Impuestos a la vivienda: por cesión y por herencia

Se cree que al recibir un bien inmueble por herencia o cesión los impuestos serán menores. Esto no es así, mejor prepárate anticipadamente.

Mientras que una cesión significa la renuncia voluntaria de una cosa, acción o derecho en favor de otra persona, las herencias se basan en recibir, por ley o testamento, algo que un familiar difunto te dejó. Claro está que, como podemos ver, no es lo mismo. Los dos conllevan responsabilidades y, por supuesto, generan impuestos a la vivienda.

impuestos a la vivienda

Conocer los nuevos desarrollos inmobiliarios en Mercado Libre

Particularmente, cuando se trata de bienes inmuebles, no existe el concepto “cesión” pues la transmisión de derechos reales sobre alguna propiedad sólo se puede realizar por medio de:

  • compraventa,
  • donación, o
  • permuta.

De igual forma, es necesario diferenciar entre dos grandes tipos de impuestos: los locales y los federales.

¿Qué pasa con el ISR e IVA?

El impuesto sobre la renta (ISR) –mismo que se puede exentar al vender el bien–, y el impuesto al valor agregado (IVA) son impuestos federales que no se causan cuando existe una donación. Esto únicamente aplica cuando los padres donan a un hijo, cuando los hijos donan a los padres o cuando la operación se realiza entre cónyuges.

En caso de que la donación se realice a familiares indirectos o no familiares, éstos deberán pagar el ISR por adquisición, el cual asciende al 20% del valor comercial que resulte según el avalúo.

Por otra parte, los impuestos locales se pagan de manera normal, es decir, el costo de la escritura para el adquiriente en una herencia es el mismo que para el donatario. Pero, en el caso de recibir un inmueble por herencia, los impuestos federales estarán exentos, tal y como lo muestra el arancel de notarios para el Distrito Federal, con los siguientes valores aproximados:

¿Por qué es distinto?

La diferencia entre donar y heredar un inmueble radica en que la donación se hace en vida, mientras que la herencia se hace una vez que la persona ha fallecido. La recomendación en ese sentido es evitar la donación ya que, a menudo, los donantes pierden sus bienes y, por lo tanto, la posibilidad de hacer uso de ellos para tener un respaldo económico en caso de enfrentar alguna enfermedad o situación que ponga en riesgo su bienestar.

Por lo demás, se constata que recibir una propiedad por donación o herencia implica los mismos gastos en pago de impuestos locales y federales, salvo en los casos en que el procedimiento se realice en favor de familiares indirectos o no familiares.

¿Todavía no te registraste en Mercado Libre? Quiero registrarme