Cómo limpiar un colchón y alargar su vida útil

Con el tiempo, el colchón se va manchando y deteriorando, afectado por el polvo y los ácaros. Estos trucos te servirán saber cómo limpiarlo, desinfectarlo y dejarlo como nuevo.

No sólo es el gran aliado para el buen descanso, sino que además es un lugar donde pasamos muchas horas del día, por lo cual su higiene es fundamental para cuidar nuestra salud y nuestro bienestar. En Mercado Libre te contamos cómo limpiar un colchón para sacar manchas y desinfectar tanto la tela como su relleno. Estos son los secretos para alargar su vida útil y dejarlo como nuevo.

Para eliminar la suciedad y los olores de nuestro compañero de sueño debemos ir paso a paso, usando distintos métodos según lo que quieras limpiar. Aquí te explicamos cómo limpiar un colchón teniendo en cuenta los siguientes criterios:

  • Cómo sacar manchas de sangre del colchón.
  • Cómo limpiar un colchón orinado.
  • Cómo eliminar ácaros y pulgas.
  • Cómo desinfectarlo y sacar manchas en general.
  • Cómo limpiar un colchón paso a paso

Ver colchones en Mercado Libre

Existen muy buenos productos caseros que puedes probar, pero primero haz una prueba en un rinconcito de tu colchón que no sea tan visible. Si la mancha sale sin percudir la tela o empeorar la mancha, pásalo en todos los lugares que necesites.

Si por el contrario lo vas a limpiar con un producto comercial, lee muy bien las instrucciones del producto y las recomendaciones del fabricante del colchón. En este caso, también conviene realizar una prueba previa.

Cómo limpiar un colchón

Para mantenerlo limpio, saludable y en buenas condiciones, sigue estos consejos:

  • No esperes a que se deteriore. La clave es limpiarlo con regularidad.
  • Cambia las sábanas una vez por semana.
  • Cambia las fundas de las almohadas dos  veces por semana.
  • No tiendas la cama inmediatamente te levantes. Primero, ventila la cama abriendo las ventanas para que ingrese el aire y el sol.
  • Cada vez que lo limpies, sepáralo de la pared o el respaldo de la cama para asegurarte de lavar bien todos los lados.
  • Sólo necesitas un cepillo de dientes en desuso y una aspiradora sencilla. Es el primer paso antes de pasarle algún producto. Sirve para sacar el polvo que se acumula.

Ver marcas recomendadas de colchones en Mercado Libre

Cómo desinfectar un colchón con productos caseros:

Mezcla un vaso de bicarbonato de sodio (250 gramos), 5 gotas de aceite esencial del árbol del té, aceite esencial de menta y/o de lavanda (opcional).

El bicarbonato de sodio es un poderoso desodorizante; además elimina bacterias, suciedades y ácaros. Es un producto imprescindible, económico y eficaz para ayudarnos en nuestra limpieza diaria.

El aceite esencial del árbol del té es uno de los mejores desinfectantes naturales. Puedes encontrarlo en las farmacias o tiendas naturistas. No es caro y sirve para muchas aplicaciones: elaborar desinfectantes de manos, limpiar el baño, la cocina, etc. Además, tiene un olor agradable.

Paso a paso:

Llévalo a un lugar donde le dé el sol. Lo ideal es un patio, balcón o una terraza.

En un recipiente de plástico vierte los 250 gramos de bicarbonato, agrega las 5 gotas de aceite esencial de té y mezcla bien para que los ingredientes se integren.

Pon la mezcla en el colador o tamiz y espolvorea sobre el colchón, sin olvidar los costados. Deja actuar un par de horas y luego haz lo mismo del otro lado.

Por último, pasa la aspiradora por toda la superficie para retirar la suciedad adherida al bicarbonato y los residuos de los ácaros.

Lo recomendable es hacerlo dos veces por mes.

Te puede interesar: Medidas de camas: una opción para cada necesidad

Ver colchones en las tiendas oficiales de Mercado Libre

Cómo eliminar manchas difíciles

Las manchas de sangre, sudor u orina son más difíciles de sacar, pero no es imposible. Empecemos por los métodos caseros:

Rocía vinagre blanco de alcohol sobre la mancha y deja actuar durante 10 minutos.

Espolvorea bicarbonato de sodio por encima de la mancha y vas a ver cómo hace efervescencia con el vinagre blanco. Espera que el bicarbonato esté seco y pasa la aspiradora en esa zona.

Si la mancha no sale completamente, frota con movimientos circulares una esponja humedecida. Deja secar bien. Recuerda siempre utilizar guantes para proteger la piel de tus manos.

Otra opción es recurrir a productos comerciales:

Pon una cucharada de jabón líquido para ropa o de algún quitamanchas en un litro de agua fría. Mezcla la solución hasta formar espuma. Humedece una esponja en la mezcla y frota las manchas con movimientos circulares. Si salió la mancha, enjuaga con agua la esponja y vuelve a pasarla.

Deja secar muy bien y vuelve a pasarle la aspiradora para retirar residuos de suciedad o jabón.

Cómo limpiar un colchón orinado

Es un clásico en los colchones, principalmente si tenemos hijos pequeños o incluso mascotas. Más de una vez nos encontramos con un accidente hogareño y no es nada que no podamos reparar fácilmente.

Retira las sábanas y fundas de almohadas y lávalas en el lavarropas con el jabón de siempre.

Rocía sobre la mancha de orina una taza de bicarbonato de sodio. Deja actuar un rato y espolvorea el resto del colchón con más bicarbonato.

Si puedes, protégelo con una bolsa de plástico, cubriendo toda la superficie. Deja actuar varias horas y luego sácala y pásale bien la aspiradora.

Otra opción, más sencilla, es usar alcohol. Desinfecta y limpia.

Ver aspiradoras en Mercado Libre

Cómo sacar manchas de sangre del colchón

Las manchas de sangre son unas de las más difíciles de eliminar. Por eso es muy importante actuar rápido. Lo ideal es usar preparaciones en pasta porque la clave está en no humedecer demasiado el lugar de la mancha. Algunos tips:

Agua oxigenada. Pon unas gotas sobre la mancha hasta que haga espuma y la sangre ‘brote’. Ahí, con una gasa o papel absorbente quita la espuma con un paño limpio y seco. Puedes repetirlo si no sale. El agua oxigenada es muy efectiva tanto en manchas de sangre frescas como secas.

Aspirina. Agrega una aspirina a una botella con agua. Agita bien y pon un poco sobre la mancha. Deja actuar por media hora. Luego, cepilla con un cepillo de cerdas suaves y, después, con un paño húmedo extrae el exceso de agua. Es una opción muy efectiva para prendas delicadas como la lana.

Maicena. Prepara una pasta con una parte de maicena y otra de agua; frota la mezcla sobre la parte manchada y déjalo secar hasta que se forme una costra. Cuando esté seco, con un paño húmedo retira la pasta y, con un paño seco, termina de raspar los residuos. También puedes usar un cepillito de dientes viejo.

Pasta de dientes. Pasa un cepillo con pasta de dientes sobre la zona y luego frota con una toalla húmeda. Cuando desaparezca, seca con un paño seco.

Ácaros en el colchón

Los ácaros son unos bichitos del polvo muy diminutos, que suelen “hospedarse” sin permiso en colchones, almohadas y alfombras. Aunque son invisibles al ojo humano, resultan muy nocivos para las personas que sufren alergias y problemas respiratorios. Te contamos paso a paso cómo eliminarlos y prevenir su proliferación.

Ventila la cama. Es clave hacerlo al menos 1 día a la semana. Deja por varias horas la cama sin armar, con una ventana abierta para que se ventile. Si haces la cama al levantarte, los ácaros se quedan “agarrados” al colchón, ya que se alimentan de células muertas de la piel y el sudor. Al dejar la cama ventilandose, tanto la luz del sol como el aire hacen que los ácaros se deshidraten y mueran.

Cambia las sábanas. Se recomienda cambiar las sábanas una vez a la semana y, las fundas de las almohadas, dos veces, sobre todo si tienes alergias o problemas en las vías respiratorias.

Usa bicarbonato de sodio. No sólo es bárbaro para eliminar manchas, sino que es un gran aliado contra los ácaros. Espolvorea una mezcla de bicarbonato de sodio con unas gotas de aceites esenciales con propiedades desinfectantes (tomillo, el árbol de té, lavanda). Deja actuar un par de horas y luego retira el polvillo con una aspiradora.

Compra protectores: Así como para las almohadas y edredones, también existen protectores de colchón que son buenos aliados contra estos pequeños invasores.

Cómo eliminar pulgas del colchón

Una de las maneras más fáciles para eliminar las pulgas es utilizar vapor, ya que estos pequeños insectos no soportan las altas temperaturas. Puedes recurrir también a un secador de pelo (puedes usarlo en cualquier área de la habitación que tenga tela) o exponerlo al sol durante horas.

Otra opción es utilizar cúrcuma, que es un potente antimicribiono y tiene un alto porcentaje de curcumina, un gran enemigo de las pulgas. Les quita el oxígeno y las hace morir o emigrar rápidamente. Sólo debes frotar las superficies con polvo de cúrcuma para eliminar la plaga.

A su vez, el aceite de menta, de lavanda y los clavos de olor funcionan como repelente de insectos pequeños y alejan las pulgas de tu habitación. Aprovéchalos para librarte de estos bichos indeseables.

Por último, recuerda que más allá del mantenimiento, un colchón debe renovarse cada 10 a 15 años.

Te puede interesar:  

¿Todavía no te registraste en Mercado Libre? Quiero registrarme