Open House: cómo mostrar tu inmueble y venderlo de una vez

¿Sabes qué es un open house? Utiliza lo que más te convenga de esta práctica popular en otros países. Encuentra aquí todo lo básico para lograr vender tu casa más rápido.

Cuando se trata de cerrar la compra-venta de un departamento o casa, y hacerlo sin intermediarios, uno puede llegar a sentirse solo, como en una lancha en medio del mar, pero con algo de organización, un buen open house y algunas técnicas diferentes, podrás lograr vender (o rentar) tu inmueble en un tiempo menor.

Recuerda tener mucha paciencia, pues puedes encontrarte con momentos frustrantes si todo toma más tiempo de lo que pensabas. Lo primero que debes hacer es lograr que más personas sepan y sean atraídas por el lugar que estás ofreciendo; quienes buscan un hogar, toman como primeras opciones aquellos sitios de confianza especializados en el comercio. Mercado Libre es por eso una plataforma donde miles de personas de todo México anuncian sus propiedades para realizar ellos mismos las transacciones más importantes de forma segura.

Anteriormente te hemos hablado de lo importante que es dejar tu casa perfecta para anunciarla en Mercado Libre, y cómo las fotografías tienen mucha importancia. Ahora te contaremos del papel que juega estar listo para dejar a las personas entrar a la casa, un open house, algo donde tus habilidades de anfitrión son muy importantes.

¿Qué es un open house?

En México es una práctica menos utilizada, comparada con países donde es más común, como Estados Unidos, pero más que buscar copiar una tradición y hacer que encaje aquí, buscaremos entenderla y tratar de obtener aquellos elementos que mejor funcionen en la cultura mexicana.

Open house, significa realizar un evento a puertas abiertas para que posibles compradores entren a la casa o inmueble, lo vean, entren a los cuartos y ellos mismos tomen su tiempo para descubrir el lugar. Por lo general, a estos eventos asisten varios posibles compradores a la vez, ya que se convoca a varias personas en un día y horario específico, mientras que el vendedor actúa más como un anfitrión y cuida que el evento se desarrolle de buena forma y las personas aprecien la casa. Comúnmente también se ofrece alguna bebida o bocadillo.

Tú puedes escoger si es algo con lo que te sientes cómodo, pues esto varía según distintos factores, por ejemplo, si aún vives ahí y está lleno de tus objetos personales, si está ahí tu familia, si te sientes cómodo con una casa llena de extraños, etc. Esta práctica es más común en casas deshabitadas, sobre todo porque la idea no es que las personas se sienten en los sillones a hacer una fiesta, sino dar un tour por la casa pero de forma amena.

Toma los elementos que te sirvan

Puedes no realizar un open house auténtico, sino con menos convocatoria, con las personas que te contacten a través de tu anuncio, pero no dejar de lado el convertirte en anfitrión. Escoge horarios para mostrar la casa que sean no laborales, por ejemplo, las mañanas de los fines de semana, comenta a los interesados que se realizará un open house y que pueden asistir en ese horario (esto te evitará cancelar visitas porque se empalmen los horarios) y podrás recibir a más compradores interesados en el mismo día.

Recuerda ser atento con las personas que visiten, responder sus preguntas, ofrecerles algo de tomar y tener algunos bocadillos listos. Basta algo sencillo como agua, jugo o café, y los bocadillos los podrías preparar tú mismo.

Utiliza técnicas de home staging

Esto significa realizar tareas de mantenimiento y decoración que hacen ver al espacio mucho más agradable y atractivo para los compradores; la práctica en específico es habitual en países europeos. El término en inglés se podría traducir como una “puesta en escena” y supone un gasto mucho menor de lo que sería en realidad hacer una renovación del hogar. La idea es lograr ambientes neutros para atraer a distintos gustos.

open house

Haz una decoración express antes de tomar las fotografías, no importa si sólo estarán los muebles o cuadros ahí durante la foto o durante las visitas en tu open house, al final de cuentas cuando alguien compre la casa, no estarán esos muebles.

Ahora tienes más herramientas para no sólo publicar tu inmueble en Mercado Libre y llegar a miles de personas, sino para ser más atento con los visitantes, así será más fácil que crees empatía y te los lleves a la bolsa. ¿Listo para lograr la venta que tanto quieres?

¿Todavía no te registraste en Mercado Libre? Quiero registrarme