentamiento innecesario durante la etapa del arranque, en especial en temperaturas frías, durante las cuales la densidad del aceite puede representar un problema por su viscosidad.

Encontrar aditivos de lubricantes en Mercado Libre

Cambio de aceite y filtro

Para evitar problemas y ayudar al buen funcionamiento del automóvil y la prolongación de su vida útil, es importante saber cuándo cambiar el aceite y filtro. Son cuidados fundamentales que debemos hacer tras una cierta cantidad de kilómetros recorridos o después de un lapso de tiempo determinado para cuidar el motor y conservar un óptimo funcionamiento del vehículo.

Es importante renovarlo porque a medida que el auto se usa el aceite se va quemando y va recogiendo partículas de suciedad. La periodicidad del cambio va a depender del uso que se le dé al auto, de la marca, el modelo y el año de fabricación. También influye la forma en la que el conductor maneja.

Ver filtros para automóviles en Mercado Libre

Lo más recomendable es hacer el cambio de aceite y filtro en un taller. Pero no es algo complejo y con algunos tips puedes cambiar el aceite del auto tu mismo. Solo es necesario estar muy atento y trabajar con mucho cuidado y de forma responsable con el medio ambiente, reciclando el aceite usado.

En líneas generales, podemos decir que los vehículos actuales están diseñados para que se les haga un cambio de aceite cada 15.000 km, pero ese tiempo puede acortarse en vehículos más antiguos (5.000 a 10.000 km).

Si no alcanzas esa cantidad de kilómetros rodados, se recomienda hacer el cambio de aceite y filtro una vez por año. Hay que tener en cuenta que el aceite del motor sufre más cuando se realizan muchos desplazamientos cortos en el día que si se hace un viaje largo por ruta o autopista.

También es conveniente cambiar el aceite si observamos deterioro en el cárter (una de las partes del motor que, entre otras cosas, cumple la función de actuar como depósito para el aceite) por desgaste o por falta de uso. Puede ocurrir cuando un auto pasa mucho tiempo sin funcionar.

Te puede interesar:

 

 

¿Todavía no te registraste en Mercado Libre? Quiero registrarme