Tipos de reciclaje: qué podemos reutilizar y cómo hacerlo

Adoptando distintas formas de reciclaje podemos reusar muchos materiales y objetos que tenemos que la casa y así disminuir el impacto ambiental que causamos. Esto es lo que podeos hacer para reducir la contaminación y cuidar el planeta.

El planeta nos necesita. Los procesos industriales y los nuevos hábitos de consumo, sumados a la tala indiscriminada de árboles y las distintas formas de contaminación, han afectado seriamente el medio ambiente, degradando y destruyendo los recursos naturales.

Por esto es importante clasificar los residuos y reutilizar aquello que realmente no es basura porque puede volverse a usar. Conocer los tipos de reciclaje ayudan a entender en qué parte de esta sensible cadena podemos intervenir y sumar nuestro granito de arena para producir un cambio y sentirnos útiles y responsables con esta tarea, que nos corresponde a todos.

Ver canecas de la basura para reciclar en Mercado Libre

¿Qué es el reciclaje?

Reciclar es aplicar procesos más o menos complejos sobre un material para que pueda ser utilizado nuevamente. Es un factor muy importante para la conservación del medio ambiente porque reduce notablemente la explotación y consumo de los recursos naturales.

Gracias al reciclaje, parte de los desechos generados por el hombre, las industrias y las ciudades se procesan y se transforman para obtener materias primas que puedan ser utilizadas en nuevos procesos de fabricación. De esta manera, se reduce el volumen de basura (que, en general, es contaminante), se ahorra energía y disminuye el acelerado proceso de deterioro ambiental por el uso abusivo de recursos.

Conseguir bolsas para reciclar en Mercado Libre

Tipos de reciclaje

Hay distintos tipos de reciclaje. La clasificación tiene que ver con el material y el origen. No es lo mismo un metal que un papel o una pila. Es importante entender qué formas de reutilizar existen y cómo podemos sumarnos a este saludable proceso para cuidar el mundo que habitamos.

Podemos reutilizar el plástico, el papel, el vidrio, las latas, la basura electrónica, los metales y los neumáticos.

Reciclaje de plástico

El plástico, al ser un material que no es biodegradable, tarda más de 200 años en degradarse cuando se libera en la naturaleza. Por eso su reutilización es muy beneficiosa para el medio ambiente. Te detallamos los pasos que se realizan, por ejemplo, para reciclar botellas de plástico:

  • Recolección, selección y clasificado.
  • Lavado y limpieza.
  • Trozado.
  • Fundición.
  • Reutilización como materia prima en la fabricación de nuevos objetos de plástico. 

Ver accesorios reciclados en Mercado Libre

Cómo se recicla el papel

El papel sí es un material biodegradable, pero, al ser uno de los materiales más utilizados en todo el mundo, es muy nocivo para el medio ambiente y la materia prima se obtiene de la tala de los árboles. Por eso es muy conveniente reutilizarlo. El proceso de reciclaje del papel paso a paso es el siguiente:

  • Se tritura.
  • Se disgregan las fibras de celulosa que lo forman.
  • Se convierte en pasta de papel.
  • Se reutiliza como materia prima en el proceso de fabricación de nuevo papel.
  • Reciclaje de baterías y pilas

Cómo se recicla el vidrio

El vidrio es el material que mejor se adapta al reciclado. La ventaja que posee es que puede ser reutilizado y procesado una cantidad infinita de veces. Con este proceso se ahorra hasta un 30% de la energía necesaria para la producción de vidrio nuevo.

Ver materas recicladas en Mercado Libre

Reciclaje de neumáticos

Los neumáticos son un problema serio en materia ecológica porque, hasta hace unos años, eran enterrados, ocupando mucho volumen en los rellenos sanitarios, y porque su degradación demora unos 600 años.

Beneficios del reciclaje

Además, cuando quedan en desuso y se acumulan en espacios públicos, se convierten en el hábitat propicio para la proliferación de roedores y mosquitos transmisores del dengue, entre otros riesgos.

Por eso es muy importante su reutilización. En general, el proceso de trituración de neumáticos se hace en plantas especiales, en dos etapas. Se separan los materiales, se trituran y, por separado, se reembolsan para volver a ponerlos en circulación.

Reciclaje de metales

Es muy importante la reutilización de la chatarra para reducir la contaminación ambiental, ya que su impacto es muy grande. Reciclar los metales (aluminio, plomo, hierro, acero, cobre, plata y oro) es sencillo si no están mezclados. Si están separados, se funden y están listos para reutilizarse. De estos materiales, el hierro es el que tiene mayor demanda comercial.

Conseguir estibas en Mercado Libre

Reciclado de latas

El aluminio es un metal muy utilizado en muchos ámbitos de la vida cotidiana. Se usa en bandejas, latas, envases, elementos para la construcción, etc. El reciclaje de aluminio es muy sencillo.

La manera en que podemos colaborar es separándolo del resto de los residuos, lavando antes las bandejas, latas o papel de cocina para sacarle los desechos. Si está bien clasificado, luego se funde, se purifica y se vuelve a usar.

Basura electrónica

Los aparatos electrónicos que no se usan más son un problema si se tiran a la basura. Para esto existen diferentes lugares que promueven y reciben este tipo de basura para luego separarla y procesarlas de manera adecuada:

  • Portátiles, tablets, teclados, mouse, CPUs, monitores, impresoras, webcams.
  • Celulares, ipods, cámaras, radios, teléfonos, cargadores de celulares.
  • Relojes, controles remotos, reproductores de DVD, MP3, MP4, videojuegos, parlantes, auriculares y dispositivos de bluetooth.
  • Planchas, minipimers, licuadoras, planchas de pelo, secadores de pelo, depiladoras, afeitadoras, cafeteras, máquinas de jugos, tostadoras, exprimidores, procesadoras, batidoras, molinillos y licuadoras.

Los expertos se encargan de separar los componentes para que sean reusados. En Buenos Aires se utilizan, por ejemplo, para fabricar baldosas.

¿Qué hacer con las pilas?

Es importante saber que, al término de su vida útil, las pilas son consideradas residuos peligrosos. Si se tiran junto con la basura doméstica, provocan graves daños a la salud y al medio ambiente debido a los materiales químicos que contienen, ya que terminan en rellenos o basurales a cielo abierto. Con el paso de tiempo se descomponen, sus elementos se oxidan y derraman diferentes tóxicos en el suelo, agua y aire.

Entre los metales que contienen se encuentran el mercurio, cadmio, plomo, zinc, manganeso y litio, todos potencialmente tóxicos. Los metales recuperados pueden ser reinsertados en la industria para su uso. De esta manera, se transforma un residuo tóxico en algo aprovechable de diversas maneras.

Para que todo este proceso avance, es fundamental empezar en casa clasificando los residuos. Nuestra naturaleza y las futuras generaciones nos lo agradecerán.

¿Todavía no te registraste en Mercado Libre? Quiero registrarme