Cómo cuidar las plantas de interior y exterior

Las plantas pueden ser tus mejores aliadas para mejorar la calidad del aire y reducir la contaminación de tu hogar. Cuidarlas bien potencia sus beneficios.

Las plantas son un elemento de decoración que la mayoría de la gente aprecia tanto en los hogares como en los espacios de trabajo. Suman color y transmiten esa energía particular que sólo la naturaleza es capaz de generar. Pero su mayor importancia radica en otras bondades: son las mejores aliadas para mejorar la calidad del aire y para reducir el nivel de contaminación de los espacios que habitamos. Te contamos cómo cuidar las plantas para potenciar sus beneficios.

Jardín sano verde y floreado

Mira estos trucos para un jardín sano, verde y floreado

Por qué sumar a tu casa plantas de interior

Todos sabemos que las plantas absorben el dióxido de carbono y generan oxígeno, mejorando la calidad del aire que respiramos. Pero la mayoría desconocemos que también absorben bacterias y esporas del ambiente y que son transmisoras de energías que estimulan el bienestar del hogar.

Con una linda decoración “vegetal”, cualquier ambiente puede pasar de ser un lugar frío y desalmado a ser un lugar cálido y hogareño. Lo importante es elegir bien las variedades y especies para lograr tus objetivos tanto en términos estéticos como de cuidado de tu salud.

trucos para un jardín sano

Revisa estas ideas para decorar jardines

Cómo cuidar las plantas de tu casa

No tienes que ser un experto en jardinería o botánica, pero es clave conocer algunos cuidados básicos para que se mantengan bien y cumplan su función:

  • Regarlas periódicamente, según las recomendaciones para cada especie: mantén un riego moderado, que la tierra no esté dura y seca pero tampoco embarrada, porque generarán hongos y se pudrirán. El exceso de agua es tan dañino como la sequía.
  • Fertilizar la tierra periódicamente: puedes hacerlo con productos específicos o haciendo tu propio compostaje. Es clave porque las ayuda a crecer y a defenderse de las plagas. Pregunta qué tipo de fertilizantes y nutrientes recomiendan en tu vivero y no subestimes su importancia.
  • El control de plagas: para combatir las distintas plagas es muy bueno el jabón insecticida, que también se puede usar como preventivo. Rocíalas con agua jabonosa para mantener lejos a los parásitos. Cuando veas que alguna está infectada con un hongo o peste, es recomendable separarla del resto para evitar que se contagien.
  • Limpiarlas cada tanto quitando las hojas y flores secas: Cada variedad tiene sus particularidades en términos de poda. Averígualas.
  • Ubicarlas en lugares con luz apropiada para cada especie y variedad: Algunas necesitan sol y otras sólo sobreviven en la sombra. Si ves que crece bien en un lugar no la cambies a otro.
  • Eliminar el polvo de las hojas: aunque parezca inofensivo, el polvo no les permite realizar bien el proceso de fotosíntesis. Puedes usar un pincel, un paño húmedo o rociarlas con una mezcla de jabón blanco neutro, diluido en agua. Se verán más bonitas y se mantendrán más sanas.

Muebles reciclados

Decora tu hogar con pallets

Abono para plantas

Los abonos químicos son de resultado rápido, pero no son lo ideal para el medio ambiente. Lo más recomendable es recurrir a los abonos orgánicos. Puedes hacer tu propio compostaje aprovechando algunos de los desechos cotidianos. Restos de café o té, cáscaras de huevo o de banana, restos de comida de perros y gatos, etc. Sus proteínas y micronutrientes mejoran la composición de la tierra.

Cómo podar las plantas

Es importante cada año cortar los tallos que se vean marchitos o débiles con unas tijeras adecuadas. En el caso de plantas colgantes, como las julietas; o las hiedras, que crecen horizontalmente; es conveniente podar los tallos que superen los 10/15 cm, una vez por año. Esto le ayudará a fortalecerse y crecer mejor.

En el caso de las plantas de jardín con flores, es clave sacar las flores marchitas y las hojas secas, para prevenir enfermedades y devolverles energía.

Cómo cuidar plantas

Plantas de exterior: cómo elegirlas

Si quieres sumar verde a tu balcón, tu patio o tu jardín y tienes la suerte de que reciban bastante sol, es clave elegir plantas de sol, ya que soportan bien las temperaturas altas y la agresión de los rayos.

Si buscás variedades con flores, las más resistentes son las margaritas, la lavanda y los geranios, que además requieren pocos cuidados. También la Buganvilla, Geranios, Rosales, Verbena, Claveles, Lavanda, Petunias, Galanía, Tulipanes, Boca de dragón o Conejitos, Dalia y Yerbera.

Tipos de plantas de exterior

Los tipos son muy variados, y en general se clasifican según la temporada del año en la que florecen.

  • De primavera y verano: geranios, murcianas, petunias, impatiens, claveles y brásicas.
  • De otoño e invierno: pensamientos, bellis, caléndulas y ciclámenes.

Otra buena opción si tienes espacio son los arbustos, y también las trepadoras o enredaderas, que son muy decorativas y sirven para cubrir paredes y delimitar espacios exteriores (Hiedra, Enamorada del muro, Pasionaria, Dama de noche, Campanillas y rosales trepadores).

Cajones para plantas

Plantas para invernadero

Un invernadero no demanda gran espacio pero cambia totalmente el aspecto y la emocionalidad de un lugar si lo mantenemos lindo y prolijo.

Un jardín de invernadero pequeño deberá estar bien diseñado para optimizar el espacio. Puedes armarlo a tu gusto, con un estilo más moderno o ecléctico o más bien clásico. Son un excelente complemento en la decoración hindú.

Los arbustos y los árboles pequeños, son ideales para un jardín de invernadero, pero todo depende del sol que reciba ese espacio. Las suculentas y cactus necesitan pleno sol y poco riego y son ideales para ubicarlas cerca de las ventanas. Los helechos y bulbosas deben estar en algún rincón que reciban semi-sombra.

Para los balcones el pasto sintético es una linda opción y también funcionan muy bien los arbolitos en macetas, que deben ser anchas y profundas. En este caso es clave mantener la poda para que no crezcan tan grandes.

Otra excelente opción es el jardín vertical, que resulta ideal en espacios reducidos. Puedes hacer tu propia huerta orgánica o incluso sembrar hierbas medicinales o hierbas aromáticas comestibles.

Cómo trasplantar

Lo recomendable es cambiar una planta a una maceta más grande cada 2 o 3 años como
mucho. Puedes detectar el momento ideal cuando veas que las raíces salen por los orificios de drenaje de la planta. O cuando notes que la tierra está muy apelotonada en una maraña de raíces.

Al pasarla a una maceta más grande, agregale tierra floja, algún fertilizante y, con un cuchillo, recorta un poco las raíces de los bordes, porque es probable que estén dañadas.

¿Todavía no te registraste en Mercado Libre? Quiero registrarme